• El Día Mundial de la Salud Mental se conmemora cada 10 de octubre con el objetivo de promover la prevención de trastornos psicológicos

El cuidado de la salud mental se convirtió en una tarea fundamental durante la pandemia. Uno de sus motivos es que las situaciones estresantes asociadas al covid-19 o a las necesidades económicas de las familias aumentaron en Venezuela y el mundo.

Cada 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental. Esta fue fecha impulsada por la Federación Mundial para la Salud Mental (WFMH) apoyada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para promover el cuidado de las emociones. 

Suicidio: cuarta causa de muerte en niños y adolescentes

46.000

jóvenes de entre 10 y 19 años se quitan la vida cada año

Pese a que los trastornos psicológicos pueden afectar a cualquier grupo de edad, los adolescentes son especialmente vulnerables de acuerdo con datos proporcionados por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). 1 de cada 5 jóvenes de entre 15 y 24 años de edad reportó al Estado Mundial de la Infancia 2021 sentirse deprimido o con poco interés por hacer planes para el futuro. 

La susceptibilidad emocional de este grupo etario le da una mayor relevancia a preservar un estado de salud mental en la cotidianidad. 

“La salud mental es un estado de bienestar que está presente en cada una de las personas y que les permite tomar conciencia de sus capacidades para afrontar de manera favorable las situaciones que se presentan día a día”, explicó la psicóloga clínica Miren De Tejada Lagonell para El Diario.  

La especialista detalló que desde el hogar se pueden tomar medidas para proteger las emociones y prevenir afectaciones mayores como trastornos de ansiedad y depresión.

Hablar sobre salud mental 

Normalizar el hablar de salud mental en el hogar puede ser un recurso esencial para prevenir situaciones en las que se vea comprometida la estabilidad psicológica.

Existen ideas erradas acerca de lo que es la salud mental y piensan que hablar de ella tal vez está asociada a la existencia de trastornos mentales y la persona se puede sentir débil ante el otro cuando dice que se va a psiquiatría o a psicología”, expresó la especialista.

Conversar en el grupo familiar o entre amigos sobre situaciones que generan estrés, ansiedad, tristeza o rabia pueden ser el equivalente de un primer paso para buscar soluciones. 

En ocasiones, la persona no es capaz de identificar las señales de un alteración del estado de ánimo. Ante esto es necesario contar con algún apoyo familiar o persona relevante que esté dispuesta a hablarlo. 

Normalizar el hablar de salud mental en el hogar

Estar atento a señales de alarma 

Hay señales de alarma que pueden ser identificadas como parte de alteraciones del estado de ánimo. Dependiendo de cuántas de estas señales están presentes, podría ser necesario acudir a un especialista en salud mental. 

“Una persona que no puede conciliar el sueño, que pasa horas de insomnio, con cambios importantes de humor, cambios de apetito y de ingesta, la pérdida de interés por hacer actividades, como dicen los consultantes que sienten que tienen la brújula perdida o todas esas frases que se dicen en el discurso diario hay que escucharlas y son indicadores de que necesitamos buscar ayuda”, señaló la especialista. 

Señales más alarmantes: 

–  Pensamientos fatalistas 

– Pasar mucho tiempo en cama

– No querer enfrentar la realidad

– Estar constantemente sin energía, cansado o con malestar

– Llorar con mucha frecuencia 

– Sentir mucha tristeza

– Conductas autolesivas

– Evitar hacer planes a futuro

– Estar constantemente en una actitud de despedida con otras personas

Vivir el presente

Las personas que sufren de ansiedad piensan constantemente en el pasado o sienten incertidumbre por lo que pueda ocurrir en el futuro. En ese sentido, la especialista sugiere mantenerse enfocado en el momento que vive para evitar episodios ansiosos. 

Lo más importante que debemos hacer es vivir el tiempo presente. Las situaciones del futuro no están. Cuando pensamos en situaciones del futuro que no han ocurrido puede aparecer ansiedad anticipatoria. Las cosas del pasado ya ocurrieron y lo que debemos hacer es capitalizar esas experiencias del pasado para el tiempo presente”, argumentó la psicóloga.

Apoyo familiar para niños y adolescentes 

El entorno familiar debe ser seguro emocionalmente para niños y adolescentes. Padres, abuelos o cuidadores deben cumplir el rol de supervisar si existe algún factor estresante con el que no puedan lidiar los más jóvenes.

Los cambios de rutinas de alimentación, sueño y socialización son las señales más claras de que algo puede estar atentando contra la salud mental de niños, niñas y adolescentes. 

“Para cuidar a los niños fundamentalmente ellos deberían sentir el amor que le provee su grupo familiar, tener un sentido de confianza y de protección con las personas con las que viven y comprenderlos”, añadió la especialista. 

Los cambios de rutinas de alimentación, sueño y socialización son las señales más claras de que algo puede estar atentando contra la salud mental de niños

Con respecto a los adolescentes, se debe estar más atento al discurso y a sus respuestas ante situaciones de su cotidianidad. El Estado Mundial de la Infancia 2021 estimó que 13% de los adolescentes de entre 10 y 19 años padece un trastorno mental diagnosticado. 

Frases como “ya no puedo más”, “mi vida es insostenible” y “estoy cansado de mi realidad” son comentarios que deben encender las alarmas de padres y representantes. 

Mantener la calma 

En medio de un ataque de pánico, la especialista sugiere hacer todo lo posible por mantener la calma para minimizar la sensación inminente de peligro. 

“Es importante concentrarse en procesos fisiológicos internos, principalmente en la respiración. A partir de ahí y de la identificación de los pensamientos que están presentes en ese momento, cambiar ese curso de contenido del pensamiento para lograr el equilibrio y que ese ataque momentáneo pase”, explicó. 

La psicóloga indicó que identificar el evento que causa los síntomas de la ansiedad debe ser el punto de partida para trabajar en que los ataques de pánico desaparezcan y se trabaje en la cotidianidad por mantener una buena salud mental. 

Buscar ayuda profesional 

Cuando se identifica alguna afectación del estado de ánimo y se considera que es grave se debe buscar apoyo profesional por parte de un psicólogo o psiquiatra.

Ellos son los únicos autorizados a decidir el comportamiento en términos de si es ambulatorio, hospitalización, si se debe atender con psicoterapia o si se amerita en el momento de una emergencia alguna indicación farmacológica”, aclaró.

En el contexto de la pandemia por covid-19 diversos profesionales de la salud mental han promovido la atención de primeros auxilios psicológicos gratuitos y a distancia. 

Algunos servicios de atención psicológica: 

– Servicio de Atención Psicológica de Cecodap: +58 424 180 40 02 / +58 424 284 23 59 / cecodap.sap@gmail.com

– Federación de Psicólogos de Venezuela: +58 212 416 31 16 / +58 212 416 31 18

– Sociedad Venezolana de Psiquiatría:+58 426 519 66 18

– Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela: +58 212 313 56 60

– Línea de apoyo psicosocial de la Cruz Roja Venezolana a través de WhatsApp: +58 414 692 27 37 / +58 414 125 55 88 / +58 414 680 66 18

Noticias relacionadas