• El mandatario interino organizó un encuentro con la Alianza de las Democracias para que los principales líderes prodemocracia alzaran sus voces en contra de los sistemas autoritarios. Representantes de Cuba, Nicaragua, Hong Kong, Uganda, Bielorrusia y Birmania agradecieron al gobierno de Juan Guaidó por promover los espacios democráticos. Foto: EFE

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, pidió a las democracias del mundo “hacer más” por los países oprimidos por los regímenes autoritarios. 

El mandatario nacional organizó la cumbre de los principales líderes democráticos, en donde existen regímenes autoritarios, en conjunto con la Alianza de las Democracias. El evento, que se llevó a cabo este jueves 7 de octubre mediante una conferencia virtual, fue un espacio para denunciar ante la comunidad internacional el sistemático ataque de gobiernos arbitrarios contra las libertades individuales. 

Guaidó recordó que el país padece una crisis originada por el secuestro de las libertades, por lo que destacó la importancia de la unión de distintas naciones para hacer frente a las dictaduras del mundo.

Con respecto al autoritarismo, denunció que se expande rápidamente por el mundo y lo calificó como un “problema global”. 

También alertó que las prácticas de las dictaduras han tomado poder a través de mecanismos de control social a raíz de la pandemia del covid-19. Por esa razón pidió tomar acciones por los focos de libertad que aún quedan en Venezuela.

“Hemos visto cómo los regímenes autoritarios se articulan para lavarse la cara y la sangre. Queremos que no se banalice la lucha de muchos, el autoritarismo se expande a nivel mundial”, dijo Guaidó en su discurso.

El presidente interino agradeció a los gobiernos y organizaciones mundiales que han implementado sanciones individuales contra miembros de la dictadura en Venezuela, así como violadores de derechos humanos. Por último, pidió unión para hacer valer y respetar la dignidad de los venezolanos y de los ciudadanos víctimas de estos regímenes.

Esto no es suficiente. Hay que llevarlo a la acción, a pesar del riesgo de vida. Hemos visto cómo estos dictadores han saqueado las arcas de los países. La democracia siempre está en juego. Podemos hacer mucho más en este mundo y tiene que partir precisamente de los que estamos en primera línea. La historia nos ha demostrado que unidos somos más fuertes”, sentenció.

Voceros de la democracia

En la reunión también participaron los líderes democráticos Javier Larrondo (Cuba), Rosalia Miller (Nicaragua), Bobi Winner (Uganda), Nathan Law (Hong Kong), Verónica Tsepkalo (Bielorrusia) y Dr Sassa de Birmania.

Los activistas por los derechos humanos agradecieron al gobierno interino de Juan Guaidó por haber organizado una cumbre para conversar sobre los espacios democráticos y exponer a las dictaduras del mundo.

Asimismo, denunciaron que cualquier persona que promueva una alternativa democrática en estos países es perseguida y encarcelada. 

También exigieron por la libertad de los presos políticos y por los pueblos que están sumidos en la pobreza por los regímenes autoritarios.

¿Qué ha sucedido en las negociaciones?

La Plataforma Unitaria, conformada por representantes de Juan Guaidó, y representantes del régimen de Nicolás Maduro han concluido al menos dos fases de negociaciones que se están llevando a cabo en México desde agosto de 2021. 

El gobierno mexicano puso como plazo 180 días para llegar a un acuerdo final, aunque no es una fecha límite tomando en cuenta los resultados debido a los fracasos anteriores.

Guaidó desde la Alianza de las Democracias pidió más acciones contra los regímenes autoritarios
Foto: EFE

Las mismas tienen una agenda de siete puntos, que incluyen flexibilización de sanciones, derechos políticos y garantías electorales. 

Gerardo Blyde, jefe de la delegación opositora, señaló la importancia de abordar la reinstitucionalización judicial del país para que sea un organismo “independiente y soberano”. Para ello, han exigido la implementación de leyes que contrarresten el manejo de los aparatos del régimen sobre estas instituciones. 

“Que acabe con la altísima impunidad que hay en Venezuela y nos permitirá confiar en que hay alguien a quien acudir cuando el Estado abusa de su poder. Es el sentido del equilibrio de un sistema judicial donde todos sintamos que la justicia puede ser conseguida”, dijo.

Venezuela, segunda cuna del autoritarismo 

Recientemente, el 21 de septiembre de 2021, Michelle Bachelet, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, recibió el segundo informe de la Misión de Determinación de Hechos sobre Venezuela.

En base a ello reiteró que no hay mejoras en materia de DD HH en el país. 

Además, en una importante descripción del funcionamiento de las instituciones venezolanas, constató que los jueces, fiscales y policías venezolanos contribuyen, por acción y por omisión, a la violación sistemática de los derechos fundamentales.

Asimismo, se expone las restricciones, intimidación y criminalización de los defensores de los derechos humanos y de los líderes sindicales en Venezuela.

Violación de Derechos Humanos en Lara
Foto: EFE

Bachelet también reiteró, ante el 48 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que en Venezuela los ingresos siguen siendo dramáticamente bajos e insuficientes para garantizar un nivel de vida adecuado.

En su participación oral, destacó la crítica situación de los trabajadores del sector formal, 56,1% de estos trabajadores y de los pensionados venezolanos, y dijo que tienen ingresos promedios entre 2 y 5 dólares.

Aliento a que se fortalezca el acceso a los servicios básicos, particularmente para los grupos más vulnerables y con especial atención a la igualdad de acceso y a la no discriminación», indicó.

A su vez dijo que «confía» en que el diálogo que está en curso entre las partes venezolanas con sede en México pueda conducir a «soluciones significativas» y se traduzca en «mayores avances para la protección de los derechos humanos».

Finalmente, la oficina de Bachelet pidió a los países mantener su ayuda humanitaria a Venezuela, en particular en lo referido a la pandemia.

La máxima autoridad en materia de DD HH también espera que con ello se asegure una distribución justa de las vacunas, situación que no ha sucedido debido a las malas políticas y decisiones implementadas por el régimen de Maduro.

Noticias relacionadas