• Expertos apuntan que pese al aumento de las operaciones electrónicas el país se encuentra rezagado con respecto al resto del continente

El e-commerce (comercio electrónico) ha crecido de forma significativa en el último año en todo el mundo impulsado, entre otras cosas, a la necesidad de los consumidores de permanecer en sus hogares debido a la pandemia de covid-19.

Venezuela no ha sido una excepción en este contexto de crecimiento tal y como lo demuestran las cifras de la Cámara Venezolana de Comercio Electrónico (Cavecom-e). De acuerdo con sus cifras, el sector tuvo un incremento cercano a 2.000%, algo nunca visto en el país.

Este crecimiento y aspectos como las nuevas tendencias en materia de comercio electrónico fueron abordados en el II Congreso Internacional de E-Commerce “Construyendo una economía digital”.

Jose Yvan Bohorquez, director de medios de Cavecom-e, comenta en exclusiva para El Diario que espacios como este son propicios para que Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) puedan conocer las últimas tendencias en lo que a comercio electrónico se refiere.

Apunta que esto cobra una mayor importancia tomando en cuenta que, a su juicio, Venezuela se encuentra rezagada en comparación con el resto de los países de la región en esta materia. Por tal motivo no están aprovechando las bondades que puede brindarles el llevar su negocio al mundo digital para aumentar sus clientes potenciales. 

Con respecto a la región estamos rezagados. Somos un país que fuimos pioneros en promover una ley de factura electrónica y hasta el día de hoy no contamos todavía con su aprobación, mientras que en el resto de países ya fueron aprobadas y esa opción está disponible para las empresas”, explica.

Añade que además de esto existen otros aspectos que son necesarios para propiciar el comercio electrónico, pone como ejemplo la eliminación de burocracia innecesaria. En este sentido comenta que en otros países de la región actualmente es posible constituir una empresa, vía online, en menos de un día, lo que facilita la creación de nuevas empresas.

Wilbert Moreno, CEO de la firma de consultoría Celeritech, añade que en muchos casos la experiencia de comercio electrónico en el país es cuando menos artesanal. La razón de ello es que las empresas no cuentan con sistemas integrados que les permitan procesar de forma sistematizada aspectos como la logística, la plataforma web, el sistema de cobranza y la entrega del producto.

“Si montas un e-commerce por un lado, cobras por otro que no esté integrado y luego tienes que hacer la entrega del producto a mano, se complica toda la gestión del comercio electrónico para las empresas”, explica.

Dolarización de la economía

Un elemento que ha permeado la economía venezolana y que se ha profundizado durante los últimos años es la dolarización transaccional que vive el país y el comercio electrónico no ha escapado a este contexto.

Esto se puede ver reflejado en el uso de mecanismos de pago como Zelle. No obstante, esta opción de pago electrónico presenta un cúmulo de complejidades ya que además de que requiere disponer de una cuenta en Estados Unidos, también supone un límite en los montos que se pueden movilizar.

Como existe el miedo a que puedan bloquear el Zelle, se está creando una suerte de cámara de compensación en donde las plataformas reciben los pagos de Zelle y posteriormente le hacen las transferencias a las cuentas de sus clientes”, comenta Moreno.

Ante esta situación el uso de criptomonedas se ha convertido también en otra alternativa de la población al momento de realizar pagos en el país. Gracias a esto Venezuela se ha convertido en un referente en la región en lo que a adopción de monedas digitales se refiere.

“En Venezuela han surgido opciones tanto de la banca como de empresas privadas que ofrecen soluciones en lo que a botones de pago y monederos electrónicos se refiere. No solamente en divisas sino también en criptomonedas”, comenta Bohorquez.

Comercios certificados

Jose Yvan Bohorquez comenta que desde Cavecom-e vienen trabajando en la creación de una certificación que permita a los usuarios identificar comercios electrónicos que son de confianza y que ofrecen un servicio de calidad.

“Desde Cavecom-e estamos impulsando la implementación de una certificación de comercio seguro que se convierta en un sello de calidad. Para ello los comercios deben cumplir con ciertos parámetros como por ejemplo contar con tiempos de atención y entrega del producto que sean competitivos”, explica.

El director de medios de Cavecom-e apunta que la puesta en marcha de este tipo de acreditación, la cual se espera que ocurra en 2022, podría servir para incentivar el comercio electrónico en Venezuela ya que los posibles consumidores sabrían cuáles negocios son 100% confiables.

El CEO de Celeritech sostiene que un aspecto que debe tener un papel preponderante en cualquier comercio electrónico que desee ser exitoso, debe poner al cliente como el centro de atención de su modelo de negocio.

“Algo que es fundamental es crear estrategias de negocios centradas en los clientes. Si el tiempo en que te tardas en responder es excesivo y la calidad de esa respuesta no es buena, ese comercio no va a estar funcionar”, concluye.

Noticias relacionadas