• En Venezuela actualmente existen tres variantes de covid-19 clasificadas como de  preocupación (alfa, gamma y delta) y dos de interés (mu y lambda). Cuatro de ellas han sido reportadas en la región capital | Imagen: EFE

La pandemia por covid-19 sigue su curso y en Venezuela los epidemiólogos han encendido las alertas. Actualmente existen cinco variantes del virus en todo el país, de las cuales dos son consideradas “de interés” y tres “de preocupación”. La ONG Médicos Unidos de Venezuela confirmó la información y agregó que, por tanto, es de esperarse un “repunte importante de casos”. 

Las variantes “de preocupación” se caracterizan por ser más contagiosas, además de evadir con mayor facilidad los anticuerpos, explica para El Diario, Flor Pujol, bióloga egresada de la Universidad Simón Bolívar (USB) y con doctorado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC). 

“Es más probable que una persona vacunada se infecte al estar en contacto con una variante que al establecer contacto con células del virus en una fase no variante. Sin embargo, las vacunas siguen protegiendo contra los cuadros graves de la enfermedad, ya que se reduce en diez veces la probabilidad de hospitalización o ingreso a unidades de cuidados intensivos y la probabilidad de muerte, incluso en los casos de la variante delta, que hasta ahora ha demostrado ser la más grave”, expresó.

¿Cuáles son las variantes de covid-19 detectadas en Venezuela?

Desde mediados de año se empezaron a registrar en Venezuela casos de la última variante de preocupación de covid-19, la delta. Así como el resto de variantes de este tipo, es más contagiosa que las anteriores y, además, es la que tiene mayor carga viral. 

Estas variantes surgen con la acumulación continua de mutaciones hasta formar un nuevo virus con características particulares. Si este compendio de atributos le permiten contagiarse con mayor facilidad, evadir los anticuerpos y subsistir por más tiempo, resulta en una transmisión comunitaria que da pie a la circulación de una nueva variante. En Venezuela, hasta la fecha, no hemos detectado que haya surgido ninguna”. –Flor Pujol, bióloga egresada de la Universidad Simón Bolívar (USB) y con doctorado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

Número de casos de covid-19 en Venezuela

De acuerdo con las cifras del régimen de Nicolás Maduro, Venezuela ha acumulado hasta la fecha 348.873 contagios. Las autoridades agregaron que de los casos comunitarios de la jornada del 13 de septiembre, Miranda (344), Caracas (324) y Vargas (165) son los estados que encabezan la lista por cantidad.

La primera variante de preocupación identificada en el país fue la gamma y se estima que ingresó a través de la frontera con Colombia desde finales de enero y se propagó con rapidez en todo el territorio nacional. 

Covid-19 en la región capital. En la actualidad, existen cuatro variantes en Caracas, Miranda y Vargas: alfa, gamma, delta, lambda y mu.

En mayo se detectó la segunda variante de este tipo: la alfa, de la cual también hay sospechas de que llegara desde la frontera mencionada, ya que previamente se reportó circulación de la variante en Colombia. 

Entre junio y julio, continuó Pujol, comenzaron a registrarse casos de la variante delta en Distrito Capital y Miranda, aunque luego también se reportó su circulación en otros estados como Apure. 

Patricia Valenzuela, vicepresidenta de la Sociedad Venezolana de Infectología, expresó recientemente que la variante llegó a Venezuela por medio de vuelos exteriores que aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía. 

Las otras dos variantes restantes pertenecen a la clasificación de interés: lambda y mu. 

A pesar de esto, no existen cifras oficiales para contabilizar el número de contagiados acorde a cada variante. 

Lavado de manos | Foto: Getty Images.

¿Cómo se clasifican las variantes de covid-19?

De acuerdo con la explicación de Pujol, el virus original ha ido acumulando mutaciones, las cuales permiten diferenciar linajes de virus. Los que pertenecen a un mismo linaje se asemejan más entre sí. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado algunos de esos linajes como “variantes”. Estas, a su vez, tienen tres clasificaciones: variantes de monitoreo, de interés y de preocupación.

Las variantes de monitoreo son aquellas que se están supervisando para evaluar su comportamiento y determinar si podría evolucionar significativamente.

Les siguen las variantes de interés, que tienen ciertas mutaciones que parecen dotarlas de otras características más dañinas, como mayor nivel de transmisión, patogenicidad elevada, evasión de respuestas de anticuerpos o del diagnóstico, entre otras. Adicionalmente, de este tipo de variantes hay evidencia de su aumento en algún país o región en particular.

Variantes de interés:

Mu (apareció en Colombia).
Eta (apareció en Reino Unido y Nigeria).
Iota (apareció en Nueva York, Estados Unidos).
Lambda (apareció en Perú).
Kappa (apareció en la India).

Cuando se demuestra la existencia de las potenciales características de las variantes de interés, la OMS las clasifica como variantes de preocupación. Las investigaciones científicas han descubierto hasta ahora cuatro variantes de preocupación y cinco de interés en todo el mundo. 

Pandemia del covid-19 en el mundo | Foto: Getty Images.

Variantes de preocupación 

Todas las variantes de preocupación de covid-19 han sido bautizadas con letras griegas, indicó la especialista. Esto para evitar la relación con el lugar donde emergieron y, a su vez, evadir la discriminación hacia un país en particular, o su población. Por tanto, dichas variantes son: 

-La variante alfa (que emergió en Reino Unido).
-La variante beta (que emergió en Suráfrica).
-La variante gamma (que emergió en Brasil).
-La variante delta (que emergió en la India).

Todas se caracterizan por un mayor nivel de evasión de respuesta de anticuerpos –es decir, las defensas provistas por una infección previa o por una vacuna–. De todas, Pujol reveló que la delta es la que ha mostrado mayor evasión, seguida por la gamma y la beta. A pesar de que la alfa es la menos destacada en este particular, sigue teniendo un nivel evasivo por encima de las variantes de interés. 

Por otra parte, la bióloga comentó que tanto la alfa como la delta son las que han mostrado mayor grado de virulencia y patogenicidad. Esto quiere decir que es más frecuente recurrir a hospitalizaciones con estas dos variantes, lo que conlleva a un cuadro más grave de la enfermedad. 

Pujol hizo hincapié en que las medidas para resguardar a la población y evitar el contagio de las nuevas variantes, son las mismas que se han sugerido desde el comienzo de la pandemia: uso de tapabocas o mascarillas (preferiblemente doble), higiene constante de las manos, uso de geles con alcohol y el pertinente distanciamiento social.

Noticias relacionadas