• Desde el viernes 25 de junio las temperaturas no han bajado de 40° C y han ocasionado graves incendios y la muerte de centenares de personas en estos dos países

Una ola de calor azota a Canadá y gran parte de Estados Unidos desde la última semana de junio. El fenómeno ha producido temperaturas que han alcanzado los 50° C y ha provocado la muerte de centenares de personas y decenas de incendios forestales, así como inundaciones en el oeste de Canadá. 

«El calentamiento global, tenemos pruebas de que es real. Desgraciadamente ya lo estamos viviendo, no es el futuro. Está aquí, así que espero que la gente dedique tiempo a prepararse ya que es probable que veamos esto más a menudo», explicó Natalie Hasell, meteoróloga del Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, a la cadena de televisión local CTV.

Incendio forestal en Lytton – Foto: Reuters

¿Qué es este fenómeno?

La ola de calor se debe a un fenómeno conocido como cúpula de calor que hace que las altas presiones se queden atrapadas en el aire caliente de la región.

La intensidad de esta cúpula de calor, de acuerdo con expertos en meteorología, «es tan rara estadísticamente que solo podría esperarse una vez cada varios miles de años de media. Pero el cambio climático inducido por el hombre ha hecho que este tipo de eventos excepcionales sean más probables».

Agregaron que no saben qué esperar de esta ola de calor, pues generalmente las altas temperaturas se mantienen hasta finales de julio.

Canadá el más afectado 

En el oeste de Canadá se registraron las temperaturas más elevadas. Se han registrado temperaturas de entre 47,5° C y 49,6° C. En esa región, los ventiladores y aires acondicionados se agotaron y las ciudades han abierto centros de refrescamiento.

Varias clínicas donde se llevaban a cabo las vacunaciones contra covid-19 fueron cerradas y las escuelas anunciaron la suspensión de actividades hasta nuevo aviso debido al extremo calor.

En Canadá han fallecido al menos 719 personas y los hospitales están tan saturados como en el inicio de la epidemia del coronavirus. Millones de personas fueron desalojadas de sus hogares debido a los incendios. 

Un incendio forestal quemó 90% de la localidad Lytton. En Vancouver, los residentes aseguraron que las ventanas de los automóviles se agrietaron y derritieron, incluso cuando no estaban expuestos al sol.

Lytton luego del incendio forestal – Foto AP

Según el departamento de incendios en Canadá, están activos más de 170 incendios en el país. En los últimos días, la situación se ha agravado, por la aparición del fenómeno de los pirocúmulos, que son las nubes tormentosas que se forman sobre fuentes de intenso calor.

Estados Unidos y las altas temperaturas 

En zonas de Estados Unidos como Oregón y Washington, las temperaturas fueron, desde el lunes 28 de junio, de entre 40° C y 46° C. Según el servicio meteorológico estadounidense (NWS, por sus siglas en inglés), la última vez que se registró algo parecido fue en 1940. 

De acuerdo con las autoridades, la ola de calor ha provocado más de 70 muertes en el noroeste de EE UU. 

Personas caminan en Bryant Park, Nueva York – Foto: Bloomberg – Jeenah Moon

También se registraron relámpagos en California, donde los incendios forestales devoraron más de 15 mil hectáreas, incluida una zona turística que se preparaba para recibir a numerosos visitantes durante este fin de semana por la fiesta nacional del 4 de julio. Además se emitieron alertas de evacuación para grandes áreas del condado. 

Cabe recordar que California sufrió en 2020 los peores incendios forestales de su historia. Por ello, el gobierno estadounidense hizo un llamado a Washington y Oregón para evitar que se repita la situación. Las autoridades han evacuado a unos 10 mil habitantes en las diferentes zonas afectadas.

De acuerdo con el Centro Nacional para el Clima de EE UU, el próximo fin de semana (10 y 11 de julio) está previsto otro pico de calor en California.

Noticias relacionadas