• Más de 200 diplomáticos y funcionarios estadounidenses que laboran en diferentes países han padecido síntomas de esta anomalía. Hasta el momento se desconocen las causas exactas

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó que su equipo de seguridad nacional identifique para finales de este mes a aquellos funcionarios y diplomáticos estadounidenses que tienen más riesgo de sufrir el síndrome de La Habana.

Más de 200 diplomáticos y funcionarios estadounidenses que laboran en diferentes países han padecido síntomas de este síndrome, que incluyen somnolencia, perdida de audición, entre otros síntomas. Esta anomalía lleva ese nombre porque en Cuba se detectaron por primera vez los extraños problemas de salud en 2016.

Embajada de Estados Unidos en Cuba | Foto: EFE

Biden nombró a un equipo para coordinar la respuesta del gobierno estadounidense ante esos extraños síntomas que han sufrido desde hace cinco años decenas de diplomáticos estadounidenses en varios países del mundo.

El encargado será Maher Bitar, quien ejerce como director sénior de programas de inteligencia en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca. Además, tendrá la función de coordinador intergubernamental en lo relativo a los incidentes anómalos de salud, así lo confirmó para la agencia de noticias EFE una fuente oficial.

Leer más  La justicia española abrió una nueva causa tras confesiones de Hugo “El Pollo” Carvajal

Las agencias que deben identificar a esos funcionarios vulnerables al síndrome de La Habana, antes del 25 de febrero, son: el Departamento de Estado, el de Defensa, el de Justicia y el de Seguridad Nacional; además de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Oficina de la Directora Nacional de Inteligencia, Avril Haines.

Departamento de Estado de Estados Unidos es uno de los organismos que deben identificar a sus funcionarios vulnerables al síndrome de La Habana

En octubre de 2021, el presidente estadounidense, Joe Biden, aprobó la Ley de La Habana, que establece que el gobierno de EE UU tiene la obligación de ayudar a quienes han sufrido esos misteriosos “ataques”.

Qué es el síndrome de La Habana

Se trata de una extraña anomalía que se registró por primera vez en el año 2016. En ese entonces se detectaron decenas de casos entre diplomáticos estadounidenses, canadienses y sus familiares en la capital cubana. 

Los afectados sufrían somnolencia, fatiga, dolores de cabeza y problemas de audición y visión. Incluso, algunos perdieron la audición de forma permanente.

Los síntomas se reportaron luego en Rusia, China, Austria, Berlín, Colombia y la India. Sin embargo, aún no se sabe con exactitud qué causa esta anomalía. 

 Embajada de Estados Unidos en Pekín | Foto EFE

Algunos funcionarios sugirieron previamente que la enfermedad podría ser causada por ataques de microondas, supuestamente generados por algún país detractor de Estados Unidos. En diciembre de 2020, expertos de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE UU, sospechaban que las causantes podrían ser las pulsaciones dirigidas de energía de radiofrecuencia.

Leer más  Avon anunció la venta de sus activos en Venezuela

También se consideró la posibilidad de que se tratara de un efecto generado por armas sonoras. Algunos de los afectados por este síndrome en La Habana escucharon un sonido penetrante antes de que empezaran los síntomas. Sin embargo, otros pacientes con el mismo síndrome no han escuchado nada.

A mediados de enero de 2022, el diario Wall Street Journal informó sobre nuevos casos en las sedes diplomáticas de Estados Unidos en Suiza y Francia. Ante esto, el secretario de Estado de EE UU, Anthony Blinken, reiteró que el gobierno no maneja información sobre las causas.

Hasta la fecha, no sabemos exactamente qué ha ocurrido y no sabemos exactamente quién es responsable”, dijo Blinken en una entrevista con la cadena televisiva MSNBC.

El 21 de enero de 2022, la CIA indicó que adelantó un informe provisional que no se hará público sobre las posibles causas del síndrome de La Habana.

De acuerdo con el estudio, la enfermedad podría estar relacionada con el estrés y otras causas naturales y no por la intervención de algún detractor extranjero. La agencia señaló que los síntomas podrían explicarse por otras condiciones médicas como enfermedades no diagnosticadas o por factores ambientales. La CIA aclaró a la BBC que si bien obtuvieron hallazgos significativos, aún no concluye la investigación.

Luego del informe provisional de la CIA, los afectados por el síndrome mostraron su decepción ante los resultados. “No todos los casos pueden ser explicados. Esta no puede ni debe ser la última palabra en este tema, porque (la respuesta) no es definitiva ni integral”, expresó el grupo de Defensa de las Víctimas del síndrome de La Habana, según cita BBC.

Dar con las causas de este síndrome, que afecta a más de 200 funcionarios estadounidenses en el exterior, forma parte de las políticas de Biden para el año 2022. Incluso está incluida en las directrices enmarcadas en el presupuesto de Defensa firmado por el presidente para este año.

Noticias relacionadas