• Además de las complicaciones con varias cremas de protección solar, la farmacéutica afronta demandas que incluyen al menos a 44 estados de EE UU por contribuir con la epidemia de opioides

Johnson & Johnson (J&J), empresa farmacéutica estadounidense, eliminó de su red de distribución cinco cremas solares desarrolladas por las marcas Neutrogena y Aveeno, debido a que detectó benceno en su composición, el cual es un elemento cancerígeno.

Cuatro de los ejemplares pertenecen a Neutrogena y uno a Aveeno; todos se aplican por medio de aerosoles. Sus nombres son: 

– Neutrogena Beach Defense 

– Neutrogena Cool Dry Sport 

– Neutrogena Invisible Daily 

– Neutrogena Ultra Sheer 

– Aveeno Protect + Refresh 

La multinacional publicó un comunicado para anunciar el retiro voluntario de los productos tras hallar “niveles bajos” del elemento en algunas muestras. 

El benceno es líquido e incoloro, además de ser inflamable. Dependiendo de la cantidad y de qué tan expuesto esté a la piel de una persona, podría desarrollar cáncer. 

Esta sustancia no es uno de los ingredientes empleados en la elaboración de cremas de protección solar, informó la farmacéutica, por lo que está en procesos de investigación para saber cómo se incluyó en algunos de sus productos. 

Igualmente, J&J ha realizado varios estudios y análisis en los que se han basado para afirmar que el porcentaje de benceno en las cremas retiradas no ocasionará perjuicios en quienes las usen. Esto para aliviar a quienes hayan usado alguno de los protectores solares. 

De acuerdo con la firma, la decisión de retirar las cremas de su línea de productos es para prevenir.

Aplicación de Neutrogena Cool Dry Sport | Foto: Neutrogena.

Otras complicaciones que afronta Johnson & Johnson 

La compañía de productos médicos, junto con otras tres distribuidoras, llegaron recientemente a un acuerdo para pagar un total de 26.000 millones de dólares, consecuencia de múltiples demandas que han recibido y que los acusan de propiciar la epidemia de opioides. 

Del total, 21 millones de dólares es lo que les corresponde pagar a las tres distribuidoras de opioides (AmerisourceBergen, McKesson y Cardinal Health) y los 5 millones restantes es el monto que asumirá J&J.

En la veintena comprendida entre 1999 y 2019, aproximadamente medio millón de personas murieron en Estados Unidos (EE UU) debido a sobredosis de opioides. Algunas víctimas obtuvieron el fármaco por receta médica, mientras que otros lo hicieron de manera ilícita. 

De acuerdo con el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de EE UU, 93 mil personas murieron por sobredosis de medicamentos durante 2020 –un incremento del 30% respecto a la cifra de 2019, la cual ya era récord–. De este número, 69.710 se adjudicaron a sobredosis de opioides. 

Entre los demandantes se encuentran al menos 44 estados del país, junto con muchas más jurisdicciones. Según el Washington Post, dichos estados, además del 95 % de las ciudades, condados y otros demandantes deben firmar el pacto para recibir una porción de las compensaciones.

Los medios informativos de EE UU acotaron que este pacto podría poner fin a un litigio que se ha desarrollado por más de dos años. En el transcurso de la semana se darán a conocer los detalles del acuerdo. 

Noticias relacionadas