• Los primeros datos sobre el Censo 2020 muestran que Texas, Florida y otros estados de Sun Belt (cinturón del sol) ganan escaños en el Congreso a medida que los climas más fríos como Nueva York y Ohio los pierden

Los primeros resultados del Censo 2020 muestran que la población de Estados Unidos aumentó 7,4%, alcanzando 331.449.281 habitantes, su tasa más lenta desde la Gran Depresión, según la Oficina del Censo. No hubo detalles sobre la edad, el género, la etnia o la raza, estas estadísticas se anunciarán en los próximos meses.

La atención se centró en la redistribución, para la próxima década, de los 435 escaños de la Cámara de Representantes y el Colegio Electoral, donde la proporción de votos de cada estado está vinculada a sus cifras del censo.

La nación sigue desplazándose hacia el sur, región con mayor crecimiento (10,2%) y el oeste (9,2%) liderados por los republicanos. Mientras que el noreste con 4,1% y el medio oeste 3,1% fueron los territorios con menor aumento poblacional.

Texas, Florida y otros estados de Sun Belt (cinturón del sol) están ganando escaños en el Congreso a medida que los climas más fríos como Nueva York y Ohio los pierden.

Republicanos saldrán beneficiados de la redistribución de escaños en el congreso de EE UU

El director interino de la agencia federal de estadística, Ron Jarmin, informó sobre los nuevos recuentos de población del estado en una conferencia de prensa virtual. La lucha por el último de los 435 escaños fue reñida.

Minnesota recibió la asignación final, dijo Karen Battle, jefa de la división de población de la oficina, durante la conferencia de prensa. «Si Nueva York hubiera tenido 89 personas más, habrían recibido un asiento más», agregó.

Siete escaños redistribuidos en 13 estados

En total, 7 escaños cambiarán entre 13 estados, permitiendo una distribución proporcional de distritos congresionales. El promedio de población por representantes cambia del censo de 2010 con 710.767 personas a 761.169 personas del censo 2020, una variación de 50.402 personas.

A pesar de que California sigue siendo la entidad con mayor población, con 39.538.223 habitantes, perdió un escaño en la Cámara de Representantes por primera vez desde que se convirtió en estado hace 170 años, como resultado de una migración más lenta al estado más poblado de la nación, que alguna vez fue un símbolo de la frontera expansiva del país.

Similar situación enfrentan otros seis estados: Illinois, Michigan, Nueva York, Ohio, Pennsylvania y Virginia Occidental. Todos junto a California perderán un escaño, respectivamente.

Virginia Occidental, tenía seis escaños en 1963, pero tendrá solo dos en 2023. Esta entidad vive una disminución poblacional del -3,2%, mientras que Utah fue el estado con mayor porcentaje de aumento población con 18,4%.

Mientras que seis estados ganarán ese mismo número de escaños (7), distribuidos entre Texas, única entidad que aumentará 2 representantes, y Carolina del Norte, Colorado, Florida, Montana y Oregón, tendrán un legislador más, respectivamente.

El resto de 37 estados mantendrán el mismo número de escaños en la Cámara de Representantes que tenían antes del Censo del año pasado.

Republicanos obtienen una ventaja geográfica

La publicación del censo marca el comienzo de las batallas de redistribución de los distritos que definirá la siguiente década. Las cifras publicadas el lunes, junto con los datos más detallados que se esperan para finales de este año, serán utilizados por las legislaturas estatales o las comisiones independientes para volver a dibujar mapas políticos que tengan en cuenta los cambios en la población.

La reorganización del mapa del Congreso movió los escaños de los estados azules a los rojos, dándole a los republicanos una ventaja inmediata. El partido tendrá el control total de la elaboración de los mapas del Congreso en Carolina del Norte, Florida y Texas, estados que están agregando cuatro escaños, en total.

Por el contrario, aunque los demócratas controlan el proceso en Oregón, los legisladores demócratas han acordado dar a los republicanos la misma voz en la redistribución de distritos a cambio de un compromiso para dejar de bloquear proyectos de ley.

Por su parte, en Colorado (demócrata), una comisión no partidista marcará los límites, lo que significa que el partido no tendrá el control total en la redistribución de distritos de un solo estado en expansión.

Este es un cambio de asiento un poco más pequeño de lo esperado. Alabama, Minnesota y Rhode Island mantienen sus asientos actuales. Mientras que Nueva York evita perder un segundo asiento.

Algunos de los estados que han perdido escaños pueden demandar a la Administración Joseph Biden para cuestionar cómo se redistribuyó la Cámara de Representantes, y eso puede cambiar la nueva cantidad de distritos electorales de algunas entidades antes de las elecciones de mitad de período del próximo año.

El nuevo mapa del Colegio Electoral, con votos basados ​​en la última participación de escaños en el Congreso de cada estado, entrará en vigencia a partir de la carrera presidencial de 2024.

Con la nueva conformación proporcional, California (52), Texas (38), Florida (28) y Nueva York (26) se mantendrán con los estados con mayor número de escaños, aunque su representación haya cambiado. Mientras que los estados con un solo escaño seguirán siendo Alaska, Delaware, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Vermont y Wyoming.

Las entidades más pobladas de mayor a menor población son California, Texas, Florida, Nueva York, Pennsylvania, Illinois, Georgia, Carolina del Norte y Michigan. Sus poblaciones varían entre 10 a 40 millones de personas

Los diez estados menos poblados de menor a mayor población son Wyoming (576.851 habitantes), Vermont, Alaska, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Delaware, Montana, Rhode Island, Maine y Nueva Hampshire. Sus poblaciones oscilan entre 500.000 y 1.4 millones de habitantes.

Poblaciones excluidas de la distribución de congresistas

La población para la distribución proporcional de los distritos congresionales incluye a la población residente de los 50 estados, a los empleados militares y civiles en el extranjero y sus dependientes; y excluye a la población residente del Distrito de Columbia y de Puerto Rico.

Justamente en DC, donde se ubica la capital, hubo un aumento poblacional de 14,6% y Puerto Rico vio una disminución de sus habitantes con -11,8%.

Datos necesarios para distribuir los fondos de programas sociales

La información sobre raza, etnia, edad y sexo, así como cifras de población de condados, ciudades, pueblos y otras áreas más pequeñas, determinará cómo serán rediseñar los distritos electorales. También servirá para orientar la distribución de aproximadamente 1.5 mil millones de dólares al año para los programas sociales de Medicare, Medicaid, educación y otros servicios públicos para las comunidades locales.

La fecha límite legal para entregar los números era el 31 de diciembre de 2020, pero la Oficina del Censo lo pospuso hasta abril debido a los desafíos causados ​​por la pandemia y la necesidad de más tiempo para corregir irregularidades inesperadas.

Noticias relacionadas