• Cirujanos de la Universidad de Maryland emitieron un comunicado sobre la operación en el que resaltaron que el paciente se encuentra en buen estado

Los trasplantes de órganos de animales a humanos son una realidad. El 7 de enero cirujanos de la Universidad de Maryland en Baltimore, Estados Unidos, trasplantaron el corazón de un cerdo genéticamente modificado a un paciente que tenía una enfermedad cardíaca terminal. Es la primera vez que se completa con éxito una intervención de este tipo. 

La operación duró unas siete horas. El paciente se llama David Bennett, de 57 años de edad, y su oficio es ser operario de mantenimiento. Bennett se había quedado sin opciones para un trasplante, fue entonces cuando el Centro Médico de la Universidad de Maryland decidió realizar el procedimiento. 

Aunque los médicos afirman que es muy pronto para tener certeza de que la operación también será un éxito a mediano y largo plazo, destacaron que se trata de un paso importante para la ciencia en el uso de animales modificados genéticamente. Además aseguraron que cuatro días después de la intervención, el paciente se encuentra en buen estado y bajo vigilancia médica. 

Lo que se conoce del primer trasplante de un corazón de cerdo a un humano
Foto: EFE

“Era morir o hacer este trasplante. Quería vivir. Sabía que había pocas posibilidades pero era mi última opción”, dijo Bennett un día antes de la intervención quirúrgica, según el comunicado difundido por la Universidad de Maryland.

Por su parte, el doctor Muhammad Mohiuddin, director científico del programa de xenotrasplantes (de animales a seres humanos) de la universidad expresó: “Si funciona, entonces habrá un suministro inagotable de estos órganos para pacientes que sufren”.

Genéticamente modificado para evitar rechazos 

El corazón de cerdo que le trasplantaron a Bennett fue proporcionado por Revivicor, una compañía de medicina regenerativa en Blacksburg, Virginia. La mañana de la operación, el equipo de trasplante extrajo el corazón del cerdo y lo colocó en un dispositivo especial para preservar su función hasta la intervención, de acuerdo con lo reseñado por la agencia Reuters.

Los intentos anteriores de trasplante de cerdo a humano habían fracasado debido a diferencias genéticas que provocaban el rechazo de los órganos o también por virus que suponen un riesgo de infección. Los científicos abordaron este problema editando los genes potencialmente dañinos. 

En el corazón implantado en Bennett, tres genes previamente vinculados al rechazo de órganos fueron eliminados del cerdo donante; y se insertaron en el genoma del animal seis genes humanos vinculados a la aceptación inmune. Los investigadores además eliminaron otro gen del cerdo para prevenir el crecimiento excesivo del tejido cardíaco. 

A parte de los cambios genéticos en el corazón del cerdo, el paciente recibió un medicamento experimental contra el rechazo; fabricado por la empresa Kiniksa Pharmaceuticals, en Massachusetts.

Lo que se conoce del primer trasplante de un corazón de cerdo a un humano
Foto: EFE

Trasplante de un riñón de cerdo a un humano

Un hospital de Nueva York consiguió en octubre pasado trasplantar temporalmente el riñón de un cerdo genéticamente modificado a un paciente que tenía muerte cerebral. Esto significa que ya se encontraba recibiendo soporte vital artificial y sin perspectivas de recuperarse.nnEl riñón funcionó correctamente durante 54 horas, según explicaron los investigadores. En la operación, que fue dirigida por el cirujano Robert Montgomery, se implantó el riñón de cerdo en el muslo izquierdo del paciente para tener el órgano a la vista y poder monitorizarlo con facilidad. nnLa orina comenzó a brotar en cuanto la sangre humana fluyó por el órgano porcino. La operación se llevó a cabo el 25 de septiembre de 2021 en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

Órganos impresos en 3D 

Según datos oficiales de la Universidad de Maryland, alrededor de 110.000 estadounidenses esperan actualmente un trasplante de órganos, y más de 6.000 pacientes mueren cada año antes de recibir uno. Los especialistas de la salud han atribuido esto a la escasez mundial de órganos por la cantidad limitada de donantes. 

Ante problemas como estos surgen iniciativas como los trasplantes de órganos de animales y la ingeniería de tejidos. Esta última se trata de un campo que trabaja en la producción de tejidos artificiales y sustitutos de órganos, con el objetivo de ser una solución permanente de reemplazar órganos o reparar daños en cuerpos humanos.

Trasplante de corazón
Imagen referencial

Investigadores del Brigham and Women’s Hospital (afiliado a la Universidad de Harvard), en Reino Unido, crearon a finales de 2021 una biotinta congelable. A partir de esta nueva biotinta, los tejidos impresos en 3D no solo podrán mantenerse congelados durante 10 meses, sino que también se podrán descongelar y estar listos para utilizarse en cuestión de minutos.

En pruebas de laboratorio, lograron almacenar el tejido durante tres meses a -196 ºC. Cuando fue descongelado en un líquido cálido, las células continuaron siendo viables. 

Los avances tecnológicos apuntan a un futuro en el que la salud será la mejor beneficiada. Sin embargo, queda esperar si estos mecanismos podrán ser accesibles para todas las personas.

Noticias relacionadas