• De acuerdo con el gobierno chino, las informaciones sobre farándula, riqueza ostentosa y promover que los fans gasten dinero en celebridades afectan los valores generales del país

China aumenta las restricciones sobre lo que se puede publicar en el ciberespacio desde ese país. Esta vez la medida afecta directamente a los famosos, quienes deberán abstenerse de publicar contenido que, a juicio del gobierno chino, promuevan la riqueza ostentosa y la “cultura de los fans”.

La Administración del Ciberespacio de China (CAC, por sus siglas en inglés) reforzará la supervisión sobre la publicación de datos personales y direcciones de famosos. El organismo dijo que su objetivo es “crear un entorno de Internet positivo y sano”. De acuerdo con el ente regulador, las informaciones sobre farándula afectan los valores generales del país. 

Para lograr este objetivo, la Administración del Ciberespacio creará una “lista negativa” que se centrará en regular la información sobre celebridades en línea que promuevan lo que a su juicio son valores negativos. La restricción incluye que los anuncios de famosos deben estar delimitados por las regulaciones del CAC y las asociaciones de fans también deben estar regulados por un ente autorizado.

Los clubes de fans de famosos en Internet se han convertido en un fenómeno en China. Una investigación del periódico local The Paper indica que la cultura de fans en ese país alcanzará un valor de 140.000 millones de yuanes, lo que equivale a 22.000 millones de dólares para el año 2022. 

Internet en China, una red diferente a la del resto del mundo

En China, el acceso a Internet está controlado por las autoridades de ese país. Mientras que en otros países del mundo las personas ingresan con frecuencia a Google, Facebook, Instagram, entre otras, en China requieren una VPN para poder usar estas aplicaciones porque se encuentran bloqueadas.

La aplicación más usada es WeChat y Alipay para conversar, pedir comida, un taxi o hacer cualquier transacción bancaria. Además, la mayoría de las noticias en China provienen de medios estatales. 

Red social WeChat
Lo que distingue a WeChat y Alipay de cosas como chineseinla.com es que el gobierno chino tiene acceso a las aplicaciones en China. Allí obviamente están censurados y todo el mundo lo sabe. Es una experiencia común publicar algo y que en 10 minutos desaparezca, porque era un contenido sensible. O a veces uno intenta publicar algo, pero no lo logra. En algunos casos, las personas se autocensuran, absteniéndose de compartir algo sensible”, dice Alice Su, periodista de The Times en Pekín.

China superó este año los 1.000 millardos de personas conectadas a Internet. El país ganó 21,75 millones de usuarios adicionales de Internet en seis meses, lo que corresponde al doble de la población de Bélgica, según un informe del Centro de información sobre Internet de China (CNNIC), un organismo oficial.

El gobierno monitorea de cerca toda la información que se publica en Internet para depurar y censurar cualquier contenido que se considere sensible. Es por eso que en la red desde China no se verán llamados a derrocar al gobierno, críticas a las políticas nacionales y tampoco pornografía. 

Asimismo, el control se ha reforzado en los últimos años bajo el liderazgo del presidente Xi Jinping, quien impulsa la ideología socialista y la moralidad en la sociedad.

Noticias relacionadas