• Julia King actualmente labora en el proyecto Reframing Green Spaces Caracas, que se enfoca en beneficiar a las comunidades locales con un paisaje urbano productivo y resaltar el potencial de las áreas verdes en la ciudad

Con intención de lograr un impacto positivo ante el cambio climático y el calentamiento global, en la ciudad de Caracas se desarrolla el proyecto Reframing Green Spaces Caracas. En el plan, creado por el British Council y la Fundación Espacio, participan arquitectos británicos y venezolanos, como Julia King

La arquitecta de 38 años de edad participó en una convocatoria abierta que realizó el British Council para el proyecto durante la pandemia. King contó en exclusiva para El Diario que sus motivaciones para postularse en el Reframing Green Spaces Caracas fueron su familia venezolana por el lado materno, una parte de su “herencia” de la que está orgullosa y por la que el proyecto se volvió especial, y la oportunidad de colaborar con un grupo de arquitectos destacados.

«Sentí que era una oportunidad increíble para probar y experimentar cómo hacer esto de manera significativa y remota, y de colaborar estrechamente con un grupo de arquitectos increíbles, así como conectarme con estudiantes y residentes», expresó.

Agregó que ha tenido la oportunidad de trabajar en la India y en universidades de Reino Unido, así que pensó que sería una buena idea explorar cómo podrían sus habilidades y pedagogía ser útiles en Venezuela.

La arquitecta venezolana en Reino Unido que trabaja para mejorar los espacios verdes en Caracas
Foto: Fundación Espacio

¿De qué trata Reframing Green Spaces Caracas?

Reframing Green Spaces es una iniciativa del British Council orientada a apoyar la
colaboración entre arquitectos del Reino Unido y Venezuela, lo que lleva a intervenciones que pueden reducir el impacto del calentamiento global en Caracas y beneficiar a las comunidades locales con un paisaje urbano productivo y resaltar el potencial de las áreas verdes en la ciudad.

El proyecto también busca que las personas entiendan la crisis del calentamiento global para generar intervenciones que puedan reducir el impacto de este fenómeno en la capital y apoyar la colaboración entre arquitectos del Reino Unido y Venezuela.

Reframing Green Spaces Caracas se enfocará en el estudio específico de la urbanización La Floresta, ubicada en el Área Metropolitana de Caracas, considerando los recursos disponibles del sector para así resaltar el potencial de las zonas verdes.

La importancia de formar parte de Reframing Green Spaces Caracas

Entre los aspectos que componen el proyecto, Julia destacó la colaboración y el compañerismo de los que ha sido partícipe, así como que sus ideas innovadoras y frescas de su experiencia en Delhi sean recibidas con total aceptación en su grupo. 

«He estado pensando mucho en lo que significa colaboración, porque el equipo en Venezuela es increíble y, en muchos sentidos, no me necesita. Pero lo que hemos descubierto trabajando juntos es que es útil tener a alguien que comprenda el contexto, pero que venga con una visión fresca», añadió. 

La arquitecta aseguró que desea que al final de la experiencia todo el equipo sienta que aprendió cosas nuevas que van a tener un impacto más allá del trabajo. 

«Para nosotros es importante que uno de los resultados del proyecto sea que surja algo tangible de este proceso. Pero es importante que este resultado sea sensible a los tiempos difíciles en los que nos encontramos, que pueda mantenerse en el tiempo, que considere los recursos locales, y que la intervención resultante abarque aspectos más amplios de sostenibilidad. Tengo fe en el equipo de que podremos lograrlo», indicó.

La arquitecta venezolana en Reino Unido que trabaja para mejorar los espacios verdes en Caracas
Foto: Fundación Espacio

Trabajar con el proyecto en la distancia, un reto que ha sabido manejar

Actualmente, la propuesta de Reframing Green Spaces Caracas afina detalles y realiza los análisis pertinentes del lugar de estudio. Julia comentó que se encuentran estrechando vínculos con las personas interesadas en participar para poder iniciar con el proyecto. 

“Por supuesto, esto es muy difícil de hacer durante la pandemia, por lo que hemos tenido que encontrar formas innovadoras de trabajar, por ejemplo, utilizando WhatsApp y grabación de video. Sin embargo, no creo que la ejecución del proyecto se vea afectada con mi distancia”, expresó. 

La arquitecta venezolana resaltó que siente plena confianza en la Fundación Espacio y en el British Council y por ello cree que la labor de Reframing Green Spaces Caracas se ha sabido manejar con comodidad. Aunque, argumentó, le hubiese gustado poder estar en Venezuela para realizar el trabajo.

Noticias relacionadas