• El dirigente de Voluntad Popular anunció que no podrá asistir a la reunión entre la Plataforma Unitaria de la oposición y el régimen de Nicolás Maduro, que se realizará entre el 17 y 20 de octubre. Indicó que continúa su tratamiento y está a la espera de nuevos exámenes médicos

La cuarta ronda de negociaciones entre el régimen de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria tendrá un participante menos por el lado de la oposición. El dirigente de Voluntad Popular Freddy Guevara anunció que no podrá asistir a la reunión programada entre el 17 y el 20 de octubre de 2021.

“Por complicaciones médicas no podré asistir a esta ronda de negociación en México. Ando a la espera de nuevos exámenes y cumpliendo tratamiento”, escribió en su cuenta de Twitter, el sábado 16 de octubre.

El diputado electo en 2015 aclaró que no está fuera del proceso de negociación, y espera reincorporarse a sus funciones luego de superar sus problemas de salud. “Mi apoyo a mis compañeros de delegación”, dijo.

Complicaciones cardíacas

Guevara posee una condición cardíaca desde su nacimiento. En su más reciente informe médico, el especialista en infectología y medicina interna Julio Castro hizo el diagnóstico de una arritmia ventricular compleja.

También conocida como taquicardia ventricular, es una patología que se caracteriza por un ritmo cardíaco anormal, debido a problemas en los impulsos eléctricos que mueven las cámaras inferiores del corazón, o ventrículos. De acuerdo con el portal de la Mayo Clinic, un corazón sano late entre 60 y 100 veces por minutos en reposo. En el caso de las arritmias ventriculares complejas, en ese lapso se produce el triple de contradicciones (sístole) del músculo cardíaco, impidiendo que las cámaras se llenen correctamente de sangre.

Esta condición no impide a sus pacientes llevar una vida normal, aunque ocasionalmente se pueden presentar síntomas como dolor de pecho, aturdimiento y falta de aire. En sus casos más complejos, y sin una revisión médica frecuente y adecuada, puede aumentar el riesgo de sufrir síndrome de muerte súbita. Es decir, un infarto repentino y, en muchos casos, fulminante.

En el año 2016 Guevara fue intervenido quirúrgicamente con una ablación cardíaca. Este procedimiento consiste en la cicatrización del tejido del corazón para bloquear las señales eléctricas anómalas y restablecer su ritmo natural. No obstante, el dirigente opositor padeció de covid-19 en junio de 2021, lo que dejó como secuela el regreso de la afección. “Está en tratamiento, requiere electrocardiogramas y si no se logra controlar se tendría que probar con otros antiarrítmicos o ir a una segunda ablación, que es una intervención”, informó Castro, quien actualmente es su médico tratante.

Riesgo de muerte

Freddy Guevara, luego de su liberación. Foto: Cortesía

El 12 de julio de 2021 Freddy Guevara fue detenido por funcionarios armados mientras conducía por la autopista Francisco Fajardo, en Caracas. Luego de 60 horas desaparecido, se informó su reclusión en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), en El Helicoide.

Durante su tiempo detenido, la principal preocupación de sus abogados y familiares fue su estado de salud. Los custodios no les permitieron ver a Guevara ni ser atendido por sus médicos de cabecera. Fue debido a la presión ejercida por su familia que el opositor finalmente recibió atención médica de un equipo del Sebin. El diagnóstico comprobó el resurgimiento de la arritmia.

“Si no hubiesen hecho los exámenes y hecho la alerta, no se hubiese logrado que mi hijo esté recibiendo la atención médica necesaria”, declaró Zolaida Córtez, madre de Guevara, el 19 de agosto de 2021. Cuatro días antes, el parlamentario había sido liberado sin mayores explicaciones.

Tras presentar el informe médico practicado a Guevara tras su liberación, Castro advirtió que el peligro de muerte súbita fue considerablemente alto durante el tiempo que estuvo en prisión. “A pesar de que la gente vea a Freddy dando declaraciones eso no quiere decir que no esté en riesgo. El riesgo aumenta en una situación de reclusión como la que estaba”, comentó.

Con calma

Muchos asumieron que la liberación de Freddy Guevara tenía como fin su incorporación a la mesa de negociación. Las sospechas fueron correctas, aunque no inmediatas. A su salida de El Helicoide, el coordinador nacional de VP anunció que se tomaría un tiempo para cuidar su salud. Eso incluía realizar nuevos exámenes, como un estudio electrofisiológico, y retomar su tratamiento.

A pesar del riesgo de muerte real que tuvo en prisión, Castro afirmó luego que Guevara estaba en condiciones para viajar a México. “La mesa de negociación no es ir al Everest, pero en este momento estamos cerrando el proceso médico, se necesita que los cardiólogos decidan si necesita tratamiento de por vida o si requiere una intervención”, aseguró. Semanas después, el 4 de septiembre, Guevara anunció su incorporación en el proceso de diálogo.

La condición de Guevara actualmente es estable, aunque se mantiene bajo vigilancia médica. Su equipo todavía sopesa la posibilidad de realizarle una segunda ablación cardíaca, intervención que podría apartarlo nuevamente de sus responsabilidades. No obstante, y hasta que sus médicos digan lo contrario, sigue dentro de la agenda del diálogo entre el oficialismo y la oposición.

Noticias relacionadas