• Cada 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la No violencia en honor al natalicio del líder indio que impulsó la independencia de su país de forma totalmente pacífica

La violencia ha sido uno de los mayores problemas del mundo. Muchos países viven en medio de conflictos armados, elevados índices de inseguridad y sociedades violentas. Por esa razón, en el año 2007 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decretó el 2 de octubre como Día Internacional de la No Violencia

En esta fecha se promueve la premisa de la inclusión de todas las personas en la búsqueda de la paz, la tolerancia y la comprensión. Incluso forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La ONU afirma que  el principio de la no violencia rechaza el uso de la violencia física para lograr un cambio social o político. Esta forma de lucha social ha sido adoptada por muchas poblaciones alrededor del mundo en campañas en favor de la justicia social.

La teoría de la no violencia se mueve bajo el principio del consentimiento. El poder de los gobernantes depende del consentimiento de la población, por lo cual la no violencia busca disminuir ese poder a través del retiro del consentimiento y la cooperación de la población.

La ‘Pistola Anudada’, es unaicónica escultura diseñada tras el asesinato de John Lennon. Se trata de un poderoso símbolo de paz y no violencia. Está ubicada en la sede de la ONU en Nueva York (EE UU).

Gandhi, el pacifista

La elección del 2 de octubre como día para promover acciones por la paz no fue hecha al azar. En esta fecha se celebra el nacimiento de Mahatma Gandhi (1869), el activista y líder del movimiento independentista de la India, además fue el pionero de la filosofía de no violencia en el mundo. 

El líder indio promovió la desobediencia civil no violenta en contra del Raj Británico (régimen de gobierno colonial de la corona británica sobre el subcontinente indio entre 1858 y 1947.​​) 

La no violencia es la mayor fuerza a disposición de la humanidad. Es más poderosa que el arma de destrucción más poderosa concebida por el ingenio del hombre”, era la premisa de Gandhi.
Mahatma Gandhi, el alma grande pionero en la no violencia
Gandhi acompañado de los satyagrahis durante la marcha de la sal en 1930

La primera rebelión de militares y reinos indios ocurrió en 1857 con el objetivo de deshacerse del dominio británico. Sin embargo, los colonos tomaron el control y formaron el Raj Británico. A partir de ese momento los británicos impusieron su idioma, sus costumbres y sus tradiciones, muchos de los cuales todavía se mantienen.

Gandhi nació en una familia profundamente religiosa y de la alta sociedad de Bombay. Viajó a Londres para estudiar Derecho, donde vivió la discriminación contra los indios. Luego viajó a Suráfrica, donde tuvo un papel activo en la reivindicación de los derechos civiles de sus compatriotas en ese país. Creó hospitales y colonias agrarias. 

En el año 1906, el gobierno de Suráfrica promulgó una ley que obligaba a todos los ciudadanos indios a registrarse. Por esa razón, se originaron protestas masivas. Gandhi instó a sus compatriotas a manifestarse de manera pacífica y sin violencia. Finalmente el gobierno negoció una solución con Gandhi. 

Luego de ver de cerca la discriminación racial y ejercer como activista de derechos humanos, regresó a su país con el objetivo firme de lograr la independencia bajo la teoría no violenta. 

En abril de 1919 el brigadier británico Reginald Dyer ordenó a sus tropas disparar contra una multitud de ciudadanos que se congregaron en la ciudad de Amritsar para celebrar el año nuevo. El gobierno británico justificó la matanza alegando que se trataba de grupos rebeldes.

La matanza de Amritsar marcó un punto de inflexión en las relaciones entre la India y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. De ahí, inició el movimiento de no cooperación que encabezó Gandhi entre 1920 y 1922.

El alma grande

En protesta contra la matanza, el escritor Rabindranat Tagore, ganador del Premio Nobel de Literatura, renunció a su título de sir (caballero) otorgado por el gobierno británico. Alegó que «se ponía al lado de sus compatriotas […] que sufren una degradación indigna de seres humanos». El escritor bautizó a Gandhi con el apelativo de Mahatma (gran alma), sobrenombre con el que sería conocido en todo el mundo.

El filósofo pacifista logró su objetivo con famosas campañas de no cooperación con los colonizadores que consistieron en la dimisión de cargos públicos, paros laborales, huelgas de hambre, movilizaciones y sentadas en las calles. 

Mahatma Gandhi, el alma grande pionero en la no violencia

Estuvo preso en varias ocasiones, pero se convirtió en interlocutor clave en las negociaciones con los británicos. 

Finalmente, en 1944 se puso sobre la mesa la división de la India con el final de la Segunda Guerra Mundial. Gandhi consiguió la liberación de 100.000 presos políticos pero se negó rotundamente a la partición de la India. Aceptó con la esperanza de una unificación luego de conseguir la libertad.

Sin embargo, los conflictos interreligiosos entre hindúes y musulmanes se mantuvieron, generando la muerte de más de 5.000 personas. Fue esta división lo que causó su muerte. El 30 de enero de 1948, dos extremistas hindúes le dispararon cuatro tiros a quemarropa por su búsqueda de una reconciliación entre ambos Estados.

Violencia en el mundo

La Organización Panamericana de la Salud (OPS)  afirma que la violencia se relaciona directamente con los problemas de salud pública que afectan al mundo. 

“La exposición a la violencia puede aumentar el riesgo de fumar, consumir alcohol o uso de drogas; de sufrir enfermedades mentales o tendencia al suicidio; así como enfermedades crónicas como enfermedades del corazón, diabetes o cáncer; enfermedades infecciosas como el VIH y problemas sociales como el crimen o más violencia”, señala la OPS. 

En cifras

Aproximadamente 470.000 personas son víctimas de homicidio cada año y cerca de 500 personas mueren a diario como resultado de la violencia interpersonal en las Américas.

Alrededor del 38% de todos los asesinatos de mujeres son perpetrados por sus parejas íntimas

1 de cada 3 mujeres han experimentado violencia física y/o sexual.

Hacia fines de 2017, 68,5 millones de personas fueron forzosamente desplazadas como resultado de la persecución, el conflicto, la violencia o las violaciones de los derechos humanos.

Alcanzar la paz es parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Por lo que los Estados se deben comprometer a reducir significativamente los niveles de violencia que afectan la calidad de vida de la población, entre ellas mujeres, niñas y niños que son las principales  víctimas de violencia sexual, trata de personas y violencia intrafamiliar.

Noticias relacionadas