• Aunque en la actualidad se ha reducido el número de armas por parte de Estados Unidos y Rusia, otros países como China siguen aumentando progresivamente sus respectivos arsenales. A pesar de las recientes tensiones entre los tres países, ninguno ha siquiera contemplado su uso

Durante su intervención en el Foro Económico Mundial el 17 de enero de 2021, el presidente de China, Xi Jinping, lanzó una advertencia ante el deterioro de la relaciones diplomáticas entre las potencias mundiales. Aseguró que un conflicto internacional tendría serias consecuencias, por lo que instó a los líderes mundiales a dejar a un lado “la mentalidad de la Guerra Fría”.

“La historia ha demostrado una y otra vez que la confrontación no resuelve los problemas, solo invita a consecuencias catastróficas. El proteccionismo y el unilateralismo no pueden proteger a nadie; en última instancia, dañan los intereses de los demás, así como los propios. Peor aún son las prácticas de hegemonía e intimidación”, declaró.

A pesar de su mensaje pacifista, China ha protagonizado fuertes tensiones diplomáticas con Occidente en los últimos años. Desde la guerra comercial que sostiene con Estados Unidos, hasta la amenaza de un ataque militar contra Taiwán, país al que Xi se niega a reconocer su soberanía. Del otro lado del mundo, la situación tampoco es mejor. El gobierno de Joe Biden busca evitar una potencial invasión de Ucrania por parte de Rusia, mientras Vladimir Putin responde que solo desea frenar la influencia de la Unión Europea sobre su vecino y antiguo país satélite.

Todos estos desencuentros entre las potencias mundiales recuerdan precisamente, a la Guerra Fría. Una época en que Estados Unidos y la Unión Soviética (URSS) no solo competían por la supremacía en el plano político y  tecnológico, sino también en el militar. El desarrollo masivo de armas nucleares por parte de cada bando hizo que con cada episodio de tensión entre ambos, en la población corriera una creciente inquietud ante la perspectiva de una aniquilación global con solo presionar un botón. 

Afortunadamente, el temido holocausto nuclear nunca llegó. Con la caída de la cortina de hierro en 1989, el mundo pudo respirar tranquilo, aunque no del todo. Tanto Washington como Moscú aún conservan sus respectivos arsenales, los cuales lejos de desmantelarse, siguen creciendo. Igualmente, otras naciones han creado también sus propias armas, aumentando la cantidad de jugadores en el tablero.

Leer más  Avon anunció la venta de sus activos en Venezuela

¿Cuántas armas nucleares existen en la actualidad?

¿Cuál es la capacidad nuclear actual de las potencias mundiales?
Misil atómico en una base de Estados Unidos. Foto: Cortesía

Actualmente hay nueve Estados con capacidad nuclear comprobable. Estos son Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, Israel, India, Pakistán y Corea del Norte. De acuerdo con estimaciones del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (SIPRI, por sus siglas en inglés), existen alrededor de 13.080 armas. De ese total, el 90 % pertenecen a Estados Unidos y Rusia.

Aunque la organización sueca reconoce que no existe una certeza exacta acerca de estas cifras, sus cálculos están basados en información oficial de las fuerzas armadas de cada país. En el caso de Estados Unidos, su arsenal en el año 2021 fue de 5.500 ojivas nucleares. Por su parte, Francia cuenta con 290 misiles, mientras el Reino Unidos tiene 225. Los tres países son aliados militares dentro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), por lo que cuentan con un acuerdo de defensa mutua en caso de un conflicto.

Por su parte, la mayor reserva de ojivas nucleares es sin dudas la de Rusia. Se estima que en 2021 su capacidad fue de 6.255 armas. El tercer lugar lo ocupa China, que ha trabajado en la modernización de su inventario, lleva 350 misiles hasta el momento. Del mismo modo, Pakistán cuenta con 165 ojivas e India con 156. Este último país actualmente tiene pésimas relaciones tanto con China como con Pakistán por disputas territoriales, que varias veces han escalado en enfrentamientos militares.

Cerrando la lista está Israel, nación aliada de Occidente que cuenta con programa nuclear bastante opaco, en el que no ha reconocido abiertamente la posesión de sus armas y se niega a firmar cualquier tratado internacional para su regulación. No obstante, SIPRI estima que su arsenal es de 90 ojivas. Otro país en la misma situación es Corea del Norte, el cual maneja su potencial atómico entre la propaganda y la provocación. Aunque con menos claridad debido a su política de hermetismo, se calcula que posee entre 40 y 50 armas.

Más armamento

¿Cuál es la capacidad nuclear actual de las potencias mundiales?
Foto: Cortesía

La SIPRI señala que en términos generales hubo una reducción en la cantidad de armas nucleares respecto al año 2020, cuando registraron 13.400. Pero paradójicamente, acotan que el desarrollo de nuevas ojivas no se detiene, y muchos países aumentan su producción.

Leer más  Paraguay dice que parte de la tripulación de avión venezolano-iraní tiene nexos con el terrorismo

Tal es el caso de Corea del Norte, que mantiene una posición bastante activa en cuanto a desarrollo y ejecución de pruebas nucleares, muchas veces peligrosamente cerca de sus vecinos, Corea del Sur y Japón. De igual modo, China apuesta por no quedarse atrás como potencia, pasando en un año de 320 a 350 misiles. En menor medida, India y Pakistán también han hecho lo propio, con 6 y 5 nuevas ojivas respectivamente. 

El hecho que hoy existan menos armas que en 2020 viene de los esfuerzos que Estados Unidos y Rusia han realizado en cumplimiento de un acuerdo mutuo. Washington se deshizo de 250 ojivas que ya estaban en reserva y fuera de uso. Moscú ha hecho lo mismo con 100 de sus armas. Aunque la SIPRI considera esto positivo, advirtió que en el último año el arsenal desplegado en bases operativas aumentó preocupantemente, con 1.800 cohetes estadounidenses y 1.625 rusos activos.

“A pesar de esta disminución general, la cantidad estimada de armas nucleares actualmente desplegadas con fuerzas operativas aumentó a 3825, de 3720 el año pasado. Alrededor de 2000 de estos, casi todos pertenecientes a Rusia o EE. UU., se mantuvieron en estado de alerta operativa alta”, señaló la institución en un reporte de junio de 2021.

Contra su proliferación

¿Cuál es la capacidad nuclear actual de las potencias mundiales?
Foto: EFE

Ante la amenaza que supone la proliferación de armas de destrucción masiva, en 1968 se creó el Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, en inglés). Desde su entrada en vigencia en 1970, ha sido firmado por 190 países y busca restringir la posesión de ojivas. Entre sus principales puntos está el compromiso de los firmantes de no desarrollar armas nucleares ni intercambiar información que facilite su creación. Igualmente solicita a los Estados armados reducir sus arsenales, cosa que en la práctica solo ha quedado como una promesa.

En el NPT solo se reconoce el derecho de posesión de armas nucleares a cinco países. Estados Unidos, Reino Unido y Rusia (en ese momento URSS); así como Francia y China, quienes se incorporaron en 1992. India, Israel y Pakistán se han negado a suscribir el acuerdo y rechazan cualquier regulación de sus inventarios por motivos de seguridad nacional. Por su parte, Corea del Norte al principio perteneció al pacto, aunque renunció luego de comenzar su programa nuclear.

En su momento Estados Unidos y la URSS también crearon sus propios acuerdos para una desescalada de tensiones. En 1987, los presidentes Ronald Reagan y Mijaíl Gorvachov firmaron el Tratado sobre Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF). Este eliminó más de 2.692 misiles en Europa y Turquía, además de prohibir su instalación en países aliados cercanos a la otra potencia. Finalizó en 2019, luego de que el expresidente Donald Trump anunciara su retiro del pacto y acusó a Rusia de incumplimiento.

Leer más  ¿Qué es el bear y el bull market y cómo se relaciona con las criptomonedas?

Gorvachov también firmó con el presidente George H.R. Bush en 1991 el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START). Tras la disolución de la URSS ese mismo año, se firmó en 1993 el START II, que supervisó el desarme total de sus repúblicas resultantes como Bielorrusia, Ucrania y Kazajistán. Ambos países renovaron el pacto en 2010 como “el nuevo START”, con una duración de 10 años. En 2021, Biden y Putin acordaron extender la vigencia del START III por 5 años más.

Un futuro sin armas

¿Cuál es la capacidad nuclear actual de las potencias mundiales?
Foto: Andy Wong/Getty Images

Aunque el NPT fomenta el uso de la energía atómica con fines pacíficos, cada vez que un país incursiona en el desarrollo de tecnología nuclear, las principales potencias se mantienen vigilantes. Un ejemplo es Irán, que en el año 2000 empezó a enriquecer uranio en secreto, generando todo un conflicto diplomático con Occidente. En 2015 se llegó a un acuerdo para que la nación islámica congelara su programa, aunque países como Israel y Estados Unidos todavía son reacios a la reactivación de sus centros de investigación.

En 2017 las Naciones Unidas aprobaron la creación del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares. Entró en vigor en 2021 con la adhesión de 50 países, aunque con la notable ausencia de los nueve Estados con armamento, así como de los demás miembros de la OTAN. Japón, país que en 1945 recibió el impacto de dos bombas atómicas, es uno de los principales promotores de la iniciativa. La destrucción absoluta de ambas ciudades y las secuelas en sus sobrevivientes fueron razón suficiente para terminar la guerra. 

El 3 de enero de 2022, el Consejo de Seguridad de la ONU, del que son miembros Estados Unidos, Rusia y China, se comprometió a evitar que las tensiones entre las potencias sigan escalando. Por el momento, y mientras siga actuando la diplomacia, la opción militar no parece viable para ninguno.

Noticias relacionadas