• Una poderosa línea de foul impactó en la cara del técnico venezolano. Esto fue durante el spring training de las Grandes Ligas en 2011. Además del pelotazo, presentó múltiples fracturas en la cara | Foto: AP

Mientras presenciaba un juego de temporada primaveral de las Grandes Ligas, entre Cardenales de San Luis y Bravos de Atlanta, Luis Salazar recibió un pelotazo que, a la postre, le hizo perder el ojo izquierdo. Este 10 de marzo se cumplieron 10 años de aquel accidente que sufrió el coach venezolano.

Salazar se encontraba en el primer escalón del dugout cuando Brian McCann —entonces receptor de los Bravos— estaba al bate y conectó una poderosa línea de foul que impactó en la cara del venezolano, quien cayó y golpeó su cabeza contra el pavimento. En aquella época actuaba como mánager de la filial clase A de Atlanta.

Luis Salazar: diez años de un pelotazo que le hizo perder un ojo
Foto: AP

El juego se interrumpió durante 20 minutos. Todos los presentes temían de haber sido testigos de una muerte. Luis solo se desmayó, afortunadamente, al tiempo que sangraba por la nariz y boca. No sufrió daños cerebrales. Luego lo trasladaron en helicóptero hasta el hospital regional de Orlando.

Ha sido uno de los momentos más feos que he vivido en el beisbol. En el clubhouse muchos lloramos, pensando lo peor”. Eduardo Pérez, en ese momento coach de bullpen de los Bravos.

Consternado por lo ocurrido, McCann no volvió a jugar cuando el partido de exhibición se reanudó. El receptor visitó al venezolano en el centro médico y se mantuvo en contacto con él. “Lo que pasó fue algo muy, pero muy raro. Algo muy desafortunado. Te hace sentir muy mal”, dijo McCann un día después de provocar el pelotazo.

Luis Salazar en las Grandes Ligas
Foto: Cortesía

Los médicos tuvieron que removerle el ojo izquierdo a Salazar el 15 de marzo de 2011. Además de la lesión en el ojo, presentó múltiples fracturas en la cara. “Lo positivo, y eso es lo que debemos tener en cuenta, es que esto ha sido el mejor desenlace: salió vivo”, expresó Frank Wren, otrora gerente general de la organización de Georgia.

Pese a que el pelotazo le hizo perder el ojo, el venezolano mostró su intención de continuar trabajando para los Bravos. Se recuperó de sus lesiones y regresó al dugout de Lynchburg Hillcats —sucursal de Atlanta entre 2011 y 2014— el 15 de abril de ese año. En junio recibió un ojo prostético temporal y uno permanente en agosto.

“Quiero agradecer a todos en Venezuela, por el apoyo y la atención. Soy afortunado, porque pude haber muerto. Los médicos me dijeron que puedo llevar una vida normal, que lo único que no podré hacer es pilotear un avión”, declaró Salazar al periodista Alexander Mendoza.

Luis Salazar como pelotero

Luis Salazar en las Grandes Ligas
Foto: Cortesía

Luis Ernesto Salazar García nació el 19 de mayo de 1956 en Lechería, estado Anzoátegui. Jugó en las Grandes Ligas entre 1980 y 1992, para Padres de San Diego (1980-1984, 1987 y 1989), Medias Blancas de Chicago (1985-1986), Tigres de Detroit (1988) y Cachorros de Chicago (1989-1992).

Poseedor de una gran defensa, buen brazo y rapidez en el corrido de bases, Salazar era un pelotero versátil. Vio acción en todas las posiciones, a excepción de la receptoría. Se caracterizaba por jugar con inteligencia, seguridad y agresividad, de acuerdo con beisbolinmortal.

Le gustaban los envíos altos o a nivel de las letras del uniforme. Fue el primer grandeliga venezolano que bateó sobre los .300 puntos de average en sus primeras dos temporadas. Dejó un promedio vitalicio de .261, con 94 jonrones y 455 carreras remolcadas. Con San Diego perdió la Serie Mundial de 1984 contra los Tigres de Detroit.

Números en las Grandes Ligas

En sus 13 campañas en Las Mayores tuvo 1.302 partidos, con 4.101 turnos al bate, 1.070 hits, 144 dobles, 33 triples; 117 robos de base, 179 boletos recibidos y 653 ponches. Su porcentaje de embasado fue de .293, porcentaje de slugging de .381 y OPS de .673. Logró .956 como porcentaje de fildeo.

En Venezuela jugó con Llaneros de Portuguesa (1975-1976) y Tiburones de La Guaira (1976-1994). En La Guaira formó parte de la afamada Guerrilla, junto con Oswaldo Guillén, Gustavo Polidor, Norman Carrasco, Argenis Salazar, Carlos “Café” Martínez, Juan Francisco Monasterios, Alfredo Pedrique, Raúl Pérez Tovar, Felipe Lira, entre otros.

Ganó tres campeonatos en sus 17 temporadas en la LVBP: 1982-1983; 1984-1985 y 1985-1986. Como refuerzo de los Leones del Caracas conquistó la Serie del Caribe de 1982, tal como reseña beisbolinmortal.

Luis Salazar en la cueva

Luis Salazar: diez años de un pelotazo que le hizo perder un ojo
Foto: AVS Photo Report

Después de su retiro como pelotero se desempeñó como técnico. En la pelota venezolana dirigió a los Tiburones de La Guaira (1994-1995; 1999-2000; 2000-2001: 2001-2002; 2002-2003 y 2003-2004) y fue coach de banca de los Leones del Caracas (2007-2008 y 2015-2016).

Como coach, estuvo en la selección de Venezuela para el primer Clásico Mundial de Beisbol (2006). Asimismo, es miembro del Museo de la Herencia Hispana (2010) y del Salón de la Fama del Beisbol Venezolano (2011). Tiburones retiró su camiseta con el número 3 a finales de 2011, en un acto conmemorativo.

En el exterior fungió como coach de bateo en varios equipos de ligas menores, como Louisville Riverbats (1999), Indianapolis Indians (2000), Jacksonville Suns (2008) y Chattanooga Lookouts (2009). Fue coach de primera base de los Cerveceros de Milwaukee en 2001. En la Doble A de Atlanta dirigió a Ronald Acuña Jr.

Noticias relacionadas