• La tecnología, Wi-Fi 6, está diseñada para reducir la congestión de los dispositivos. Lo ponemos a prueba. Imagen: Glenn Harvey

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota A New Generation of Wi-Fi to Improve Your Home Network, original de The New York Times.

Cuando la pandemia cambió nuestras vidas, muchos de nosotros nos vimos obligados a quedarnos en casa y cambiar nuestro trabajo y pasatiempos a Internet. Las reuniones de oficina y los salones de clases fueron reemplazados por videollamadas. Nos emborrachamos en Netflix, jugamos más videojuegos y compramos en línea.

El resultado: cerramos nuestras redes Wi-Fi domésticas con más dispositivos que funcionaban más que nunca. Nuestras conexiones a Internet congestionadas, que contribuyeron a videollamadas irregulares y descargas lentas, se convirtieron en el dolor de cabeza tecnológico número uno .

Ahora ha llegado una nueva generación de Wi-Fi, conocida como Wi-Fi 6, para solucionar este problema. Aporta velocidades más rápidas y una cobertura más amplia. Lo más importante es que la tecnología inalámbrica hace un mejor trabajo al compartir una conexión de datos de manera más eficiente entre una gran cantidad de dispositivos domésticos, como teléfonos, tabletas, computadoras, parlantes inteligentes y televisores.

Con Wi-Fi 6, cuando un dispositivo consume grandes cantidades de datos, como una consola de videojuegos que descarga un juego enorme, no ralentizará toda la red, que era lo que sucedía con la tecnología Wi-Fi anterior.

Wi-Fi 6 debutó en 2018, pero alcanzó la corriente principal solo este año, cuando se volvió más asequible, con dispositivos que cuestan tan solo $ 70 y están más disponibles en los nuevos enrutadores de Internet. Muchos teléfonos inteligentes y computadoras más nuevos ahora también incluyen chips que les ayudan a aprovechar Wi-Fi 6.

Leer más  El COI presentó su plan para aplicar la inteligencia artificial a los Juegos Olímpicos

¿Entonces cómo funciona exactamente? Imagínese automóviles conduciendo por una carretera. En las redes Wi-Fi más antiguas, los automóviles, que representan dispositivos que transmiten datos, circulan por un solo carril. Un dispositivo que tarda mucho tiempo en completar una tarea con muchos datos es como ese desagradable lento que obliga a todos los que están detrás a pisar el freno.

Wi-Fi 6 reduce la congestión al dirigir el tráfico. Ahora hay varios carriles: carriles para vehículos compartidos para los dispositivos más nuevos y más rápidos y un carril lento para los más antiguos y lentos. Todos los vehículos también están llenos de personas, lo que representa grandes lotes de datos que se transportan a través de la red simultáneamente.

“Wi-Fi 6 puede ser mucho más eficiente para hacer que muchos más autos se pongan en camino más rápido”, dijo David Henry, vicepresidente senior de la empresa de redes Netgear.

Recientemente probé dos nuevos enrutadores Wi-Fi 6 y los comparé con un enrutador Wi-Fi de la generación anterior, lo que generó algunos resultados medios, así como mejoras más sorprendentes. Esto es lo que aprendí.

Prueba, prueba

Por lo general, tengo más de dos docenas de dispositivos conectados a Internet en funcionamiento, incluidos altavoces inteligentes, un termostato y una báscula de baño. Eso pareció hacer de mi hogar un entorno de prueba ideal para Wi-Fi 6.

Los enrutadores Wi-Fi 6 que elegí fueron el Eero Pro 6 de Amazon, que cuesta alrededor de $ 230, y el Orbi de Netgear , que cuesta $ 380. Los comparé con un enrutador Google Wifi , que costaba aproximadamente 130 dólares cuando se lanzó en 2016.

Leer más  El COI presentó su plan para aplicar la inteligencia artificial a los Juegos Olímpicos

Una prueba consistió en descargar un episodio de la serie de Netflix “The Final Table” en dos teléfonos inteligentes y una tableta mientras se transmite video en otra tableta.

Los enrutadores Wi-Fi 6 funcionaron mejor que el enrutador más antiguo, pero solo marginalmente:

En los enrutadores Eero y Netgear, los tres dispositivos tardaron unos 45 segundos en terminar de descargar el episodio de televisión. En el enrutador de Google más antiguo, la tarea tomó 51 segundos, un 13 por ciento más lenta.

Cuando intenté transmitir un video de alta definición en una tableta mientras los otros dispositivos estaban descargando archivos, no hubo un retraso notable en la reproducción del video en tiempo real en los enrutadores Wi-Fi 6 o en el enrutador más antiguo.

Pasé los enrutadores a través de muchas pruebas como la anterior, incluida la descarga de videojuegos mientras hacía una videollamada. Los resultados fueron a menudo decepcionantes. Entonces, ¿qué pasa?

Nick Weaver, director ejecutivo de Eero, el fabricante de enrutadores propiedad de Amazon, dijo que el beneficio de reducir la congestión con Wi-Fi 6 sería más visible en un entorno con muchos más dispositivos, como una oficina con cientos de computadoras que realizan tareas pesadas en al mismo tiempo.

“Es menos importante en el entorno del hogar”, dijo. La mayoría de los hogares todavía no tienen tantos dispositivos.

Keerti Melkote, fundador de Aruba, una empresa de Hewlett Packard Enterprise que ofrece productos Wi-Fi para empresas, ofreció otra teoría. La mayoría de los dispositivos en mi hogar necesitarían tener chips que los hicieran compatibles con Wi-Fi 6 antes de que los beneficios fueran más pronunciados, dijo. Solo una cuarta parte de mis dispositivos conectados a Internet los tienen.

Leer más  El COI presentó su plan para aplicar la inteligencia artificial a los Juegos Olímpicos

Ventajas

Esos no fueron resultados asombrosos. Pero la buena noticia fue que al usar Wi-Fi 6, noté cambios sutiles en toda mi casa.

Por un lado, mis parlantes inteligentes de Amazon ahora responden mejor. En mi habitación, le pido a Alexa que controle un par de bombillas conectadas a Internet. Con el enrutador más antiguo, cada vez que decía, “Alexa, enciende las luces”, había un retraso de unos dos segundos antes de que las luces se encendieran. Ahora es menos de medio segundo.

Noté algo similar en MyQ, que me permite usar una aplicación de teléfono inteligente para controlar la puerta de mi garaje. Anteriormente, después de presionar el botón, esperé varios segundos a que se abriera la puerta. Ahora la espera es una fracción de segundo.

Mis videollamadas también se ven más claras de lo que solían ser y tardan menos en conectarse.

Esto sugiere que Wi-Fi 6 es una inversión a largo plazo. Cuantos más dispositivos conectados a Internet entren en los hogares de las personas en los próximos años, más visibles serán las ventajas.

“Tomará tiempo, pero las mejoras serán reales”, dijo Melkote.

Línea de fondo

De los dos enrutadores Wi-Fi 6 que probé, preferí el Eero Pro 6. Es $ 150 más barato que el Netgear Orbi, y ambos enrutadores fueron igualmente rápidos en mis pruebas. La configuración de Eero también fue más simple.

¿Pero quién debería comprar?

Leer más  El COI presentó su plan para aplicar la inteligencia artificial a los Juegos Olímpicos

Mi experiencia indicó que las personas que compraron un enrutador en los últimos cinco años probablemente no verían mejoras importantes de inmediato, por lo que no hay prisa por actualizar.

Es probable que esos clientes estén mejor esperando por Wi-Fi 6E, una tecnología recientemente revelada que supuestamente ofrece aún más mejoras para reducir la congestión de la red en vecindarios densos. Los enrutadores que funcionan con Wi-Fi 6E están comenzando a implementarse, y son muy costosos, por lo que podrían pasar varios años hasta que sea práctico considerar la actualización.

Pero si compró un enrutador hace más de seis años, la actualización a Wi-Fi 6 ofrecería un gran impulso en la velocidad y los beneficios generales serían más notables. Esto se debe principalmente a que en 2015, la Comisión Federal de Comunicaciones eliminó las restricciones que habían limitado la potencia de transmisión inalámbrica de los enrutadores Wi-Fi, lo que permitió que los nuevos fueran 20 veces más potentes.

Aquí hay una regla empírica aún más simple: si está satisfecho con su conexión a Internet en casa, conserve lo que tiene y actualice cuando sienta que debe hacerlo. Incluso Melkote no ha dado el salto a Wi-Fi 6. Dijo que planeaba hacerlo este año porque su familia estaba trabajando y asistiendo a la escuela desde su casa en el futuro previsible.

En cuanto a mí, aunque las mejoras con respecto a mi enrutador anterior fueron solo marginales, no hay vuelta atrás. Parece que conecto media docena de dispositivos nuevos a mi red cada año, así que necesitaré esos carriles adicionales.

Traducido por Oswaldo González

Noticias relacionadas