• La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) remitió la decisión final sobre el incidente a la FIFA. Foto: EFE

El partido Brasil-Argentina, por la sexta fecha de las eliminatorias suramericanas al Mundial de Catar, fue suspendido el domingo por la infracción al protocolo sanitario cometido por cuatro jugadores de la Albiceleste.

De la nueva edición del Superclásico de las Américas, que enfrentaba a los dos primeros equipos en la clasificación de la eliminatoria, apenas se jugaron seis minutos.

El árbitro venezolano Jesús Valenzuela y los comisarios de campo oficializaron la suspensión del partido por parte de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Los hechos

Argentina decidió retirar su equipo luego que fiscales de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador) de Brasil irrumpieron en la cancha ante la denuncia de que cuatro jugadores habían suministrado informaciones falsas en inmigración.

Los deportistas son Emiliano Martínez y Emiliano Buendía (Aston Villa) y Cristian Romero y Giovani Lo Celso (Tottenham), quienes después de actuar la semana anterior con sus clubes de Londres viajaron a Suramérica para integrarse al seleccionado argentino.

Las normas sanitarias brasileñas vigentes exigen que las personas que estuvieron en los últimos 14 días en Reino Unido, India y Suráfrica deben cumplir una cuarentena obligatoria de 10 días y de acuerdo con la Anvisa los deportistas suministraron “informaciones falsas” al respecto durante su proceso de inmigración.

Martínez, Romero y Lo Celso habían saltado al campo como titulares, mientras que Buendía estaba en el banco de reservas. Los cuatro jugadores llegaron a Brasil el viernes provenientes de Caracas, donde Argentina derrotó el jueves por 1-3 a Venezuela en la jornada anterior.

Posición en la Eliminatoria. Brasil es líder de la eliminatoria con 21 puntos escoltado por Argentina, con 15 unidades.

Con la interrupción del partido en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo, Argentina decidió retirarse y encerrarse en el vestuario.

Después, el capitán Lionel Messi fue el único que salió para dialogar con su homólogo brasileño Neymar y Marquinhos, compañeros en el París Saint Germain francés, y con el seleccionador local Tite y Dani Alves, a quienes les comunicó que Argentina no jugaría sin los cuatro jugadores implicados en el incidente.

Messi trató de dialogar
Foto: EFE

Qué dice la Confederación Brasileña de Fútbol

El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ednaldo Rodrigues, afirmó que la autoridad sanitaria brasileña se “extralimitó” al irrumpir en la cancha para suspender el partido entre las selecciones de Brasil y Argentina por la eliminatoria mundialista.

“Todos tuvimos un susto y quiero decir que es lamentable. El partido entre Brasil y Argentina despierta el interés de todo el mundo y la CBF no tuvo participación en ningún momento (de la decisión)”, declaró Rodrigues al canal SporTV.

En un comunicado, la CBF reiteró las palabras de Rodrigues, negando su participación como ente deportivo en algún tipo de negociación para omitir el protocolo sanitario vigente, aunque manifestó que la Anvisa «pudo actuar con antelación» antes y haber evitado el desgaste de hacerlo en pleno partido.

“La CBF respeta los protocolos de la Anvisa y en ninguna situación queríamos esquivar la Legislación», pero, a su juicio, “esto causa indignación porque la Anvisa se extrapoló en sus decisiones y podría haber evitado eso antes», aseveró el titular del órgano rector del balompié brasileño.

Qué hicieron los equipos ante la suspensión

La Canarinha aprovechó la presencia en el estadio y realizó entonces un entrenamiento de cara al encuentro del jueves en el estadio Arena Pernambuco de Recife ante Perú, mientras que Argentina abandonó el estadio Neo Química Arena con destino al aeropuerto Cumbica de Guarulhos, en la región metropolitana de Sao Paulo.

La Albicelste, en tanto, embarcará para Buenos Aires, donde recibirá el jueves en el estadio Monumental de Núñez a Bolivia.

Qué dijo el técnico de la selección de Argentina

El técnico de la selección argentina, Lionel Scaloni, se mostró “muy triste” por lo ocurrido

“Me pone muy triste, No busco culpables, pero me pone triste. Si pasó o no pasó algo, no era el momento. No sé qué palabra utilizar. Me gustaría que la gente en la Argentina entienda que, en este caso, yo tenía que defender a mis jugadores, que se lo querían llevar o deportar. Y no tenían chance de hacer eso», reseñó el diario La Nación de Argentina.

Aseguró que en ningún momento les dijeron que los cuatro jugadores no podían jugar el partido.

“El delegado de Conmebol nos dijo que fuéramos al vestuario. Nos pone muy tristes. Somos los damnificados. Queríamos jugar el partido. Los jugadores de Brasil también. El espectáculo estaba para jugar» , añadió.

Por su parte, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, indicó que existe una legislación sanitaria mediante la cual se juegan todos los torneos sanitarios, en el cual las autoridades de cada país aprueban un protocolo que está vigente y firmado por las 10 asociaciones, y que cuidamos al extremo.

“Esto que pasó es lamentable para el fútbol, una imagen muy mala para el mundo. Cuatro personas interrumpieron el partido por algo que no entendemos qué es”, dijo el presidente de la AFA.

El comunicado de la Conmebol

Sin demasiados detalles, la Conmebol señaló que por decisión del árbitro del partido, el encuentro organizado por FIFA entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias para la Copa del Mundo fue suspendido.

El árbitro y el comisario del partido elevarán un informe a la Comisión Disciplinaria de la FIFA, responsable por las eliminatorias mundialistas, la cual determinará los pasos a seguir.

Con información de EFE

Noticias relacionadas