• El caso del comerciante venezolano se conoció casi un mes después del asesinato, gracias a un video publicado en redes sociales. El delincuente, también conocido como “Viejo Narro”, ya ha sido procesado por la justicia peruana

El Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria de Trujillo, en Perú, dictó nueve meses de prisión preventiva contra Óscar Enrique Narro Correa, alias “Cara cortada”, quien es investigado por haber asesinado al comerciante venezolano Orlando Abreu.

Según el Comercio de Perú, el pedido de detención fue sustentado por la fiscal adjunta provincial Milagritos Carin Alfaro Valle de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Trujillo.

La funcionaria detalló que el delito cometido por “Cara cortada” se sanciona con una pena mínima de 15 años de cárcel y máxima de cadena perpetua.

La policía de Perú informó el 21 de febrero que Óscar Narro fue detenido luego de haber dado con su paradero un mes después de asesinar al comerciante venezolano.

Abreu, un abogado de 26 años de edad, recibió disparos a quemarropa por negarse a pagar una “vacuna” para continuar trabajando en el mercado mayorista de la ciudad de Trujillo, en ese país.

“Tú me conoces a mí, yo soy tranquilo. Yo no me he metido con ustedes. No me he metido con nadie”, dijo Abreu cuando Narro lo apuntaba con su arma.

El video del crimen perpetrado por “Cara Cortada” fue publicado en redes sociales el viernes 12 de febrero a pesar de que el hecho se registró el pasado 26 de enero. Los venezolanos en Perú y en todo el mundo manifestaron su indignación y exigieron justicia para Abreu.

¿Quién es “Cara Cortada”?

El periódico peruano El Correo informó que agentes de la División de Investigación Criminal (Divincri) capturaron a Narro cuando salió a comprar bebidas alcohólicas en un barrio de la zona.

El reporte policial también añade que durante el último mes el líder de la banda que extorsiona a comerciantes en el sector se escondía en la casa de un familiar para evitar ser detenido.

El delincuente, también conocido como “Viejo Narro”, ya ha sido procesado por la justicia peruana y estuvo recluido en el penal El Milagro de Trujillo.

Foto: Óscar Narro

El medio de comunicación agregó que Narro fue escoltado con estrictas medidas de seguridad al Complejo Policial Alcides Vigo de San Andrés, en Trujillo, para iniciar el proceso legal correspondiente.

Por su parte, el diario Trome de Perú reseñó que fue posible identificar a Narro debido a la difusión del video del momento del asesinato.

De acuerdo con esta información, el hombre sufre de artritis en una de sus manos y tendría entre 45 y 60 años de edad. Por esta razón, en las imágenes difundidas en las redes sociales, se pudo dar con la identidad del asesino.

Foto: Facebook

Por otra parte, según las autoridades de Perú, “Cara Cortada” tiene un largo historial delictivo con varios ingresos a la cárcel, entre los que se encuentran cargos como robo a mano armada, extorsión y sicariato.

“Su centro de operaciones siempre son los mercados y emporios comerciales”, concluye el reporte.

Crece la xenofobia

En las últimas semanas se ha reportado una ola de amenazas y ataques contra ciudadanos venezolanos en Perú.

El pasado sábado 20 de febrero se registró una marcha xenófoba contra venezolanos en Perú. La actividad finalizó con destrozos a la sede diplomática venezolana en Lima. En ese sentido, la Defensoría del Pueblo de esa nación exigió iniciar una investigación y “emitir las sanciones correspondientes”.

“Lamentamos hechos de violencia y discursos xenofóbicos contra ciudadanos venezolanos ocurridos en marcha realizada hoy. Las acciones discriminatorias no deben ser toleradas por sociedad ni autoridades. Exigimos investigar y emitir sanciones correspondientes”, expresó la Defensoría en un comunicado publicado a través de Twitter.

En otro trágico hecho de violencia, Wilmer Colmenares, ingeniero venezolano, murió luego de recibir una golpiza y, posteriormente, fue lanzado desde un tercer piso cerca del lugar en el que trabajaba en Perú.

Según denunció su prima, Karla Tapias, el venezolano de 41 años, se reunió con unos amigos y fue allí donde alguien, denuncia la joven, le puso algo a su bebida que lo hizo actuar de forma extraña.

Al tercer día, la víctima, oriunda del estado Táchira, acudió a su trabajo en la mañana “hablando incoherencias”.

“Me dijeron que en la mañana mi primo veía a los muchachos donde trabajaba y supuestamente no los reconocía, estaba ido, desorientado. Una señora grabó el video con lo sucedido. Le llegaron a preguntar qué había pasado. Ella dice que lo vio caminando normal, y tal vez se confundió, entró a ese piso y lo empezaron a empujar”, denunció Tapias para el diario La Nación.

Esta nota fue actualizada el 23 de febrero.

Noticias relacionadas