• El gobierno de Marruecos redujo los controles fronterizos tras advertir que mantener a Brahim Ghali en España tendría consecuencias y miles de inmigrantes inundaron Ceuta y Melilla. Foto: Europa Press

Más de 6.000 inmigrantes, 1500 de ellos menores de edad, han cruzado desde la ciudad marroquí de Castillejos hacia Ceuta y Melilla, ciudades autónomas de España. Algunas personas han llegado de distintos lugares de África y hasta de países árabes como Yemen.

Después de conocerse que el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, se encontraba en España, el gobierno de Marruecos relajó los controles fronterizos en el paso fronterizo de Tarajal, lo que desencadenó en la movilización masiva de migrantes.

A pesar de que las relaciones entre ambos países han estado siempre marcadas por la cordialidad y estabilidad, las declaraciones de la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, apuntan a que la situación es consecuencia de la decisión del país ibérico de prestar atención médica a Ghali. Asegura que “hay actos que tienen consecuencias y se deben asumir”.

El Frente Polisario fundado en 1973 es el principal movimiento de liberación nacional del Sahara Occidental que considera la presencia de Marruecos como una ocupación y lucha para conseguir la autodeterminación del pueblo saharaui.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Sábado 13 de agosto
Migrantes de Marruecos en España
Foto: EFE

¿Quién es Brahim Ghali?

La decisión de acoger a Ghali cuando ingresó con una identidad falsa a un hospital de Logroño con síntomas de covid-19 ha sido bastante cuestionada por el gobierno de Marruecos. Su indiferencia ante la oleada de inmigrantes podría estar provocada por este hecho.

Y es que ya el 24 abril calificó de deplorable la actitud del gobierno español y amenazó con represalias. “La decisión de las autoridades españolas de no notificar a sus homólogos marroquíes la llegada del líder del Frente Polisario no es una simple omisión. Se trata de un acto premeditado. Las consideraciones humanitarias no justifican maniobrar a espaldas de un socio y un vecino”, reza el comunicado que publicó el Ministerio de Exteriores de Marruecos.

Brahim Ghali, el actual presidente del Estado de reconocimiento parcial, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), es uno de los principales enemigos del Estado de Marruecos. Es una de las figuras claves en el movimiento de autodeterminación del pueblo saharaui y busca la secesión de una parte de Marruecos para instaurar la RASD.

Leer más  Un ataque con explosivos dejó cinco muertos y varios heridos en Ecuador 

Ghali también tiene cuentas pendientes con la justicia española y por tanto el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz instó a la Policía a comprobar su identidad y lo citó a declarar como investigado para el próximo 1° de junio, en el marco de varias querellas por delitos de violación, asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas, desapariciones y lesa humanidad. Además de los delitos cometidos en los campamentos de Tinduf entre 1974 y 1978 contra ciudadanos españoles que, según los dosieres de médicos forenses cifran 103 víctimas.

A pesar de que la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, asegure que la presencia de Ghali sea por razones puramente humanitarias, la respuesta del gobierno de Marruecos fue la de relajar los controles fronterizos que desencadenaron en una nueva crisis migratoria.

Migrantes de Marruecos en España
Foto: EFE

El llamado a la solidaridad

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, anunció su viaje a los enclaves españoles donde ya se encuentra. Advirtió que garantizará la integridad territorial de España con todos los medios necesarios, en función de esto, el gobierno español movilizó este martes 18 de mayo al Ejército.

Leer más  Sequía mantiene en alerta a países europeos: ¿cuáles son las naciones más afectadas?

La respuesta ha sido rápida y han conseguido devolver a 2.700 inmigrantes a sus países y, a pesar de que siguen entrando, el flujo es cada vez más lento. Esto de acuerdo con lo que informó el ministro español de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Mientras, la comisaria europea de asuntos de interior, Ylva Johansson, señaló a Marruecos que su frontera con Ceuta es también frontera con la Unión Europea (UE). Llamó a su gobierno a cumplir su parte para controlar el movimiento migratorio que se está registrando.

“La frontera española es frontera europea, la UE quiere construir la relación con Marruecos en base a la confianza y compromisos compartidos, la inmigración es un elemento clave a este respecto”, afirmó Johansson. Ella quien sigue la situación junto con el alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, y el comisario de Vecindad, Olivér Várhelyi.

“Es preocupante que al menos 6.000 personas, muchas de ellas niños, hayan ido nadando hasta Ceuta poniendo su vida en peligro. Muchos de ellos han tenido que ser rescatados y una persona ha muerto” concluyó Johansson.

Noticias relacionadas