• El cantante acaba de estrenar “Tacones rojos”. Forma parte de la película Encanto de Disney, en la que canta uno de los temas principales. Prepara un disco para 2022 y protagonizará una serie para Netflix del creador de La casa de papel. Foto cortesía

Cuando Sebastián Yatra nació, en 1994, Ricky Martin ya tenía dos discos de estudio como solista, y preparaba A medio vivir, que lo consolidó como una de las estrellas latinoamericanas del pop. Mientras, Enrique Iglesias estaba a punto de debutar con el álbum homónimo que contiene canciones como “Experiencia religiosa”, que sonó un sinfín de veces en aquellos noventa.

Ahora, 27 años después, ese joven que nació en Medellín, se crió en Estados Unidos, y que ahora hace de la pasión por la música una profesión, se codea con esas figuras de la industria. Tanto así que conoce los rituales de cada uno antes de salir al escenario.

Sebastián Yatra detalla que Ricky Martin medita, hace capoeira y estiramientos. Enrique Iglesias se encierra en el camerino a calentar su voz y concentrarse. Y él reza, practica yoga, así como también busca aumentar el ritmo cardíaco con algunos ejercicios. De esa forma llega a como si hubiera cantado cinco temas.

Los tres realizaron una gira hace poco por Estados Unidos. Un éxito más para Sebastián Yatra, quien no solo acaba de estrenar la canción “Tacones rojos”, sino que prepara nuevo álbum y disfruta estar en la película Encanto de Disney.

Es el intérprete de “Dos oruguitas”, escrita por Lin-Manuel Miranda para una historia animada ambientada e inspirada en Colombia. 

“Es la primera vez que una canción cantada en español en Disney es la versión que queda para todo el planeta. Así que mi voz en español será escuchada en China, Rusia, África y en Antártida si hay gente viéndola. También Carlos Vives canta otra canción hermosa. Siempre estoy orgulloso de conocerlo y de participar en proyectos con él”, comenta vía Zoom en un encuentro con periodistas latinoamericanos en el que estuvo El Diario. 

También es responsable de la versión en inglés, que se escuchará durante los créditos finales de Encanto.

Sebastián Yatra
Foto: Getty Images

El lunes 22 de noviembre estuvo en el estreno en Bogotá. Allá pudo disfrutar con sus paisanos de una obra sobre la familia, las diferencias,  el reencuentro, con una tenue y precisa mención a los desplazamientos.

“Lo que viví ayer en la premier es de lo más bonito que me ha pasado. Esta película de Disney nos representa a los colombianos, a los venezolanos, a los latinos. Es la magia que hay en este sector del mundo. Cantar esta canción, la más emotiva de la película, es algo que agradezco a la vida”.

Estuvo con su mamá en la proyección, ella, quien lo ha acompañado en todos estos años de esfuerzo y dedicación.

Sebastián Yatra ha estado nominado a los premios Grammy. Pero señala que estar ahí, frente a la pantalla en la que se proyectaba Encanto, fue una experiencia inigualable, superior a cualquier certamen. 

“Perdí el control. Empecé a llorar mucho de alegría, como un niño chiquito. Eso me encantó porque perdí el miedo a expresarme tal cual con lo que viví en ese momento. Cuando comenzaron las campanadas del castillo de Disney, y vi las primeras escenas sobre mi país, fue pensar que soy la persona que Disney y Lin-Manuel eligieron para cantar el tema”, recuerda el músico, quien rememora aquellos años de colegio, en los que como un simple fanático, y sin imaginar lo que pasaría después,  interpretaba temas de High School Musical, ese producto de Disney que emocionó e inspiró a tantos.

Tiene la certeza de que la película estará nominada al Oscar, así como también la música que escribió Lin-Manuel Miranda. “Yo voy en coche, como dicen. (Ríe). Me invitaron y formó parte de uno de los proyectos más especiales del año. Puede pasar que gane el Oscar. Por supuesto que lo estoy visualizando y proyectando. Hay que ser positivos”, asegura. 

“No siento que me falte nada. Prefiero enfocarme en lo que está pasando, que es increíble. Si uno se concentra en lo que falta, siempre habrá cosas que hacer. Pero tampoco es que me falten. Me siento pleno y  agradecido con esta oportunidad, con esto de Encanto”, remata. 

Sebastián Yatra pertenece a ese grupo de artistas colombianos que ha trascendido a su país, e incluso a la región, con una clara incursión en la industria estadounidense. Y es que en Colombia no hay vacíos desde hace tiempo en la palestra latinoamericana musical. Sin ir muy lejos, en los noventa Carlos Vives emprendió un camino que ahora es consagrado. También surgieron Aterciopelados y Soraya. Luego Shakira empezó a ser cada vez más popular. Más recientemente los nombres de Maluma, J Balvin y Karol G son componentes de una dinámica exitosa, y Sebastián Yatra, a sus 27 años de edad, es parte.

Para él, ese fenómeno constante de un artista colombiano siempre en el tope se debe a una cultura del esfuerzo y la constancia. “Somos personas muy trabajadoras. Dadas las circunstancias difíciles que ha vivido el país desde hace años, y como no ha habido mucha inversión del exterior, hemos tenido que crear nuestras propias industrias, nuestras marcas, nuestros restaurantes. Salir adelante como sea, llevar la comida a nuestras casas con nuestro ingenio. Se ha creado una cultura de trabajo enorme y se ve reflejado en la parte artística”. 

Con venezolanos

Para el momento de redacción de esta conversación, el video de “Tacones rojos” tiene 22,1 millones de reproducciones en Youtube. La pieza fue codirigida con el venezolano Daniel Durán, así como la canción tiene entre sus compositores a otro venezolano: Manuel Lara.

“Muchos de mis mejores amigos de la infancia son venezolanos. Con Daniel en los videos siempre me he entendido súper. Con Manu, que lo conocí hace par de meses, hicimos un click super especial”, cuenta.

La canción parte de una persona de su vida, como tantas otras. A veces se inspira en el pasado, otras en el presente, y hay momentos para fantasear sobre el futuro. “Siempre es bonito que haya un rayo de luz que entre por la ventana, y que te tire hacia arriba y saque lo mejor de ti. Me pareció bonito dedicar esta canción a ese sentimiento, a  esa persona que reluce lo mejor”.

Sebastián Yatra parece tener buena memoria. Ve que entre los conectados al Zoom está Paola Díaz desde Ecuador. Recuerda que durante su primera gira de promoción en ese país estuvo con ella por Guayaquil. “La pasamos brutal. Íbamos a todas las cabinas. Así no nos invitaran, encontrábamos la forma de llegar. Le dimos la vuelta al país. Después seguimos para Venezuela y empezamos a darle vuelta a Colombia”.

Minutos después ve a la locutora y presentadora venezolana Bianca Rosales, y dice: “Recuerdo que a Bivi la conocí una vez en Venezuela hace mucho que estuve allá”. Espera estar en 2022 en el país, que no visita desde hace cinco años, según afirmó.

Foto cortesía

Varios proyectos

Desde Ecuador le preguntan qué lo influencia. Él responde: “En todo me ha influenciado la vida.Vivir la vida y sentir. Pasar por cambios, momentos difíciles, otros increíbles. Aceptar la realidad como es. Disfrutar desde lo más pequeño hasta lo más grande. Estar con mis cinco sentidos alerta me ha llevado a tener más sensibilidad al escribir y al sacar las ideas de los videos”.

Asegura que el disco que prepara no se detiene en géneros. No existen, dice. “Hago canciones sin importar los géneros musicales, me importa la buena música, los  buenos ritmos, mezclar el folclore de cada país y gozarlo. Cuando digo que no me importan los géneros me refiero a que no quiero ser un cantante de uno solo. Me encanta hacer todo tipo de música. Respeto a la de cada país y agradezco cuando me dejan entrar a conocerla y ser parte. Este año pasé mucho tiempo en España y una de las canciones que voy a sacar tiene mucho flamenco”.

En 2022 Sebastián Yatra protagonizará un musical en español que prepara Netflix. Érase una vez… pero ya no es una serie dirigida por Manolo Caro, creador de La casa de las flores.

Será su debut como actor, aunque su voz ya formó parte de una obra del catálogo de Netflix. Dobló al español a Jesper, uno de los personajes principales de Klaus, una joya de película animada sobre la Navidad. “Si no la han visto, háganlo”, dice en una acertada recomendación cinematográfica. 

Hay un par de proyectos de actuación que espera concretar. De no haber sido músico, afirma, habría sido actor a tiempo completo. Y bueno, es otra inquietud más, otra vertiente de tantas, pues también tiene una línea de ropa. “La idea es crecer cada vez más y presentar cosas que le gusten y puedan usar en su día a día”.

Noticias relacionadas