• Expertos cuestionaron el doble discurso que manejó el régimen de Maduro sobre el curso de la pandemia durante diciembre de 2021 y enero de 2022

El régimen de Nicolás Maduro aseguró que el miércoles 12 de enero se registraron 1.267 contagios nuevos de covid-19, más del doble reportado el día anterior (598 casos). Más de la mitad de estos casos se concentraron en Miranda y el Distrito Capital. La cifra sigue en ascenso, el 15 de enero la cifra de contagios fue de 1.544.

Durante los meses de noviembre y diciembre de 2021, el régimen decretó flexibilización de la cuarentena indefinida. Tras la celebración del Año Nuevo, la Administración de Maduro insistió en no volver a la cuarentena radical, hecho que fue cuestionado desde un principio por investigadores médicos y voceros del sector salud 

El rechazo a estas medidas radicó en que tras las fiestas de fin de año de 2020 se registró un repunte de contagios en enero de 2021. Un escenario similar ocurrió luego del asueto de Carnaval de ese mismo año. 

Otro de los motivos del descontento es la falta de credibilidad en las cifras que el Estado proporciona con respecto a contagios y vacunación. 

Falsa sensación de confianza 

Al decretar la flexibilización amplia en noviembre, Maduro advirtió que la responsabilidad de protegerse del covid-19 recaería en la población. Sin embargo, el oficialista manejó también un discurso en el que aparentó una semana tras otra un descenso constante de los casos y un avance exponencial en las vacunaciones. 

De acuerdo con los voceros del régimen, 90 % de los venezolanos están vacunados contra el covid-19. No obstante, la información de la oficina Panamericana de la Salud (OPS) señala que solo 44,40 % de la población venezolana completó el esquema de  inmunización.

Las cifras oficiales no concuerdan con la realidad de Venezuela, ni antes ni durante la flexibilización, porque cuando se levantaron las restricciones vimos que de un día para otro. Eso fue contraproducente para la población porque dio una falsa sensación de que aquí no pasaba nada con el virus”, indicó Huniades Urbina, secretario de la Academia Nacional de Medicina, en entrevista para El Diario,

Jaaime Lorenzo, director de Médicos Unidos de Venezuela, por su parte, explicó que el Estado debe ser responsable con la información para generar confianza en temas de salud pública. Ante esto, aclaró que no es comprensible el uso de un doble discurso con respecto a las medidas que se deben tomar durante una pandemia. 

Leer más  La economía de Venezuela creció 7,8 % en el primer trimestre de 2022: ¿cuál es la proyección para finales de año?

“Si hacen un llamado a la protección, pero de igual manera aplauden las concentraciones y las campañas electorales multitudinarias se está manejando un doble mensaje y da una falsa sensación de confianza. Eso se paga caro porque ya estamos viendo el aumento de contagios”, alertó Lorenzo. en entrevista para El Diario

Foto: EFE

¿Por qué el Estado revela el aumento en este momento? 

Los voceros del sector salud coinciden en que Maduro reconoció el incremento de casos porque se han hecho cada día más evidentes. Al aumentar los contagios de forma exponencial inevitablemente se saturarán algunos centros de salud. 

“Lo que estamos viendo en los hospitales y clínicas es que antes llegaba uno o dos miembros de la familia contagiados, ahora llega el grupo familiar completo enfermo con covid-19. Imagino que pensaron que la realidad es aplastante y debe ser el momento de publicar las cifras”, señaló Urbina. 

El médico advirtió que, si bien existe un subregistro, los datos del Ministerio de Salud dan una idea de cómo es la distribución de los casos por regiones. Caracas y el estado Miranda concentraron la mayor cantidad de contagios porque son las dos entidades con más población y actividad comercial. 

En tercer lugar se posicionó el estado Zulia por su densidad poblacional y su cercanía con Colombia. Explicó que las regiones fronterizas y de grandes poblaciones son las que corren más riesgos de repuntes de contagios en periodos de flexibilización. 

Jaime Lorenzo insistió en que una de las fallas que tiene el sistema público es el límite de pruebas diagnósticas para covid-19. Esto es un obstáculo para determinar realmente la expansión del virus en una entidad. 

Esperamos que estos números signifiquen que se hayan aumentado las pruebas en el país, aunque estamos viendo en los centros de salud la caracterización de la enfermedad por la cantidad de personas que llegan con sintomatología bastante clara de la variante ómicron”, comentó.

Los especialistas mencionaron que la política del Estado es que si el paciente no tiene una prueba diagnóstica en la historia, usualmente no es considerado como un caso de covid-19. Explicaron que estos casos pueden quedar registrados como insuficiencia respiratoria o alguna otra patología similar. 

Leer más  Lacava demandó por difamación a activistas de DD HH tras denuncia de ejecuciones extrajudiciales en Carabobo

Lorenzo agregó que las sociedades científicas, organizaciones no gubernamentales e investigadores han recopilado evidencia suficiente para determinar que la variante ómicron está tomando fuerza en el país. Resaltó que esta es la información que se ha difundido durante los primeros días de enero. 

Un posible colapso sanitario

Julio Castro, infectólogo y vocero de la Encuesta Nacional de Hospitales, alertó el miércoles 12 de enero que existe una alta transmisión de covid-19 en el área metropolitana de Caracas. En un hilo de Twitter agregó que la transmisibilidad de la variante ómicron podría llevar a un colapso del sistema de salud, a pesar de ser menos grave que otras cepas. 

Esta no sería una situación exclusiva de Venezuela. Varios países de Europa están atravesando dificultades para brindar atención médica ante el aumento sostenido de los casos. 

Huniades Urbina señaló que los centros de salud públicos no estarían preparados para esta situación ya que se encuentran en condiciones similares a las del inicio de la pandemia. Condenó que no se hayan implementado políticas para reforzar la atención de salud. 

“Lo que más se necesita son los equipos de bioseguridad para el personal de primera línea. Pero si vamos más allá, necesitamos más camas, pruebas PCR y tomógrafos para hacer el diagnóstico pulmonar, eso quiere decir que los hospitales no se han dotado de parte del Estado y seguimos igual”, dijo. 

Leer más  Académicos piden al Ministerio de Salud aumentar la vacunación antipolio en Venezuela
Foto: EFE

 Lorenzo argumentó que no se puede hablar de un colapso porque el sistema de salud público “dejó de cumplir sus funciones”. Alegó que la mayoría de los hospitales se sostienen de una privatización indirecta de la salud. 

“Si una persona necesita atención médica en el sistema público pero hace todos los estudios por privado y tiene que comprar todos los medicamentos, eso está mal. Ya estamos viendo claramente que el sistema dejó de cumplir sus funciones. A esto se le agrega que mucho del personal debe pagar para ir a trabajar (porque su sueldo no cubre gastos de transporte), entonces es claro que la atención va a ser ineficiente”, explicó. 

Posibles medidas restrictivas 

Urbina considera que deben emplearse medidas de cuarentena más estrictas para frenar el aumento de los casos de covid-19 que ya admitió el régimen de Maduro. Indicó que esto ha ocurrido en varias naciones con situaciones similares en los últimos meses. 

Independientemente de la medida que se tome es importante recordar que estas restricciones se deben cumplir. Una cosa es lo que dicta el Estado y otra lo que hace la mayoría de la población, así que no es momento para estar en concentraciones o fiestas donde se arriesgan a un contagio”, enfatizó. 

Lorenzo, por su parte, sugirió que el esquema 7+7 no tiene fundamento científico relacionado con el covid-19, por lo que no sería el más apropiado para aplicarse en el país. “El problema con el 7+7 es que el virus no sale de vacaciones ni descansa una semana si y otra no”.

El vocero de Médicos Unidos expresó que en primer lugar el Estado debería adoptar una campaña comunicacional en la que se transmita información verídica a los venezolanos sobre la gravedad de los contagios. 

Para adoptar restricciones específicas, explicó el médico, se debe aumentar la capacidad de pruebas diagnósticas. Esto determinará qué regiones son de mayor riesgo y requieren cuarentenas más estrictas. 

Foto: EFE

Instó a la Administración de Maduro a abandonar el manejo político e ideológico de las cifras de covid-19. Asimismo, recomendó ampliar el llamado a la vacunación completa y de refuerzo. 

Noticias relacionadas