• Un especialista gana entre 2,32 y 3,96 dólares mensuales en los centros de salud pública venezolanos. Mientras que el salario de un médico colombiano es de unos 921 dólares
  • Alrededor de 24.000 profesionales de la salud se han ido del país, según la ONG Médicos Unidos

Texto: Osman Rojas Durán/ Cotejo.info

Los profesionales del sector salud en Venezuela han experimentado una caída progresiva de sus ingresos en los últimos siete años. La reducción es de un 98,15 % de acuerdo con los cálculos realizados para este reportaje, a partir del salario que percibían en el año 2014 y el que devengan este 2021.

Los médicos, enfermeras y trabajadores de los centros de salud pública del país han denunciado su realidad salarial en varias ocasiones. El monitoreo realizado por el equipo periodístico de Cotejo.info a las cifras salariales del sector arrojó que es el más bajo del continente.

En la práctica un especialista que trabaje en el sector público gana entre 2,32 y 3,96 dólares al mes. En 2014 su salario era de unos $215, de acuerdo con la tasa de cambio vigente en ese momento.

El monto actual luce insignificante cuando se compara con naciones vecinas como Colombia, lugar donde un médico gana 3.334.000 pesos mensuales que se traducen en 921 dólares.

Los médicos en Argentina, país que se encuentra sumido en recesión económica desde hace tres años, perciben alrededor de 604 dólares al mes.

La realidad salarial del personal de salud venezolano se suma a las carencias y los riesgos que deben sortear en los centros hospitalarios. Con la pandemia ahora deben cubrir parte -o la totalidad- de los implementos necesarios para ejercer con condiciones mínimas de bioseguridad.

De acuerdo a datos aportados por el gremio, Venezuela tiene una escasez superior al 60 % en materia de insumos para atender el covid-19: guantes, tapabocas, batas, alcohol, gel antibacterial, agua y jabón.

Aumentos salariales no compensaron pérdida del poder adquisitivo

La revisión documental de los sueldos del personal de salud en Venezuela evidencia que la reducción ha sido sostenida y está vinculada a la pérdida de poder adquisitivo que ha afectado a todos los sectores de la sociedad, entre ellos los pensionados que hoy cobran 99,5 % menos que en el año 2011.

Para efectos de este reportaje se inició el monitero salarial en noviembre del 2014. Un año y siete meses después de que Nicolás Maduro asumiera oficialmente la presidencia de Venezuela.  Se encontró que un médico ganaba en promedio 10.764 bolívares fuertes que según la tasa de cambio del Banco Central de Venezuela (BCV) -fijada en 50 bolívares por dólar- equivalían a $215.

En el año 2015 el monto pasó de 215 dólares a 126 dólares, lo que representó una caída de 41% respecto al año anterior. El 1° de noviembre de ese año, el gobierno de Maduro anunció ajustes de sueldo fraccionados. Para entonces los médicos pasaron de cobrar 10.767 bolívares a 25.150 bolívares fuertes. 

En la práctica representó un incremento del 134 % en la cifra devengada en bolívares, pero desde el punto de vista de pérdida del poder adquisitivo y la creciente inflación hubo una reducción significativa. El cambio fijado por el BCV para el mes de diciembre de 2015 fue de 198,69 bolívares, por lo que un médico venezolano cobraba en ese entonces 126 dólares mensuales.

En el 2016 se produjo otro aumento para el sector y para el mes de diciembre un médico venezolano ganaba 30.557 bolívares lo que era equivalente a 45 dólares, si se toma en cuenta que el BCV había tasado el dólar en 673 bolívares. En 12 meses los profesionales de la salud experimentaron una caída del 64 % en sus ingresos.

Durante el 2017 hubo un incremento en el salario en bolívares de los médicos, tras el ajuste salarial que los situó en 50.002 bolívares lo que, dividido entre 709, monto oficial del dólar para entonces, era equivalente a 70 dólares.

Al año siguiente, en 2018, se agudizó la crisis económica y pese a la reconversión monetaria, el sueldo de los médicos quedó pulverizado. Los “bolívares fuertes” se convirtieron en “bolívares soberanos”. 

Según un documento publicado por el Ministerio de Salud los profesionales de la medicina pasarían a ganar entre 1.800 y 2.700 bolívares. Para entonces el país acumulaba los primeros 12 meses de hiperinflación y los médicos vieron cómo sus sueldos se ubicaron entre los 2,8 y 4,2 dólares mensuales, según la tasa DICOM.

En el mes de octubre de 2019 la Federación Médica Venezolana (FMV) emitió una circular con los salarios cuyas cifras oscilaron entre 346.000 y 417.000 bolívares al mes. Llevado a dólares, según tasa de cambio del BCV, el salario de los médicos se ubicó entre los 15,9 y los 19,2 dólares. La cifra en bolívares de nuevo aumentó, al igual que en dólares, pero en términos de poder adquisitivo no tuvo una incidencia significativa.

Durante el 2020 no hubo anuncios puntuales de aumentos salariales. Sin embargo, en el primer boletín sobre personal sanitario, condiciones y medio ambiente de trabajo en Venezuela, publicado por Provea en julio 2020, se detalla que el salario de los médicos oscilaba entre 15 y 30 dólares. 

El informe detalló la existencia de tres escalas de ingresos del personal sanitario para la fecha:

1. Personal médico, ingreso promedio entre 15 y 30$, se le reconocen las cláusulas de convención colectiva, así como las especialidades, estudios y experiencia.

2. Personal empleado, se entiende bachilleres, técnicos (secretarias, historias médicas, etc.) y profesionales (bioanalistas, enfermeros, nutricionistas, etc.), de acuerdo a sus años de servicio, perciben un ingreso promedio entre 8 y 18$.

3. Personal obrero, con las cláusulas de convención colectiva, el ingreso promedio es de 3 – 4$.

En bolívares el monto devengado por los médicos oscilaba entre 3.314.757,45 y 6.629.514,9 bolívares, si se toma en consideración el promedio de la tasa de cambio del BCV, que para el 15 de julio de 2020 se ubicó en 220.983,83Bs/USD. En comparación con 2019 hubo un leve aumento en las cifras en bolívares de entre 858 % y 1.489 %. Pero el salario siguió siendo insuficiente.

A principios de marzo de este 2021, varios medios de comunicación del país difundieron tablas salariales con los nuevos montos aprobados por el Ejecutivo para el sector público.

En uno de los reportajes se observa en la tabla “Escala de sueldos personal médico- vigencia 01 de marzo 2021”, que el monto en bolívares oscila entre 4.483.719 (médico residente) y 7.651.247 (médico salud pública- jefe III). En dólares representan 2,32 y 3,96 según la tasa de cambio BCV del 29 de marzo de 2021 (1.931.176,19Bs/USD).

Significa que en 7 años hubo una reducción salarial de 98,15 % para los médicos.

Éxodo masivo del personal sanitario

René Rivas, presidente del Colegio de Médicos en el estado Lara, aseguró en entrevista para Cotejo.info que nadie quiere trabajar por “8.500.000 bolívares al mes”. Estima que un médico residente percibe $9 dólares mensuales, recién graduado entre 10 y 12 dólares y con especialización alrededor de $7.

“Estamos subsidiando al gobierno. El escenario para los médicos es devastador. Económicamente hablando no somos capaces de mantenernos con un sueldo. Vemos con mucha preocupación cómo los centros de salud pública se han quedado vacíos”. 

Ante esta situación el gremio médico ha solicitado ajustes salariales que van desde los 200 hasta los 1000 dólares dependiendo del nivel de preparación.

Venezuela dejó de ser un estado sanitario modelo y sus médicos -reconocidos en todo el mundo- han tenido que abrirse paso y buscar nuevos horizontes en naciones vecinas. 

Un informe publicado por la organización Médicos Unidos en Venezuela explica cómo entre los años 2007 y 2020 emigraron del país unos 24.000 especialistas. La escasez de insumos en los hospitales y los bajos sueldos fueron argumentos de peso en la decisión de estos especialistas.

Chile, Ecuador, España y Estados Unidos son algunos de los destinos elegidos por los profesionales venezolanos, de todas las especialidades médicas.

Protestas por bajos salarios no han parado

Los médicos en Venezuela se han declarado en conflicto nacional. Desde el año 2017 el sector salud emprendió una serie de manifestaciones en busca de mejoras salariales y para el 2018 los trabajadores sanitarios protagonizaron 2.525 manifestaciones en todo el país. 

Estos datos se encuentran disponibles en las publicaciones del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS). Los bajos sueldos han sido la causa principal de las protestas.

Protesta por bajos salarios
Foto: EFE

En agosto del 2019 los médicos se declararon en paro, amparados en la violación por parte del Ejecutivo de lo establecido en la Ley del Trabajo.

En 2020 los problemas se agudizaron y las carencias del sector salud se hicieron más públicas. La pandemia causada por el covid-19 destapó las denuncias sobre deficiencias estructurales en los centros hospitalarios y los bajos salarios. Paros, manifestaciones y renuncias masivas marcaron la pauta. La crisis del sector salud persiste en lo que va del 2021.

Noticias relacionadas