• Las aplicaciones de taxis, carros particulares y transporte entre estados han comenzado a funcionar en el país. Cada una de ellas se presenta como una alternativa innovadora para la movilización de las ciudades

El transporte es un gremio perjudicado por la crisis económica de Venezuela y los usuarios, con las mismas dificultades, han visto el deterioro de la movilización en las ciudades. Por eso mismo, la tecnología se ha convertido en una alternativa para revitalizar la confianza de los usuarios en el transporte público y privado. Además, permite que los ciudadanos, temerosos por la inseguridad, disfruten la ciudad con mayor tranquilidad. 

Las distintas aplicaciones para la contratación de taxis, carros particulares, camionetas y, en algunos casos, hasta autobuses, son parte de la rutina diaria en las grandes ciudades del mundo. En Venezuela la digitalización del transporte privado estuvo detenida por la crisis económica, pero en los últimos años se han creado varias aplicaciones para mitigar esa ausencia en el mercado. La mayoría de ellas son emprendimientos venezolanos.

El equipo de El Diario investigó diversas aplicaciones más utilizadas en el país en el área de transporte. La mayoría están delimitadas a trayectos dentro de las ciudades, pero en el último año, por la pandemia por covid-19, se han diversificado a viajes largos. 

Nekso

Esta aplicación fue una de las primeras en viralizarse como una alternativa segura y confiable de transporte. Se fundó en 2015 y para 2016 obtuvo más de 250.000 solicitudes en 13 ciudades del país y contabilizó más de 200 líneas de taxis afiliadas. La compañía se caracteriza por ser un intermediario entre los conductores, líneas de taxi y los usuarios, siguiendo algunos protocolos de confianza como: pago con tarjeta de crédito, la reputación del conductor y el pasajero, entre otros. 

“Trabajamos con las líneas de taxis más reconocidas de cada ciudad donde operamos, con conductores que conocen cada rincón de ellas porque son los profesionales del volante. A ellos les ofrecemos una atractiva oferta de servicio, ya que perciben una oportunidad de negocio estable y seguro que les permite incrementar su eficiencia al reducir el ‘tiempo muerto’ y acceder a una cartera de clientes ampliada”, explicó en su momento Miguel Santana, manager de la empresa. 

El usuario puede encontrar esta aplicación en Google Play y en Apple Store, para descargarla a su celular. Su Instagram es @nekso_venezuela.

Lyberi, mi taxi VIP

Una de las características más reconocidas de esta aplicación es la posibilidad de cotizar un traslado. Además, existen varios tours o paquetes turísticos que utilizan la app como un medio de transporte seguro para trasladar a los turistas. 

Apps de transporte más populares

La sede de la empresa queda en Guarenas, estado Miranda, y funciona, en su mayoría, en la ciudad de Caracas. Permite crear una reservación para un traslado diario. Por ejemplo, si la persona o la compañía necesita un vehículo para trasladarse diariamente, puede pedir una cotización en la app y pagarla a crédito, cada semana. Una de las facilidades de la aplicación es la posibilidad de conocer al conductor previamente. Sus tarifas y servicio están en la cuenta de Instagram @lyberyve.

Este servicio en América Latina

El uso de los teléfonos inteligentes en la región ha permitido que más de 36 millones de personas adopten aplicaciones como Uber, Cabify, Easy Taxi, 99, Beat, Nekso, Taxify, entre otras. Según las cifras presentadas por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el 62% de los latinoamericanos están conectados a un teléfono de nueva generación.

Ahora, el valor de las grandes compañías de transporte se ha incrementado en los últimos. Uber -una de las más conocidas- tiene un valor de 120.000.000.000 de dólares y la industria de apps de transporte supera los 500.000 millones de usuarios y los 60.000.000.000 en ganancias.

Otro Taxi & Delivery

Mikail Rojas y Freddy Puerta son dos emprendedores venezolanos que vieron una oportunidad en la crisis de transporte. La aplicación fue ideada a mediados de 2019 y en 2020, en medio de la pandemia, se estrenó ante los aliados comerciales y clientes potenciales. Unas de las características positivas de Otro Taxi & Delivery es la amplitud de su servicios. 

“Es una solución que nosotros le brindamos a los venezolanos para todo lo que son las necesidades de movilidad. Con nosotros podrás tener acceso a una gran cantidad de servicios, entre ellos, traslado de vehículos, delivery, entregas, despachos de productos, mudanzas y servicios con grúas de auxilio vial. Recientemente acabamos de ingresar a nuestro servicio las ambulancias y muchísimas cosas más”, dijeron Rojas y Puerta en una entrevista para El Nacional. 

Apps de transporte

La captación de “drivers”, como ellos denominan a los conductores, es otro de los puntos primordiales de la empresa. Cada uno de los trabajadores debe tener un carro en buen estado. Posteriormente, los servicios profesionales presentes en la aplicación abarcan desde la abogacía hasta la albañilería. “Próximamente estaremos en España. En Venezuela ya tenemos prácticamente seis meses en el mercado. En Miami  ya comenzamos el primero de este mes de diciembre y vamos a comenzar en Madrid a partir de enero”, comentaron. 

Ridery, una nueva app en el mercado

La empresa se estrenará en el mercado venezolano el 15 de marzo de 2021. Su estilo de negocio es parecido al de Uber, la reconocida compañía de transporte privado en el mundo. “Vehículos desinfectados periódicamente, mascarillas y gel antibacterial para conductores. Reforzamos nuestras medidas de higiene para viajar con la mayor seguridad”, indican en su página web.

La tarifa de los primeros 1.000 clientes será de 2 dólares, pero solo se podrá utilizar un cupón por persona. Asimismo, en el portal web de la aplicación, los clientes pueden consultar la tarifa de su destino. De esta manera, Ridery espera atraer a los consumidores venezolanos que cada día sufren las consecuencias del deterioro del transporte público.

La plataforma también ofrece un registro para aquellos ciudadanos que quieran trabajar como conductores. La página dispone de un formulario en el cual exigen como requisitos: disponer de un carro en buen estado, tener un teléfono inteligente y disposición de atención al público.

Los ingresos estimados por este empleo, de acuerdo con Ridery, son de 500 a 800 dólares luego de gastos por gasolina, aceite y datos para el equipo móvil.

Estas aplicaciones son alternativas para mitigar las dificultades de la crisis. Además, representan una muestra del emprendimiento venezolano y la capacidad de sobreponerse a las dificultades a través de la creatividad y la tecnología.

Noticias relacionadas