• De acuerdo con estimaciones de la oficina de Presupuesto del Congreso entre 10.000 a 20.000 personas permanecerían en su estado actual de no inmigrante o adquiriría otro estatus durante los 18 meses posteriores a la promulgación del programa. Foto: AFP

Los venezolanos se han convertido en los décimos primeros ciudadanos en recibir un Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, siendo éstos quienes tendrán mayor cantidad de personas protegidas, con 323 mil aproximadamente, representando 48% de los beneficiarios de dicha medida, debido al tamaño de la diáspora que habitaba la nación norteamericana al momento de recibir dicho beneplácito.

Beneficiario del permiso de estatus temporal en EEUU

NaciónCantidad de beneficiadosPorcentaje
El Salvador247.41237,3%
Haití55.2188,33%
Honduras79.29011,9%
Nepal14.5492,1%
Nicaragua4.4090,66%
Siria7.00010,5%
Somalia4540,06%
Sudán7710,11%
Sudán del Sur980,01%
Venezuela323.00048.7%
Yemen1.6470,24%
TOTAL662.487100%

Antes de que el presidente Joseph Jr. Biden concediera el TPS a los venezolanos, diversos senadores demócratas habían introducido en 2019 un proyecto de ley con dicha finalidad, que nunca logró consenso en el Senado, de mayoría republicana en aquel entonces.

Este año, los senadores demócratas Bob Menendez, Dick Durbin, Patrick Leahy, Cory Booker y el republicano Marco Rubio relanzaron el proyecto luego de un memorando de último minuto del expresidente Donald Trump para permitir que la nueva administración difiera las deportaciones de venezolanos a través de la salida forzada diferida (DED).

Sin embargo, no fue necesario votar dicho proyecto de ley para que la Administración de Biden otorgara el estatus de protección a los venezolanos, una promesa de campaña que cumplió antes de los 100 días de su mandato.

Bajo este esquema de protección, la oficina de presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) había estimado cuáles serían los gastos e ingresos que el TPS para los venezolanos tendría en la administración nacional.

La CBO asume que bajo dicho programa, la mayoría de los ciudadanos venezolanos que serían beneficiados permanecerán en Estados Unidos, ya sea con estatus legal de no inmigrante o sin estatus legal.

La oficina presupuestaria anticipaba que la mayoría de los ciudadanos venezolanos que serían favorecidos permanecería en EE UU después de la expiración de los 18 meses periodo de estado de protección temporal (9 septiembre 2022).

El personal del Comité Conjunto de Tributación (JCT, por sus siglas en inglés) espera que miles de las personas que recibirán el TPS continúen trabajando, paguen impuestos y reciban créditos fiscales después de que expire ese estado. Por tanto, algunos efectos presupuestarios de la proyecto de ley continuaría después del periodo de 18 meses.

El presidente podría extender la designación de TPS para Venezuela al final de ese periodo de 18 meses pero los efectos presupuestarios de tal decisión no son atribuibles a estas estimaciones.

Las personas amparadas por este programa permitiría a los venezolanos recibir el TPS si estuvieran físicamente presentes en Estados Unidos continuamente entre la promulgación del proyecto de ley y la adjudicación de su solicitud, si solicitan tal estatus, y si no son inadmisibles por ciertos motivos (relacionado con el crimen y la seguridad nacional).

Aunque el Departamento de Estado rastrea las visas que ha emitido y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) registra las admisiones de extranjeros , así como sus salidas desde la mayoría de los puertos de entrada aéreos y marítimos, el DHS generalmente no recopila información sobre las salidas de extranjeros a México a través de puertos terrestres de entrada.

El DHS y una variedad de investigadores de inmigración estiman el número de extranjeros sin estatus legal en los Estados Unidos utilizando datos del censo y comparando la información de la encuesta con datos administrativos.

Foto: EFE

Sobre la base de esa investigación, la CBO estima que alrededor de 300.000 venezolanos estarían en Estados Unidos con estatus legal de no inmigrante o sin estatus legal al promulgación. Aquellos venezolanos con estatus de residente permanente legal no tendrían necesidad de solicitar para TPS.

De acuerdo con estimaciones de la CBO entre 10.000 a 20.000 de esos venezolanos permanecerían en su estado actual de no inmigrante (trabajadores temporales H-1B) o adquiriría otro estatus (asilado) durante los 18 meses posteriores a la promulgación del programa y, por lo tanto, no tendría que solicitar el TPS.

En ese sentido, la CBO anticipa que alrededor del 75% de los venezolanos restantes solicitarían y recibirían el TPS. En total, unas 200.000 personas recibirían el TPS bajo el programa aprobado por Biden.

Gasto directo estimado en un periodo de ocho años

La CBO y el JCT estiman el presupuesto total con base a un periodo de ocho años, en el que advierten que la medida aumentaría el gasto directo neto para impuestos reembolsables créditos, para beneficios de salud y para los costos de procesamiento del DHS y el cobro de tarifas de solicitud en 940 millones de dólares durante ese lapso de tiempo.

Aunque el TPS otorgado a los venezolanos tendrán inicialmente una vigencia de 18 meses, la CBO se anticipa a la medida gubernamental proyectando el gasto en un periodo de ocho años. Tomando en cuenta que los otros permisos temporales concedidos a otras 10 nacionalidades han sido renovados en el tiempo, siendo el de Nicaragua el más antiguo con 23 años de haber sido promulgado.

Créditos fiscales reembolsables

El Comité Conjunto de Tributación estima que aumentaría los desembolsos de ingreso ganado y los créditos tributarios por hijos, que son reembolsables, en aproximadamente 640 millones de dólares durante ese periodo. Los créditos tributarios reembolsables reducen la obligación tributaria general sobre la renta del contribuyente; si esos créditos exceden otras obligaciones tributarias, el contribuyente puede recibir el exceso en un reembolso.

El TPS permite a los beneficiarios solicitar un número de Social Security Number (SSN) y permiso de trabajo, lo que implica que los contribuyentes y sus dependientes califican para esos créditos.

Beneficios de la salud con subsidios

Las personas que se encuentran legalmente presentes en Estados Unidos, incluidos aquellos extranjeros con el TPS, puede recibir subsidios para el seguro médico adquirido a través del mercado de salud establecidos bajo la Ley de Asistencia Asequible -que estableció el expresidente Barack Obama- siempre que cumplan con otros criterios: no pueden tener acceso a una cobertura de seguro de salud asequible a través de otras fuentes y sus el ingreso familiar debe estar entre el 100% y el 400% de la pobreza federal.

Si sus ingresos están por debajo del 100% de los niveles de pobreza, también podrían ser elegibles para Medicaid (programa de salud para personas con un nivel de ingresos muy bajo) debido a su estado migratorio.

Foto: AFP

De esta manera, la CBO y el JCT estiman que alrededor de 20.000 venezolanos que recibirán el TPS comprarán un seguro médico a través del mercado de salud y tendría ingresos lo suficientemente bajo para calificar a los subsidios. Esa cobertura terminaría cuando expirara su TPS durante 2022.

Las agencias estiman que el costo promedio de esos subsidios sería aproximadamente 10.600 dólares por persona el primer año. Alrededor de 11.300 dólares el segundo. En total, esos subsidios aumentar el gasto directo en 300 millones de dólares.

Tarifas de solicitud y costos de procesamiento del DHS

El Departamento de Seguridad Nacional cobra tarifas de entre $ 50 y $ 545 para procesar una solicitud inicial de TPS, según cada caso.

La promulgación de este programa aumentaría el número de solicitantes de estatus de protección temporal y la autorización de empleo. Por ello, la CBO estima que la tarifa las recaudaciones también aumentarían y que las recaudaciones y gastos adicionales totalizarían unos 85 millones de dólares cada uno durante el periodo de vigencia del TPS.

El cambio estimado en los ingresos y los créditos fiscales reembolsables también incluye incertidumbre sobre si los venezolanos beneficiados trabajarían sin autorización y cómo pagaría impuestos, tanto bajo la ley actual como después de la expiración del TPS autorizado en el cuenta.

Los extranjeros sin autorización de trabajo pueden optar por trabajar fuera del sistema tributario, para pagar impuestos bajo su propio SSN previamente recibido, o pagar impuestos bajo un falso o robado SSN.

Noticias relacionadas