• El médico infectólogo Manuel Figuera explicó para El Diario que la mucormicosis no es una infección nueva en el país, y aclaró que no se contagia entre personas. El hongo afecta solo a las personas inmunodeficientes

La confirmación de un caso de hongo negro en Venezuela, el martes 17 de agosto, generó una preocupación masiva en el país, principalemente a través de las redes sociales. La enfermedad, que está afectando a muchas personas en el mundo, recientemente ha estado asociada al covid-19. El hallazgo, sin embargo, no debe ser motivo de alarma, aclaró el médico infectólogo Manuel Figuera.

Los motivos para tranquilizar a la población, explicó Figuera para El Diario, son varios. En primer lugar, la infección, conocida como mucormicosis en términos médicos, no es nueva.

“Es una infección que existía en el pasado, antes del covid-19, y simplemente, con todo el tiempo de epidemia en Venezuela, y apenas es que tenemos un primer reporte oficial. En el pasado, cada cierto tiempo, uno sabe de casos”, dijo el infectólogo.

Miguel Figuera. Foto: Evelyn Crende / RMTF

De hecho, antes de la aparición de la pandemia de covid-19, al menos 38 países habían reportado casos de mucormicosis u hongo negro dentro de sus territorios. Por ejemplo, en la India y Pakistán se reportaban cerca de 140 casos por millón de habitantes al año, de acuerdo al Leading International Fungal Education (IDF), una organización especializada en infecciones.

Por otra parte, Figuera enfatizó que son pocas las personas que pueden infectarse con el hongo negro.

“La mucormicosis es una infección micótica oportunista. Micótica es una infección producida por hongos y oportunista son las infecciones que ocurren en personas que tienen condiciones de salud y que están debilitadas y que no son infecciones que ocurren eventualmente en personas sanas. Un ejemplo de infecciones oportunistas son las que pueden ocurrir en personas con diabetes, con cáncer, con VIH o con inmunosupresión por drogas o distintos tipos de tratamientos. No es una infección que ocurra de manera habitual en las personas sanas”, aseveró.

Leer más  ¿La excarcelación de Rodney Álvarez fue un acto de justicia?

El ejemplo de la India

Para entender mejor el funcionamiento del hongo negro, es necesario analizar el caso de la India, donde ocurre el principal brote del mundo. En los últimos meses han sido diagnosticados alrededor de 12 mil pacientes, con una tasa de mortalidad cercana al 50%.

Como aseguró Figuera, allí afecta principalmente a las personas con diabetes. Los datos también lo corroboran: de acuerdo con una investigación en pacientes que se están recuperando del covid-19 a nivel mundial, el 94% de quienes han sufrido un caso de infección de hongo negro sufren de diabetes. 71% de ellos fueron reportados desde la India.

Según la IDF, cerca del 57% de las personas que tienen diabetes en India, Nepal y Bangladesh están sin diagnosticar. Es decir, los casos de mucormicosis están estrechamente relacionados con la diabetes, más que con el covid-19. Esto también coincide con caso que se detectó recientemente en Venezuela:

Esta señora comenzó con un covid-19 leve y por supuesto hizo una inmunosupresión en un cuadro diabético aparatoso e hizo el hongo negro, se tomó una biopsia de su cara y fue enviada al laboratorio de salud pública en Caracas y ya se reportó positiva la mucormicosis del hongo negro”, comentó sobre el caso Rubén Darío Gallo, director de la Corporación de Salud en el estado Mérida.

No basta con tener covid-19 o ser diabético

La mucormicosis afecta principalmente a las personas con baja inmunidad, como es el caso de la diabetes o el covid-19. Y aunque hay más probabilidades que afecte a estas personas, esto no quiere decir que se infecten todos los que padecen estas enfermedades. En el caso de los diabéticos, Figuera mencionó que deben darse dos condiciones más: que el tratamiento de la enfermedad esté muy descuidado y que por ende esté avanzada, y que además viva en un entorno muy insalubre.

Leer más  La economía de Venezuela creció 7,8 % en el primer trimestre de 2022: ¿cuál es la proyección para finales de año?

“El tener un clima cálido, tropical, húmedo, donde hay mucho material en descomposición, heces regadas por el suelo, con condiciones de hacinamiento, de falta de higiene ambiental, donde hay contaminación de ríos y de suelos, hace que el hongo pueda estar de manera muy importante a nivel ambiental”, explicó.

Casos de hongo negro en la India
El ambiente en sectores de la India hace que el hongo aparezca con mayor frecuencia. Foto: Atul Loke para The New York Time

En cuanto a las personas con covid-19 que no sean diabéticos, el detonante sería el tipo de tratamiento que usa para tratarse.

“Dentro del esquema terapéutico del covid-19 están los esteroides, que solo tienen indicación clínica en pacientes hospitalizados, pero hay personas que han recibido dosis exageradamente altas sin ninguna justificación o tratamientos prolongados fuera de la etapa que corresponde y los esteroides no solo bajan las defensas, sino que alteran desde el punto de vista metabólico la azúcar en la sangre, producen hipoglucemia”, detalló el infectólogo.

Ese tratamiento de dosis altas de esteroide, argumentó Figuera, puede obedecer principalmente al uso de la dexametasona. Por ello recordó que este fármaco solo debe ser utilizado en pacientes con covid-19 severo, y no en estados leves y moderados. Por eso recomendó a la población no automedicarse.

“Hay personas que están medicando la dexametasona cuando no corresponde. Las personas que reciben esteroides en estas circunstancias, están poniendo en riesgo su salud y están aumentando la posibilidad de distintos tipos de problemas, incluyendo si tienen diabetes u otros problemas de inmunosupresión la posibilidad que puedas incluso sufrir infecciones oportunistas de distintos tipos”, aseguró.

Aclaratoria

El martes 17 de agosto, El Diario tituló la noticia “Confirmaron el primer caso de hongo negro en Venezuela: lo que se sabe”. En el desarrollo de la nota se complementó la información. Sin embargo, como explicó el médico infectólogo Manuel Figuera, esta infección no es nueva en el país ni en el mundo. Por lo tanto, se trataba del primer caso de hongo negro en un paciente que tuviera covid-19.

Contagio, diagnóstico y tratamiento

Dicho esto, Figuera aclaró que la mucormicosis no se transmite entre personas ni animales. Es decir, si dentro de un entorno de personas hay un paciente con hongo negro, estas no se van a contagiar, salvo que tenga las condiciones médicas y ambientales que explicó anteriormente.

Leer más  ¿Quién es Carlos Malpica, la figura del chavismo que EE UU removió de la lista de sancionados?

La manera para diagnosticarlo es a través de biopsia, analizando el tejido en profundidad. Aunque puede llegar a ser fácil identificar a un paciente con mucormicosis (en la nariz, senos paranasales y ojos se produce un ennegrecimiento de la piel debido a que no circula la sangre hacia los tejidos), el infectólogo recomendó hacer el análisis médico.

Persona con mucormicosis u «hongo negro».

“Es importante hacer el diagnóstico porque es importante hacer una limpieza quirúrgica lo más pronto posible, lo cual aumenta la sobrevida. La mortalidad disminuye cuando se ponen tratamientos antimicóticos que pueden ser tóxicos de manera prolongada”, dijo Figuera.

No obstante, señaló que en Venezuela son muy escasos y costosos estos antimicóticos. Algunos incluso no hay.

Para evitar el agravamiento de las personas con diabetes, VIH o cáncer que viven principalmente en zonas rurales y puedan contraer la mucormicosis, el infectólogo enfatizó que el Estado debe priorizarlos en la vacunación contra el covid-19, con las mejores vacunas disponibles. “Las vacunas salvan vidas y no están contraindicadas en ningún caso”, recordó.

Noticias relacionadas