• El relator especial sobre los DD HH, Felipe González, resaltó que se debe implementar de manera efectiva la libertad de asociación en todos los Estados, una labor desafiante pero que es esencial para la protección de los derechos humanos del migrante

Los migrantes y refugiados venezolanos que se encuentran en distintos países del mundo continúan enfrentándose a la vulneración de sus derechos humanos. Ante la falta de respuesta de los Estados para la atención de esta población, la labor recae en las asociaciones defensoras de los DD HH.

Felipe González, relator especial sobre los Derechos Humanos de los Migrantes de la ONU, comentó que la voz de las personas migrantes, quienes en muchos casos se encuentran en situación de marginalidad, se ve opacada habitualmente en el debate público en los países de destino o de tránsito. 

Considera que “consagrar e implementar de manera efectiva el derecho a la asociación en todos los Estados es un desafío central para la protección de los DD HH del migrante”.

Durante el foro sobre Libertad de asociación de personas migrantes y refugiadas organizado por la ONG Espacio Público y el Centro de Derechos Humanos (CDH) de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Gónzalez enfatizó la importancia de la libertad de expresión como derecho humano fundamental, el cual tiene un impacto en los ejercicios de todos los derechos humanos. 

¿Qué es la libertad de asociación?

De acuerdo con el artículo 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, toda persona tiene derecho a formar o unirse libremente a una organización o grupo para actuar, expresar, promover, ejercer, defender de manera colectiva fines de interés común.

“Este derecho protege toda forma de agrupación o entidad asociativa, sin discriminación alguna, entre las cuales se encuentran las organizaciones de base, educativas y religiosas, las ONG, los partidos políticos, los sindicatos, las fundaciones, las coaliciones y las redes”, señala la página de Civilis Derechos Humanos.

Efectos del derecho de asociación

El relator señaló que en el informe sobre el derecho a la libertad de asociación de los migrantes que presentó ante el CDH de las Naciones Unidas en 2020, resalta la importancia de este derecho para el libre desarrollo de los DD HH de los migrantes.

Mencionó que en muchos casos los delitos en los que las víctimas son migrantes quedan impunes. “En este sentido, el hecho de que quienes migran tengan la capacidad de organizarse y expresar su punto de vista de forma institucionalizada es un factor para combatir la impunidad de esos crímenes y llamar la atención al respecto”, precisó.

Agregó que pudo observar que en muchos países los crímenes de igual gravedad tienen mucho más impacto en la opinión pública en las víctimas que son nacionales que en las migrantes. 

“Esa es una cuestión que el derecho a la libertad de asociación ayuda a superar. aunque hay otros factores que también intervienen”, indicó.

González sostuvo que en la mayoría de los países de Latinoamérica en la última década hubo una creciente labor de los organismos de derechos humanos nacionales en el tema de migrantes.

“El derecho de asociación también tiene importancia para los efectos del requerimiento de la protección de los derechos económicos, sociales y culturales de la población migrante”, recordó.

Añadió que en el contexto actual de pandemia se pudo observar de forma clara como han habido intentos de distintos gobiernos por discriminar a la población migrante, como por ejemplo, impidiendo el acceso a vacunas u otro tipo de atención de salud.

El especialistas resaltó la importancia que tiene este derecho en términos de combatir la xenofobia, de la mano de organizaciones integradas por migrantes que puedan alzar la voz.

Foto: cortesía.

Impacto en el derecho laboral

En materia laboral, González indicó que la libertad de asociación se refiere al derecho de las personas migrantes a formar sus propios sindicatos o de integrarse en los que ya existan sin que se establezca una distinción entre sus derechos y los de la población local.

Este tema tiene un impacto en las condiciones del trabajo, en el acceso a un trabajo justo, entre otras garantías laborales.

Importancia de las asociaciones para los migrantes

Ligia Bolívar, investigadora del CDH de la UCAB, destacó que en un sondeo realizado en 14 países de Latinoamérica se determinó que la mayor parte de las respuestas a las necesidades de migrantes y refugiados en derechos como el acceso a la salud, la protección contra desalojos, alimentación o apoyo para regularización llega gracias a las asociaciones de la región.

Por ende, resaltó la necesidad de que quienes emigran tengan la capacidad de organizarse y expresar sus puntos de vista, tanto para exigir que se garanticen los derechos socioeconómicos básicos,como para combatir hechos de impunidad.

En el informe presentado ante el CDH, también indica que, gracias a la acción en grupo, las asociaciones pueden dar una respuesta colectiva a problemas sociales u ofrecer protección a las migrantes en tránsito.

“El migrante es quien mejor sabe cuáles son los temas más relevantes, que más le afectan, y cómo avanzar al respecto, el papel propio de las asociaciones migrantes es muy importante e insustituible”, dijo González.

Sin embargo, puntualizó que “las organizaciones de DD HH. no pueden suplir en su totalidad al Estado en cuanto a garantía de los derechos de migrantes”.

Trabajo de las asociaciones

Bolívar señaló que a pesar del papel tan destacado que cumplen actualmente las asociaciones para garantizar y promover derechos de los migrantes, los espacios de participación para toma de decisiones a nivel institucional siguen siendo muy herméticos.

“No tienen quien los oriente para llevar a cabo registros, son asociaciones que trabajan en primera línea y están en el frente y dando esa asistencia inmediata a quienes cruzan la frontera y requieren ese apoyo, pero no siempre tienen la capacidad para ser escuchadas por los gobiernos”, detalló Bolívar.

Foto: Noticias ONU

González dijo que las asociaciones de migrantes y refugiados aún enfrentan otros desafíos que, a su vez, se han agraviado con la pandemia. Resaltó también los obstáculos que imponen los países de origen a los retornados, quienes con frecuencia son estigmatizados y sufren doble discriminación. 

Añadió que es necesario que los Estados reconozcan la necesidad de otorgar protección internacional a las personas venezolanas en movilidad y faciliten su asociatividad.

Noticias relacionadas