• Bajo la batuta de Andrés David Ascanio, El Sistema tocará la pieza Marcha Eslava de Piotr Ilich Tchaikovski, con la que se busca romper el récord, que actualmente tiene Rusia. El equipo del El Diario estuvo presente en los ensayos y pudo conversar con los protagonistas del concierto | Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

De blanco, con partituras, instrumentos y tapabocas, 12.000 músicos de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela buscarán este 13 de noviembre en el Patio de Honor de la Academia Militar de Caracas el Récord Guinness como la orquesta más grande del mundo.

Ensayo general de El Sistema el 12 de noviembre. Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

El evento, aunque politizado por el régimen de Nicolás Maduro, también le rendirá homenaje a José Antonio Abreu, quien fundó el ente musical en 1975. El concierto será transmitido en el país a través de los canales de televisión de el Estado y en el canal de Youtube de El Sistema para el resto del mundo, a partir de las 5:00 pm.

El récord consiste en ejecutar una obra sinfónica musical que tenga una duración superior a cinco minutos. Debe ser interpretada simultáneamente por músicos especialistas en sus instrumentos y estos no los deben compartir entre sí. La obra seleccionada por las autoridades de El Sistema fue “Marcha Eslava” de Piotr Ilich Tchaikovski.

En el repertorio musical estarán presentes integrantes y exintegrantes del grupo orquestal de todos los núcleos de todo el país. Además de la pieza serbo-rusa, que será dirigida bajo la batuta de Andrés David Ascanio, el repertorio incluirá temas como “Alma llanera”, “Venezuela” y el Himno Nacional “Gloria al bravo pueblo”, con la guiatura de otros cinco directores de Aragua, Amazonas, Miranda, Portuguesa y Zulia.

Me siento orgulloso de ser venezolano, de ver aquí esta cantidad de niños, niñas y jóvenes que son músicos y que están día a día allí en nuestros núcleos formándose. Es una pequeña muestra de lo que somos. No es solo tocar, sino es tocar al máximo nivel posible. Esa es la excelencia artística que se nos inculca en El Sistema”, comentó José David Ascanio en entrevista exclusiva para El Diario desde el ensayo general del concierto el 12 de noviembre.
Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

2018, el año donde comenzó todo

La génesis del concierto para romper el Récord Guinness surgió en abril de 2018, cuando se realizó un homenaje por la muerte del precursor de El Sistema, José Antonio Abreu, en el Poliedro de Caracas. En ese año participaron más de 10.700 niños, niñas y adolescentes pertenecientes al grupo de orquestas venezolano.

El director ejecutivo de El Sistema Eduardo Méndez dijo que en ese entonces surgió la inquietud. Aunque se intentó contactar a Guinness World Records para buscar alguna posibilidad de romper una marca por la cantidad de gente involucrada, debido a las reglas estrictas y medidas exigidas para verificar algún récord, no pudieron continuar con la idea.

Foto: Abrahan Moncada / El Diario.
Más de 1 millón de niños, niñas y adolescentes forman parte de El Sistema.

Pero no se detuvieron. Al hacer el contacto con la organización internacional que registra las marcas más importantes del mundo, empezaron a trabajar en conjunto para que esta estudiara la trayectoria del organismo musical del Estado creado por Abreu y decidiera si procedía o no la propuesta de realizar un concierto de grandes magnitudes.

Al cumplir con los requisitos, iniciaron los procedimientos. Sin embargo, por la llegada de la pandemia por covid-19, el trabajo para lograr la hazaña se retrasó hasta abril de 2021, cuando se retomó la idea y continuó la organización del concierto, pero ahora con las medidas de bioseguridad y otra serie de normas previas establecidas para evitar la propagación del coronavirus.

El Sistema alza su voz con música. Llamamos la atención del mundo diciéndoles que es importante seguir haciendo música con la visión esperanzadora de lo que hace el arte para transformar vidas, alimentar el alma y el espíritu. Eso es lo que hemos hecho en el país durante 46 años a pesar de las circunstancias”, señaló para El Diario Eduardo Méndez.
Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

Los detalles técnicos del Récord Guinness

En el evento del 13 de noviembre, por cada 50 músicos hay un supervisor que verificará que, durante los 12 minutos que dura la obra seleccionada, se cumpla con la ejecución musical. Los auditores de la firma KPMG serán encargados de enviar los reportes del cumplimiento a Guinness World Records.

8.097 músicos de Rusia impusieron en 2019 el Record Guinness como la orquesta más grande del mundo.

Los músicos contarán con un brazalete biométrico para verificar que estén presentes en el recinto las 12.000 personas previstas para el récord. Una vez cumplidos los protocolos y que la organización los apruebe, se dará respuesta en la semana siguiente al evento de si Venezuela cumplió o no el récord como la orquesta más grande del mundo.

“La regla fundamental es que la parte artística se cumpla exactamente como está en la partitura de la obra que se escogió. Al lograr eso, es un respaldo más para obtener el récord”, dijo Pedro González Amaya, presidente de la Sociedad Orquesta Sinfónica de Venezuela y representante de Guinness World Records en el país.

Los rostros detrás de la orquesta más grande del mundo

Los músicos venezolanos son los verdaderos protagonistas del concierto. Andrés David Ascanio, sobrino de José Antonio Abreu, inició su camino en la música a los 4 años de edad, luego estudió percusión y violín. A los 10 años de edad estudió trompeta en el Conservatorio de música Simón Bolívar. En 2000, formó parte de la Orquesta Sinfónica Nacional infantil y Juvenil de Venezuela.

Tras 14 años en la orquesta, a los 24 años de edad empezó los estudios de dirección orquestal de la mano de su tío, el maestro Abreu. Para él, dirigir “Marcha Eslava” de Piotr Ilich Tchaikovski es una experiencia única que marcará el resto de su vida. Otro grupo de siete músicos con los cuales conversó el equipo de El Diario aseguraron estar emocionados.

La música ha sanado mi alma, va a estar allí para acompañarte. Cuando eres parte de ella, tu cuerpo es un instrumento que está a merced del arte. Para Venezuela es importante la música porque, como diría el maestro Alirio Díaz, es un talento innato que tenemos los venezolanos”, comentó el cantante lírico Endrys Alejandro Cisneros, miembro de la Coral Nacional Simón Bolívar.
Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

Agregó que la pandemia afectó su carrera profesional dentro de El Sistema. También, los años 2016 y 2017 fueron complejos para él y el ente musical del Estado, porque migraron algunos de sus amigos músicos buscando mejoría en su calidad de vida. Cisneros siguió apostando al país.

Al menos 1.300 personas están involucradas en la organización del evento Venezuela, la orquesta más grande del mundo

Jhoan Salas, contrabajista desde hace 12 años y profesor de El Sistema desde hace 7, explica que, el evento es un momento inolvidable y emocionante que ha disfrutado los últimos días entre lágrimas. “Vamos a hacer algo épico. Que cambiará la historia para muchos”, dijo Salas en entrevista para El Diario. Para él, oriundo de la Península de Paraguaná, además de la pandemia por covid-19, la deserción durante los últimos años de sus estudiantes ha impactado al sistema de orquestas.

Las deficiencias de El Sistema

La clarinetista Stephanie VIillamizar lleva 16 años en El Sistema. Es miembro de la Orquesta Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo. Comparte la emoción, al igual que sus compañeros músicos, de participar en el concierto. Señala que la mayoría de sus logros como profesional de la música son gracias haberse formado en El Sistema, del cual tomó los valores que marcaron su vida.

Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

Por otro lado, la contralto de la Coral Nacional Simón Bolívar, Claudia Delgado, interpretará la pieza “Halllelujah”, una de sus favoritas. Señala que la pandemia impactó al gremio del canto y al grupo musical, pues la dejó momentáneamente sin su principal instrumento, la voz.

Sé que la crisis venezolana ha afectado El Sistema (o al menos puedo hablar de mi agrupación) porque hoy en día no tenemos la proyección internacional y nacional que en otros tiempos sí existió”, subrayó Delgado.
Entre 12 y 77 años es el rango de edades de los músicos que estarán presentes en el concierto Venezuela, la orquesta más grande del mundo.

La cantante lírica Glayris Montilla, lleva 10 años en el organismo musical y, al igual que los otros músicos con los cuales conversó El Diario, esperan seguir creciendo musical y profesionalmente. “Debemos cultivar en el país que la cultura o el arte no es un hobbie, sino una profesión. La sociedad debe aceptar y respetar eso”, agregó Montilla.

Pero, aunque la música sea una profesión, la cantante señala que debió buscar maneras alternativas para generar ingresos. Al igual que Cisneros, subrayó el año 2017 como uno de los más complejos para El Sistema. También resaltó las malas condiciones de algunos núcleos donde ensayaba, pues no estaban aptos.

La situación país a mí me favoreció. Me hizo esforzarme más por lo que quería. También porque tenía que trabajar un poco más para solventar la crisis económica que todos vivimos”, Omar Villamizar, trompetista de la Sinfónica Juan José Landaeta.

Asimismo, Moisés Medina, quien toca el violonchelo desde hace 10 años, cree que el concierto permitirá a los más jóvenes recuperarse de la desmotivación originada por la crisis venezolana. “El Sistema está afectado por temas políticos. No tiene la misma financiación que tenía hace diez años, cuando inicié. Grandes maestros y compañeros han migrado. Una fuga de conocimiento importante”, agrega el oriundo de Maturín.

Foto: Abrahan Moncada / El Diario.
400 buses fueron dispuestos para trasladar a los músicos venezolanos de otros estados del país hacia Caracas

Un logro para Venezuela, entre ausencias

Además de la ausencia del maestro Abreu, otros maestros destacados de El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, no estarán presentes. El director Gustavo Dudamel, no participará porque cumple compromisos profesionales en Francia. Quienes sí estarán presentes, además de los músicos, son los miembros del régimen, así como familiares de José Antonio Abreu.

Así, una vez culmine el concierto de aproximadamente una hora, Guinness World Records, que acompañará desde la distancia el evento, emitirá un veredicto la semana siguiente y, si se cumplen los requisitos, en los próximos diez días enviará el certificado del récord, único premio para El Sistema.

Foto: Abrahan Moncada / El Diario.

Por su parte, los músicos, ahora con un nuevo logro en su carrera, seguirán con sus proyectos profesionales, realzando la música venezolana sobre cualquier adversidad, guiados por la sensibilidad que pregona El Sistema; que aún resiste los estragos de la crisis política, económica y social del país.

Noticias relacionadas