• La Sociedad Venezolana de Cardiología ha suministrado material educativo y práctico sobre cómo mantener la salud durante el mes del corazón 

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque esta data indica cuáles son los motivos de defunción reportados desde el año 2000 hasta finales de 2019, la estadística refleja una diferencia significativa con otros problemas de salud.

La cardiopatía isquémica y el accidente cerebrovascular (ACV) ocupan, respectivamente, los dos primeros puestos de esta lista. Esto continúa ocurriendo a pesar de que frenar su aparición y avance consiste, en la mayoría de los casos, en un cambio de hábitos. 

José Miguel Torres Viera, presidente de la Sociedad Venezolana de Cardiología (SVC), aseguró que el curso de la enfermedad cardiovascular mejora sustancialmente cuando se hacen cambios en la vida diaria, como aumentar la actividad física y comer saludable.

Con modificaciones de los hábitos, la mayoría de los factores de riesgo de la enfermedad cambian. Hacer ajustes en las actividades diarias y conductas puede influir en el control del peso, que es tan importante en el manejo de esta enfermedad”, dijo Torres en entrevista para El Diario.

Detalles de la enfermedad cardiovascular

La enfermedad cardiovascular, explicó el especialista, se caracteriza porque cursa inicialmente asintomática. La mayoría de los pacientes no notan algún malestar o cambio importante en su cuerpo. 

No obstante, la aparición de la enfermedad se puede detectar con mediciones de tensión arterial u otros estudios especializados. Con un electrocardiograma el especialista puede monitorear el tiempo en el que la presión ha variado y con un ecocardiograma evaluaría las condiciones en las que está el corazón. 

“Es una enfermedad silente, inflamatoria que va sucediendo en quietud. Esto puede suceder cuando los niveles de colesterol son altos: la persona puede tener esos valores elevados sin sentir nada, pero a medida que pasan los años se va acumulando en los vasos e impide que llegue sangre oxigenada a los órganos del cuerpo”, detalló el cardiólogo. 

Al obstruirse esos vasos, con el tiempo se puede desencadenar un síndrome coronario que evolucione en un infarto, ACV o a una angina de pecho inestable. Cualquiera de estos desenlaces requiere de la intervención de urgencia por parte de un cardiólogo. 

A esto responde que la enfermedad cardiovascular sea la principal causa de hospitalización y discapacidad en adultos de entre 40 y 80 años de edad. 

Recomendaciones de para prevenir la enfermedad cardiovascular 

El presidente de la SVC insiste en que los cambios en el estilo de vida y rutinas diarias son esenciales para prevenir alguna afección cardiológica. 

Mes del corazón

Septiembre es considerado como el mes del corazón, debido a que se conmemora una efeméride enfocada en la prevención.

Cada 29 de septiembre, Día Mundial del Corazón, se desarrollan en todo el mundo actividades relacionadas con el cuidado del corazón. Estos eventos son incentivados por la OMS y las sociedades cardiológicas de cada país.

Cuando las personas conocen sus cifras de glucemia, de lípidos en cintura abdominal y de presión arterial pueden apuntar a sus metas ideales y así contener a la enfermedad para que no aparezca de forma temprana o para que no se complique”, explicó el cardiólogo.

La actividad física es la principal aliada para cumplir esas metas. Caminar, trotar, nadar y andar en bicicleta, todos ejercicios cardiovasculares, son los más recomendados por especialistas. Sin embargo, Torres aclaró que cualquier rutina física que pueda hacerse desde casa es un buen comienzo. 

El cardiólogo aseguró que hasta la fecha lo más recomendable es hacer actividades en casa con ayuda de dispositivos electrónicos o en espacios abiertos con poca afluencia de personas, debido a que los contagios de covid-19 no están controlados en Venezuela ni en la mayoría de los países. 

Destacó que el covid-19 es especialmente severo con personas que tienen enfermedad cardiovascular, por lo que sugiere mantener una actividad física con baja exposición al virus. 

Otras recomendaciones son disminuir el consumo, sin eliminarlo con completo, de azúcares refinados, grasas, carbohidratos y darle mayor importancia en la dieta a los vegetales frescos. 

Actividades educativas y de prevención

En Venezuela, a propósito de conmemorarse el mes del corazón, la SVC compartió material educativo y de prevención en sus redes sociales para el público en general. La mayoría de estas charlas quedaron disponibles en el canal de Instagram TV de la institución. 

Promotores de la salud y la vida saludable como María Laura García, Shia Bertoni y Graciela Beltran Carias participaron este año en la campaña de la SVC y usaron sus espacios en radio y redes sociales para difundir el mensaje de los especialistas en cardiología. 

Para el martes 28 y miércoles 29 de septiembre están programadas charlas educativas que se dictarán a través de Zoom. El objetivo de esta dinámica es no tener límites de tiempo para las presentaciones y preguntas del público, quienes podrán registrarse en el enlace disponible en la web de la SVC. 

“Habrá micropresentaciones de expertos de la Sociedad de Cardiología sobre triglicéridos, colesterol, prevención cardiovascular de todo tipo especialmente ejercicio y control de peso gratuitas a los pacientes y de la forma más simple posible”, añadió el experto. 

El 20 de septiembre, la SVC también lanzó un reto para los venezolanos dentro y fuera del país que consiste en hacer alguna actividad física y acumular kilómetros hasta el próximo 2 de octubre. 

El registro de los kilómetros se hará desde la aplicación Strava. Las actividades sugeridas son caminata, carrera, senderismo, natación y ciclismo. El objetivo es acumular 10.000 kilómetros para la fecha límite. 

El valor de la prevención en un sistema de salud deteriorado 

El presidente de la SVC aseguró que la labor de los cardiólogos que ejercen en el sistema de salud pública en Venezuela tienen cuesta arriba la atención de sus pacientes. El especialista destacó que los entes que administran los hospitales han hecho poco para dotarlos con lo necesario para urgencias cardiovasculares. 

Procedimientos como cateterismos son complejos y usualmente no hay disponibilidad para hacerlos en la mayoría de los centros de salud públicos. Ante esto, Torres señaló que el trabajo de los médicos está enfocado en contener la enfermedad para evitar llegar a esas emergencias. 

Con respecto a la disponibilidad de medicamentos, el especialista señaló que actualmente hay mayor oferta que en años anteriores gracias a las farmacéuticas nacionales. Esto deriva en una variedad de costos. No obstante, indicó que cuando el paciente tiene un esquema de tratamiento combinado el precio se eleva; a veces es inasequible para la mayoría de los venezolanos. 

La crisis humanitaria representa un desafío para médicos y pacientes. Los especialistas insisten en mantener un estilo de vida saludable en la medida que su economía lo permita. 

Noticias relacionadas