• El British Council y la Fundación Espac, crearon una alianza para el desarrollo e implementación del proyecto. Este tiene como objetivo generar conciencia sobre la importancia de procesos sostenibles relacionados con el paisajismo en la capital 

En la ciudad de Caracas se desarrolla un proyecto para la rehabilitación de los espacios públicos verdes. El British Council y la Fundación Espacio crearon una alianza para la implementación del plan Reframing Green Spaces Caracas, que tiene como objetivo generar conciencia sobre la importancia de iniciativas sostenibles relacionadas con el paisajismo. 

El proyecto también busca que las personas entiendan la crisis del calentamiento global para generar intervenciones que puedan reducir el impacto de este fenómeno en la capital y apoyar la colaboración entre arquitectos del Reino Unido y Venezuela. 

Reframing Green Spaces Caracas, se enfocará en el estudio específico de la urbanización La Floresta, ubicada en el Área Metropolitana de Caracas, considerando los recursos disponibles del sector para así resaltar el potencial de las zonas verdes.

María Isabel Peña, arquitecto y miembro asociado de la Fundación Espacio, comentó en exclusiva para El Diario que en La Floresta existe una reproducción importante de árboles autóctonos. 

“El paisaje es típico de quebrada y completamente natural. Esto resulta imprescindible para una urbe como Caracas. Por ello es algo que se debe preservar. Al año se pueden recoger al menos 200 plántulas que son arbolitos bebés, pero se deben cuidar y plantar porque sino se pierden”, explicó Peña. 

iniciativa para espacios verdes
Foto: Fundación Espacio

Pasos peatonales 3D, un proyecto piloto e innovador para Baruta

Una idea que surgió en Islandia fue replicada en Caracas. Al caminar por Chuao, municipio Baruta, el dinamismo acompaña a las personas que cruzan las calles a través de los pasos peatonales que allí se encuentran. La diferencia de estos rayados es que están hechos en 3D.

Este proyecto forma parte de una iniciativa impulsada por la Alcaldía de Baruta y con el apoyo de urbanistas y arquitectos egresados de la Universidad Simón Bolívar (USB). El alcalde de Baruta, Darwin González, destaca que se trata de un trabajo innovador para favorecer al municipio.

El alcalde comenta que este tipo de rayados para peatones se implementó inicialmente en países europeos y con la asesoría de profesionales se incorporó a las calles del municipio. Señala que el plan inicial es crear al menos 30 pasos peatonales 3D en toda la parroquia El Cafetal, además de realizar mantenimiento a los rayados ya existentes.

Implementar esta idea en las calles caraqueñas estuvo a cargo de Rafael Zerpa, responsable de la Alcaldía de este proyecto. Se encargó de buscar a un grupo de jóvenes profesionales que orientaran a los trabajadores para impulsar esta iniciativa.

¿Por qué la urbanización La Floresta?

María Isabel Peña detalló que durante la pandemia observaron que las personas que no podían ingresar al Parque del Este en las semanas de cuarentena radical, se trasladaban a la urbanización La Floresta para hacer ejercicio, caminar, manejar bicicleta o patineta. La zona se volvió un lugar común de esparcimiento. La cual demás tiene una vegetación que debe ser mantenida y cuidada. 

“La Floresta tiene una vegetación que parece una extensión del Parque del Este. Solo las separa la quebrada Sebucán. Al estudiar a fondo la zona con paisajistas pudimos darnos cuenta que la vegetación está en buen estado. Que tiene árboles autóctonos como cedros y mijaos y una especie que no es autóctona, el apamate rosado”, destacó la arquitecto de Fundación Espacio. 

Nueva iniciativa
Foto: Fundación Espacio

¿Cómo avanza el proyecto?

Actualmente, British Council y la Fundación Espacio están afinando los detalles de la propuesta que requiere más análisis del sitio, de acuerdo con información compartida por el British Council al equipo de El Diario. También se busca estrechar vínculos con los actores interesados y las comunidades locales. Un tema complicado debido a la pandemia, pero que han logrado solventar a través de videollamadas. 

Peña agregó que el proceso en el que se encuentran consiste en definir los semilleros y viveros donde se pueden tener las plántulas por un tiempo. Esto hasta que se puedan llevar al suelo donde serán plantados. 

Esto lleva tiempo. Por ejemplo, entre conservar el arbolito en el semillero para luego pasarlo a un vivero puede pasar año y medio. Pero, este es un proyecto piloto que tiene la intención de replicarse en otras partes de la ciudad con el apoyo de las personas que puedan cuidar las semillas o ayudarnos en alguna parte del proceso”, resaltó la arquitecto.

De acuerdo con la Fundación Espacio, la tala de árboles indiscriminada afecta gravemente la vegetación en la capital del país. Por ello el proyecto apunta a crear conciencia entre los habitantes sobre este problema. También invitarlos a formar parte de Reframing Green Spaces Caracas para que puedan aportar un granito de arena y así cooperar en la recuperación o mantenimiento de las áreas verdes en la ciudad.

Noticias relacionadas