• Desde el cierre de las fronteras debido a la pandemia por el covid-19 se ha incrementado el flujo de migrantes que ingresan de manera ilegal. Foto: La Tercera

Muchos migrantes se enfrentan a uno de los lugares que la Unión Europea describe como los más inhóspitos del planeta: el Desierto de Atacama, en Chile. Quienes transitan por este desierto, a 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar y con temperaturas que pueden bajar a -8°C, usualmente lo hacen con escasos recursos para sobrevivir. Sin embargo esta es la ruta que escogen muchos venezolanos para huir de la crisis humanitaria que enfrenta su país.

Desde noviembre de 2020 hasta la fecha, se registraron seis casos de venezolanos que fallecieron  al intentar cruzar la frontera de Bolivia con Chile La mayoría de estas muertes ocurrieron luego de que se descompensaran en medio del desierto chileno.

Otro caso que conmocionó a la comunidad venezolana fue el de una mujer de 65 años de edad, Ana Elsa Sánchez. Ella murió en marzo tras ser arrollada cuando caminaba por la carretera que une a la comunidad de Huara con Colchane tras ingresar al país por pasos no habilitados. Su hijo la esperaba en la ciudad de Santiago. 

Nos llena de profunda tristeza ver cómo venezolanos fallecen porque producto de su desesperación intentan huir de una emergencia humanitaria compleja. Es una situación en la que los venezolanos se ven sometidos a grandes presiones producto de la emergencia humanitaria. Esto los lleva a tomar esta decisión de poner en riesgo sus vidas cruzando el desierto para poder llegar a Chile y reencontrarse con sus familias”, mencionó el embajador de Venezuela en Chile por el gobierno interino, Carlos Millán.

Solidaridad y apoyo

El representante venezolano informó que han hecho llamados a organizaciones multilaterales y representantes del gobierno de Chile para solicitar que atiendan la situación migratoria de manera solidaria. 

El embajador del gobierno interino dijo que existen iniciativas de la comunidad venezolana en Chile para organizar campañas de financiamiento funerarios de los migrantes.“Las iniciativas hablan muy bien de la calidad y fortaleza del tejido social de los venezolanos en Chile, creemos que son positivas”, agregó. 

Extraviados en el desierto

Son muchos los riesgos que sufren los migrantes al pasar por el desierto de Chile e ingresar de manera ilegal. Se ha conocido de grupos de personas que se han perdido en el lugar.

En septiembre de 2020 un grupo de motocicletas rescató a 24 venezolanos, incluidos niños, que habían sido abandonados por los denominados «coyotes». Pasaron tres noches de frío y dos días de mucho calor intentando cruzar el desierto entre Perú y Chile. 

Otro caso, el más reciente, fue el de 27 migrantes rescatados por las autoridades chilenas al quedar atrapados por una ventisca (tormenta) de nieve en la cordillera de Antofagasta, en el norte del país austral, al ingresar por pasos irregulares. Entre los rescatados había dos recién nacidos.

Donación de la Unión Europea a Chile

Ante esta situación de riesgo al que se someten los migrantes venezolanos para huir de la crisis en la que está sumergida su país, la Unión Europea informó que destinó un total de 200.000 euros (177 millones de pesos) a la Cruz Roja de Chile. Esto con la finalidad de atender a los migrantes venezolanos refugiados y solicitantes de asilo. 

Venezolanos en Chile

El aporte ayudará a 34.000 personas vulnerables, incluidas familias con niños, menores de edad acompañadas y separados, y a mujeres que viajen solas. 

En un comunicado, la Unión Europea explicó que las operaciones iniciarán al norte del país en la triple frontera Perú, Bolivia y Chile en donde la delegación consideró que la presencia de actores humanitarios «es mínima  o casi inexistente». 

La ayuda humanitaria tendrá una duración de seis meses. Atenderá las necesidades más urgentes como: términos de protección e información, atención médica primaria, primer auxilio psicológico y acceso a agua segura. Así como saneamiento para mitigar los riesgos vinculados con las condiciones climáticas extremas, separaciones familiares, violencia de género y explotación sexual

Los caminantes venezolanos ingresan a territorio chileno por pasos fronterizos irregulares. Exponiéndose a riesgos aún mayores que incluyen: trata y tráfico de personas, explotación sexual, abuso y violencia de género, agotamiento por el calor excesivo durante el día y las bajas temperaturas durante la noche. Un acceso limitado a alimentos, agua potable y servicios de salud primaria. Incluidos los servicios relacionados con la prevención y el tratamiento de covid-19″, reza el comunicado.

Miles de venezolanos siguen arriesgando sus vidas para intentar cumplir el sueño de encontrar mejores condiciones para ayudar a sus parientes en Venezuela. Pese a las condiciones inhumanas que deben atravesar. Las organizaciones civiles siguen con su labor de atender a la mayor cantidad de migrantes que llegan. Mientras que venezolanos residenciados rezan porque sus parientes lleguen a salvo. 

Noticias relacionadas