• ¿Por qué tantos cristianos en este país sudamericano se están convirtiendo al judaísmo ortodoxo?

Esta nota es una traducción hecha por El Diario de la nota The Emerging Jews of Colombia, original de The Washington Post.

Cuando me mudé a Cali, Colombia, en 2003, para seguir a mi novio empresario, era una de las ciudades más violentas de América Latina, asediada por los cárteles de la droga. Me sentí perdida, nerviosa y fuera de lugar. Habiendo crecido en una familia judía conservadora en Nueva York, busqué a la comunidad judía de Cali, que me dio la bienvenida. Los judíos son una pequeña minoría en Colombia; se estima que solo 4.000 viven en un país de 50 millones, cuya mayoría religiosa es católica, con un creciente contingente de cristianos evangélicos.

Más recientemente, me sorprendió encontrar una comunidad creciente en Cali de los llamados “judíos emergentes”, principalmente evangélicos que se han despojado de sus doctrinas religiosas anteriores para practicar un judaísmo ortodoxo estricto. Aunque ninguno de ellos nació judío, muchos habían estado expuestos al judaísmo como parte de su fe cristiana, a través de la vida de Jesús, que era judío. Muchos me dijeron que llegaron a ver el judaísmo como la única religión verdadera. Mi proyecto de fotografía se centró en cientos de personas que han establecido sus propias comunidades de conversos además de las comunidades judías tradicionales.

Judíos en Colombia
Benjamin Acosta, en el centro a la derecha, dirige un grupo de estudio de Torá.
Judíos en Colombia
Iskaa Daza Gallego, quien comenzó a estudiar judaísmo hace ocho años
Judíos en Colombia
Con un velo, Devorah Guilah Koren se maquilla en su automóvil con sus hijos.

Hay siete sinagogas emergentes conocidas en Cali, mientras que la comunidad judía tradicional tiene solo tres. Es difícil no darse cuenta de los emergentes, ya que adoptan los significantes externos de la ortodoxia. Me encontré con esto por primera vez hace varios años cuando vi a un taxista con un kipá y el tradicional talit (chal de oración) que usan los judíos ortodoxos. A lo largo de los años, he fotografiado a muchos judíos emergentes que han abrazado la religión y su cultura, por ejemplo, baños rituales y cubiertas para la cabeza de las mujeres.

Estos nuevos adherentes hablan de estar insatisfechos con sus creencias anteriores. “Quería encontrar la verdad”, me dijo Rivka Espinosa (antes Loida Espinosa), quien se convirtió del evangelismo. “Empecé a estudiar, cada vez más, ya hacerme preguntas profundas: ¿Cuál era mi misión en este mundo? ¿Por qué estaba yo aquí? ¿Y qué tenía que hacer? Dijo que su padre era pastor de una iglesia evangélica de la que ella era miembro. También se convirtió.

Los gemelos Shmuel y Yehuda Fuentas durante las oraciones matutinas.
Judíos en Colombia
Sara Villate, de 10 años, junto a una menorá durante Hanukkah.

“Fue un llamado del alma”, me dijo Devorah Guilah Koren, quien se convirtió del catolicismo con su esposo y sus dos hijos. “Más que una religión, (el judaísmo ortodoxo) fue una forma de pensar y de conducta que satisfizo todas nuestras necesidades”.

Pero a pesar de creencias tan fuertes, ¿son válidas sus conversiones? El judaísmo está descentralizado organizativamente, con diferentes organismos que supervisan sus propias conversiones. Y quién reconoce qué conversiones es un asunto complicado. Varios grupos y rabinos están llevando a cabo las conversiones en Colombia.

Judíos en Colombia
Una ceremonia de matrimonio después de una conversión grupal al judaísmo; muchos participantes descubrieron más tarde que su conversión no sería reconocida con el propósito de emigrar a Israel.

Los judíos emergentes no están asociados con ninguna organización tradicional en Colombia o en los Estados Unidos, según Alfredo Goldschmidt, el rabino principal de Colombia. Pero sí les aconseja y les aconseja: “Las comunidades emergentes me consultan sobre todo”, me dijo. “Son una comunidad paralela”.

Muchos rabinos emergentes han sido entrenados en Israel, según supe, y las comunidades emergentes han formado su propia organización independiente. “Somos ortodoxos porque (seguimos) las mismas leyes que en otras comunidades ortodoxas del mundo”, explica Meyer Sánchez, asistente de un rabino en Medellín.

Ilan Castillo Pineda se viste para Shabat.
Un hombre mira un video animado sobre la historia judía.

Durante mi proyecto obtuve un acceso íntimo diario a aquellos que han adoptado esta forma de vida. Mi trabajo me obligó a confrontar mis propios puntos de vista sobre la identidad. Comencé a ver a los judíos emergentes de Colombia como un ejemplo de la creciente libertad que todos tenemos para elegir cómo nos etiquetamos, desde el género hasta la orientación sexual y la religión.

¿Qué es la identidad? ¿Es algo en lo que nacemos? ¿Es algo que somos libres de crear? ¿Qué significa ser bienvenido y aceptado sin juzgar, independientemente de la genética, la historia o los antecedentes? Estas son las preguntas que quería plantear y la historia que quería contar a través de mis imágenes.

Judíos en Colombia
Niños fuera de la sinagoga Shomar Israel, una antigua iglesia evangélica.
Sara Camargo y su esposo Benjamin Acosta, quienes se mudaron a Israel en enero de 2020.
Judío en Colombia
Nancy Castillo, quien se identifica como una “simpatizante” del judaísmo, dice una oración judía.
Noticias relacionadas