• Buscar resguardo en paredes de bloque, evitar asomarse por la ventana y no salir de casa son unas de las recomendaciones brindadas por dos expertos consultados por El Diario. Foto: @RCamachoVzla

Los enfrentamientos registrados en varias zonas del oeste de Caracas mantienen en alerta a las personas que viven cerca de estos sectores. Las constantes detonaciones entre la banda de El Coqui y funcionarios de las fuerzas de seguridad del Estado siguen generando terror en los habitantes.

En los últimos dos días del conflicto armado se han reportado de manera extraoficial al menos ocho fallecidos y 13 personas han resultado heridas por balas perdidas. Por ende, conocer los pasos a seguir en caso de vivir cerca de los lugares donde ocurren estos enfrentamientos es crucial.

El equipo de El Diario conversó con dos expertos en el área de criminalística que ofrecieron varias recomendaciones para las personas que se encuentran en medio o cerca de un tiroteo.

Buscar resguardo 

Javier Ignacio Mayorca, periodista especializado en criminalística y miembro del Observatorio Venezolano de Delito Organizado, señaló que si una persona se encuentra en las proximidades del lugar de un tiroteo debe buscar resguardo en sitios con paredes firmes, no de asbesto o cartón piedra, sino de bloque.

“La mayoría de las veces una vía de escape no es posible, por lo que la persona debe colocar la espalda pegada a la pared de bloque opuesta al sitio donde provienen los tiros”, comentó.

Recomienda que si una persona está viendo que hay un conflicto armado en un determinado sitio, debe alejarse lo más que pueda y no interponerse en el enfrentamiento, porque es posible reciba disparos por alguna de las dos partes.

En caso de estar dentro de la residencia, Mayorca indica que se debe buscar una pared de resguardo, preferiblemente estar acostado en el piso y en un sitio donde los accesos y ventanas no posibiliten que sea impactado por una bala perdida.

“Se debe tratar de no llamar la atención. A veces por curiosidad las personas buscan asomarse en las ventanas. Si esta tiene una ropa llamativa o unos lentes con cristales de espejo o algo que puede observarse desde la distancia, se puede convertir en el objetivo”, enfatizó.

Tiroteos en la Cota 905
foto: cortesía.

Posible alcance de las balas

Mayorca señaló que los fusiles por regla general tienen un alcance máximo de 3 o 3,5 km y en línea recta 1,5 km. Por lo que aconseja esa es la distancia que se debería poner respecto al origen de los disparos, aunque reconoce que es complicado determinarlo y más en los casos que son varios puntos de origen.

Si una persona está al descubierto en medio de un conflicto, precisó que debe buscar resguardo en un lugar de construcción sólida, y no salir de allí hasta que llegue la calma.

Resaltó que los vehículos no sirven para resguardarse de proyectiles de fusil ni de pistola accionada de cerca, a menos que tenga blindaje especial IV.

Quedarse en casa

Luis Izquiel, abogado penalista y profesor de Criminología de la Universidad Central de Venezuela (UCV), señaló que las personas han optado por no salir de sus casas. Principalmente las que viven al oeste de la ciudad, para evitar ser víctima de una bala perdida. 

El experto recomienda que no se debe salir de la residencia en medio de un tiroteo. Si al iniciar los enfrentamientos se está dentro de la vivienda, las personas deben tirarse al piso y alejarse de las ventanas.

“Sugiero que visto esta situación de caos y anarquía, las personas que viven en sectores aledaños a La Vega y la Cota 905, ya deben tener previamente una especie de protocolo familiar”, indicó.

Protocolo de seguridad

A su juicio, el protocolo debería dar claridad a los miembros de la familia sobre qué hacer en caso de un nuevo tiroteo. Este debe incluir la ubicación dentro de la vivienda del sitio más seguro, el cual podría ser un baño.

Otra consideración es explicarle a los niños qué hacer cuando empiezan a escuchar tiros, o cuando sus padres les indican que hay una situación de peligro por enfrentamientos y deben resguardarse.

Lo que no se debe hacer

El jurista recomienda que no se debe subir a techo o azoteas para tener una mejor visión de lo que está ocurriendo. Eso pone en riesgo a la persona. 

Siempre hay una tentación de sacar el celular y comenzar a grabar aspectos del tiroteo, pero esto también pone en peligro a la persona”, enfatizó.

Coincide con Mayorca en que si a una persona le toma por sorpresa una balacera en la calle, debe tirarse al piso y tratar de ponerse detrás de un objeto que lo cubra. Si puede entrar a una edificación o negocio sería ideal.

Por otra parte, la persona debe tener cuidado de no salir corriendo porque puede ser confundido como integrante de los que están enfrentándose, sea dos bandas criminales o delincuentes contra funcionarios. 

Esperar un tiempo prudencial luego del cese de los disparos. Así como no exponerse en la zona donde se generó el conflicto es vital para evitar estar en medio de los enfrentamientos en caso de que ocurra de nuevo.

Noticias relacionadas