• Entre los desplazados hay 1.615 niños, 16 mujeres embarazadas, 109 lactantes y 183 adultos mayores de 60 años. La Acnur ha entregado 60 carpas para los albergues. Mientras que la OPS ha suministrado alimentos. Foto: Efe

El número de personas que ha huido desde Venezuela hacia la localidad colombiana de Arauquita por enfrentamientos armados entre la Fuerza Armada Nacional (FAN) y presuntos disidentes de las FARC se elevó este jueves a 3.961, según las autoridades de Colombia.

“Se trata de 3.961 personas, de las cuales 2.563 son venezolanas y hacen parte de 1.028 familias. Ese es el resultado de esta incursión terrorista en territorio venezolano que ha tenido como consecuencia este desplazamiento”, afirmó el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, en una declaración.

Los enfrentamientos comenzaron el fin de semana pasado en el estado Apure, limítrofe con el departamento colombiano de Arauca, del que hace parte Arauquita.

«Es muy importante tener presente que esta es una situación que no se da en Colombia, se da en territorio venezolano pero que tiene consecuencias para los hermanos venezolanos que pasan a territorio colombiano buscando salvaguardar su vida», agregó Espinosa.

La FANB informó que se enfrentó el domingo con grupos armados irregulares colombianos en La Victoria, una pequeña zona agrícola de menos de 130.000 habitantes del estado de Apure, que se saldó con dos militares venezolanos muertos.

Repartidos en 15 albergues

Según la Alcaldía de Arauquita hay habilitados en esa localidad 15 albergues donde las personas que huyeron son atendidas con la ayuda de organizaciones sociales y agencias internacionales. Entre esos organismos está la oficina Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en Colombia.

Foto: Efe

Entre las personas que han llegado a Colombia, detalló la autoridad local, hay 1.615 niños y 16 mujeres embarazadas. También hay 109 lactantes y 183 adultos mayores de 60 años.

El director de Migración Colombia dijo que la Acnur ha entregado 60 carpas para los albergues. Mientras que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha suministrado alimentos, así como pruebas de covid-19 que serán realizadas a un miembro de cada familia.

La violencia continúa

El director para las Américas de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, aseguró que la organización ha «recibido denuncias creíbles de abusos por parte de las fuerzas de seguridad venezolana en contra de la población de Apure que huyó hacia Arauca, Colombia».

«Estos reportes son sumamente preocupantes teniendo en cuenta el nefasto récord del régimen (de Nicolás Maduro)», añadió Vivanco.

La directora del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC) en Colombia, Dominika Arseniuk, denunció que las familias siguen huyendo a través de la frontera en busca de seguridad. «Ya que la violencia en la zona no ha cesado por completo».

«Las personas con las que hemos hablado están aterrorizadas y temen por sus vidas», advirtió Arseniuik. Pidió a los gobiernos de Colombia y Venezuela atender en el menor tiempo posible esta emergencia y garantizar la protección de la población.

«Pedimos a la comunidad internacional que acuda y apoye al gobierno de Colombia en la respuesta a la crisis», concluyó.

Con información de Efe

Noticias relacionadas