• La misiva hace alusión a los últimos escándalos financieros en los que se vieron implicados miembros del personal eclesiástico y otras personas externas al Vaticano. Foto: EFE / Archivo

El lunes 9 de agosto, las autoridades policiales de Italia interceptaron en la oficina postal de Milán –al norte del país– un sobre que contenía una carta dirigida al papa Francisco. Esto estaba acompañado por tres balas dentro del mismo paquete. Los agentes confiscaron todos los elementos y abrieron una investigación autorizada por Alessandra Cerreti, fiscal adjunta de la ciudad. 

La información fue confirmada por fuentes del cuerpo militar Arma dei Carabinieri (Arma de Carabineros en italiano) a la agencia de noticias Efe. 

Los medios locales detallaron que los tres proyectiles dentro del sobre eran de calibre 9 milímetros. En cuanto a la misiva, acotaron que exponía un mensaje alusivo a los recientes escándalos de operaciones monetarias en los que se vio implicado el cardenal Angelo Becciu, quien fue destituido por el papa Francisco. 

Adnkronos, una agencia de noticias italiana, reveló que el paquete fue enviado desde Francia. Agregó que el destinatario fue escrito a mano, con bolígrafo, pero apenas legible: “Papa – Ciudad del Vaticano, Piazza S. Pietro en Roma”, se pudo descifrar. 

Caso de Angelo Becciu.

El cardenal –antiguo alto cargo de la poderosa Secretaría de Estado vaticana– fue imputado junto con otras nueve personas por varios delitos derivados de la compraventa sospechosa de un edificio lujoso en Londres, Inglaterra, y costó alrededor de 300 millones de euros. Esto se dio a conocer a principios de julio y el juicio comenzó el 27 del mismo mes.

Malversación de fondos, soborno y abuso de oficio fueron los cargos que le imputaron a Becciu, con lo que pasó a ser el primer miembro del colegio cardenalicio en ser encausado por la justicia del Vaticano. Otros procesados son parte del personal eclesiástico y laico de la Secretaría de Estado y algunos son externos a la Iglesia, pero activos en las finanzas internacionales.

“Soy víctima de un complot en mi contra, y hace tiempo que espero conocer las posibles acusaciones para permitirme desmentirlas rápidamente y demostrar al mundo mi absoluta inocencia”, expresó Becciu a través de su abogado.

Los trabajadores del centro postal consiguieron el paquete mientras clasificaban las correspondencias en la noche del domingo al lunes; posteriormente avisaron a los Carabinieri, quienes continúan examinando el material. Por su parte, el Vaticano no se ha manifestado sobre el tema. 

papa Francisco
Papa Francisco | Foto: EFE.

Antecedentes contra la máxima autoridad católica

Juan Pablo II: víctima de armas de fuego

Esta no es la primera vez que el papa está bajo amenaza. El 13 de mayo de 1981 se generó un intento de asesinato contra la máxima autoridad católica, en ese momento representada por Juan Pablo II (16 de octubre de 1978 – 2 de abril de 2005), cuyo nombre de nacimiento era Karol Józef Wojtyla. Cuando este se presentó en la Plaza San Pedro, en el corazón de la Ciudad del Vaticano, para dar su audiencia semanal ante 30 mil devotos, recibió cuatro impactos de balas: dos en el estómago, uno en el brazo derecho y otro que rozó su mano izquierda. 

El sumo pontífice estuvo en estado grave, debido a que las balas que atravesaron su abdomen provocaron perforaciones intestinales y hemorragias avanzadas. Sin embargo, el cuerpo de seguridad actuó con velocidad y el papa pudo sobrevivir tras someterse a cirugías de emergencia. 

Una carta con tres balas: la amenaza hacia el papa Francisco que fue interceptada por la policía italiana
Atentado contra Juan Pablo II | Foto: EFE.

Mehmet Ali Ağca (23 años de edad), de Turquía, fue quien realizó el intento de magnicidio. Lo sentenciaron a cadena perpetua en julio del mismo año; sin embargo, el presidente Carlo Azeglio Ciampi lo indultó en junio del año 2000, a petición del papa. Luego fue extraditado a su país natal, donde lo encarcelaron por un asesinato previo (al periodista izquierdista Abdi İpekçi en 1979) y dos asaltos de bancos en la década de los setenta. Tras casi 29 años en prisión, Ağca fue liberado el 18 de enero de 2010. 

Juan Pablo I: una muerte misteriosa

Por otra parte, la muerte de Juan Pablo I (26 de agosto de 1978 – 28 de septiembre del mismo año) ha generado sospechas y algunas teorías que apuntan a un envenenamiento como su causa (entre otras, ocasionadas por conspiraciones), aunque no existe certeza debido a que nunca esclarecieron los resultados de su presunta autopsia. Al papa, de nombre secular Albino Luciani, lo encontraron muerto en su cama a solo 33 días después de comenzar su papado. Falleció a los 65 años de edad y las fuentes oficiales indicaron que fue por un infarto como consecuencia del estrés de su nuevo cargo. 

Una carta con tres balas: la amenaza hacia el papa Francisco que fue interceptada por la policía italiana
Muerte de Juan Pablo I | Foto: Getty Images.

Según las informaciones locales del momento, la familia de Luciani no autorizó la solicitud de realizarle una autopsia al cadáver, además de que no era un procedimiento habitual en los pontífices fallecidos. Con el tiempo se revelaron algunos aspectos que despertaron más dudas: la familia reveló en 1991 que no murió mientras yacía en la cama, sino en el escritorio, y que sí le hicieron autopsia; además, el médico del papa, Da Ros, confesó que el sumo pontífice gozaba de buena salud y no había registrado problemas cardíacos significativos previos al infarto. 

Noticias relacionadas