• Gran parte de los vuelos tenían como destino o salida Estados Unidos. También se registraron más de 15.000 retrasos. Foto archivo de EFE

El avance de la variante ómicron del covid-19 obligó a aplazar y suspender más de 5.000 vuelos en el mundo durante los días de Nochebuena y Navidad. Una cuarta parte de ellos tenía como destino o salida Estados Unidos, país donde los casos han incrementado 50% en las últimas semanas debido a la variante, de acuerdo con la prensa estadounidense.

Retrasos. Además de los vuelos cancelados también se registraron 15.837 retrasos, según FlightAware, empresa que se encarga de proporcionar datos de vuelos en tiempo real.

A través de un comunicado, Delta Airlines, una de las aerolíneas estadounidenses que se vio más afectada, confirmó que estaban “agotando todas las opciones y todos los recursos” para poder continuar con los vuelos pautados. Según el texto, realizaron cambios de ruta, sustituyeron aviones y cambiaron a los tripulantes, aun así al menos 290 de sus vuelos no despegaron. Además, varios integrantes de la tripulación están contagiados.

Otra compañía estadounidense que también se vio afectada fue United Airlines que tuvo que cancelar 201 vuelos para Nochebuena y otros 238 para Navidad. Además, varios de los tripulantes de United deben estar confinados debido a que están contagiados con la variante ómicron y tuvieron contacto con personas que dieron  positivo. 

La aerolínea alemana Lufthansa comunicó el 24 de diciembre que cancelaron todas sus rutas transatlánticas durante las festividades ya que varios pilotos dieron positivo para covid-19. De igual forma, China Eastern canceló al menos 474 vuelos, Air China canceló unos 190 vuelos, Air India, Shenzhen Airlines, Lion Air y Wings Air también cancelaron miles de vuelos para las fechas decembrinas.

Leer más  El mundo tardará años en acabar con el covid-19 y prepararse para otra pandemia
Foto archivo de EFE

Europa aplica más restricciones 

Varios países europeos ya prepararon nuevas restricciones para las fiestas navideñas debido al incremento de casos por la variante ómicron del covid-19. Alemania limitó las reuniones privadas a un máximo de diez personas y cerrará los clubes a partir del 28 de diciembre. Los partidos de fútbol en ese país se jugarán a puerta cerrada.

Portugal ordenó a los bares y clubes nocturnos cerrar a partir del 26 de diciembre e indicó que el trabajo remoto desde casa será obligatorio hasta el 9 de enero de 2022. Por su parte, España volvió a aplicar el uso del tapabocas al aire libre y en algunas comunidades cerraron los establecimientos nocturnos, mientras que en Madrid se restringió el aforo en la Puerta del Sol para el 31 de diciembre. 

Italia también decretó el uso obligatorio del tapabocas y limitó las actividades de ocio a las que solo podrán acceder las personas vacunadas. 

Países Bajos celebró la Navidad bajo un confinamiento estricto que se mantendrá hasta el 14 de enero, están prohíbidas las actividades no esenciales y los colegios y universidades se mantendrán cerrados. En Grecia se anularon todas las celebraciones y se impuso el uso del tapabocas tanto en espacios abiertos como en los cerrados. 

Leer más  El mundo tardará años en acabar con el covid-19 y prepararse para otra pandemia

De acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins, más de cinco millones de personas han muerto de covid-19 en todo el mundo desde que se detectaron los primeros casos.

Contagios en Europa

La propagación de la variante ómicron en Europa rompió récords y países como Italia, Francia, las naciones del Reino Unido, entre otras tuvieron un aumento notorio en el número de contagios.

En Reino Unido, por ejemplo, se registraron el 24 de diciembre 122.186 nuevos casos positivos. En Francia se reportaron 94.124 contagios, lo que supone un récord desde que se registró el primer caso en el país. Italia, por su parte, registró 50.559 contagios en esa misma fecha.

Pese al incremento de los casos en en el continente, las autoridades destacan que las cifras de fallecidos se mantienen muy por debajo de la primera ola, gracias en gran medida a la vacunación.

Recomendaciones de la OMS 

A pesar de la vacunación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la amenaza del covid-19, ahora con la variante ómicron, continúa siendo alta y sobre todo en esta temporada cuando las personas realizan viajes y se reúnen para festejar. De acuerdo con el organismo, estas actividades aumentan las oportunidades de transmisión del virus y con ello la posibilidad de nuevas mutaciones. 

Leer más  El mundo tardará años en acabar con el covid-19 y prepararse para otra pandemia

Por ello, la OMS ofrece las siguientes recomendaciones: 

– Vacunarse con el esquema completo. Cuando el acceso a la inmunización sea escaso o limitado, la prioridad debe ser proteger a los mayores de 60 años y a las personas con enfermedades subyacentes.

– Mantener las medidas personales de protección. Usar el tapabocas, respetar el distanciamiento físico de al menos un metro, ventilar los espacios cerrados, lavarse las manos frecuentemente y evitar las aglomeraciones, son medidas que de acuerdo a la OMS han demostrado ser efectivas. 

– Celebrar reuniones de la forma más segura posible. Encontrarse en espacios abiertos con poco aforo de personas y que los asistentes porten el tapabocas permanentemente. Si es en espacios cerrados, lo mejor es que el lugar tenga buena ventilación. 

– Evitar los viajes si se corre algún riesgo de contagio. Es aconsejable que las personas enfermas, sin vacunarse o sin anticuerpos por infección del coronavirus, al igual que los mayores de 60 años y quienes padezcan enfermedades crónicas pospongan los viajes a lugares donde haya transmisión comunitaria.

El organismo también insta a los países del mundo a continuar con la vacunación, promover los comportamientos de protección individual y fortalecer los sistemas de salud pública.

Noticias relacionadas