• Los sacerdotes exorcistas de Venezuela se reunirán por primera vez en una asamblea. Uno de los objetivos de la reunión es promover el estudio del exorcismo en el país

Desde el 15 hasta el 18 de febrero de 2022 se llevará a cabo en el Antiguo Seminario de Guanare, estado Portuguesa, la primera Asamblea de Exorcistas en Venezuela. El objetivo de la reunión es presentar la Asociación Internacional de Exorcistas y realizar la elección de la junta directiva del futuro Colegio de Exorcistas. 

El sacerdote Ronny García, canciller de la Diócesis de Guasdualito y representante de la Asociación Internacional de Exorcistas en Venezuela, indicó que es primera vez que en el país se realiza este tipo de reunión. En ella se congregarán sacerdotes exorcistas para conversar, compartir las experiencias y poner en común los criterios que brinda la iglesia.

El presbítero define el exorcismo como una forma específica de oración que la Iglesia usa contra el poder del demonio. El nombre viene del griego “fuera de juramento”, lo que significa que este rito es un intento de desalojar a los demonios de un ser humano.

“Es una oración que es parte de la categoría de los sacramentales, el cual es uno de los signos sagrados instituidos por la Iglesia para poder certificar diferentes circunstancias de la vida”, explicó en exclusiva para El Diario.

Sin embargo, resaltó que muchas personas se han dejado llevar por lo que se muestra en el cine y tienen una visión desvirtuada de lo que es el exorcismo.

¿Qué es el exorcismo según la Biblia?

Desde el punto de vista de lo que contempla la Iglesia católica, el exorcismo es una antigua y particular forma de oración que hace un ministro ordenado de la Iglesia para liberar a una persona de la posesión de un demonio.

En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del bautismo. No obstante, el exorcismo solemne llamado “el gran exorcismo” solo puede ser practicado por un sacerdote con el permiso del obispo.

La página oficial del Vaticano detalla que en el rito se intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco con la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a la Iglesia.

“No elegí ser exorcista”

García, quien también es el organizador de la asamblea, comentó que no eligió ser exorcista; sin embargo, este mundo siempre había llamado su atención aunque igual que muchas personas, sentía miedo por la perspectiva que tenía el rito debido al cine, la cual mostraba una realidad que no atraía a ningún sacerdote.

Además, contó que pensaba que era cada sacerdote quien decidía tomar ese camino, pero descubrió que no era así, que los exorcistas son elegidos por los obispos.

El padre relató que estaba en la residencia episcopal, debido a que como canciller de la Diócesis de Guasdualito allí reside junto al obispo Pablo Modesto González Pérez, cuando un día llegó una invitación para monseñor desde la Asociación internacional de Exorcistas en donde se invitaba a los sacerdotes para que se formaran en el exorcismo. 

El obispo de Guasdualito le mostró la carta y lo invitó a participar en el curso. García, junto al sacerdote Orlando Sánchez, realizaron el Curso Básico Fundamental del Exorcismo ofrecido por la asociación en julio de 2020.

Luego de haber culminado el curso, fueron nombrados exorcistas de la Diócesis de Guasdualito por parte del obispo. 

Posteriormente, García solicitó a la asociación su ingreso como socio miembro, con el fin de recibir formación permanente. “Pasé a ser sacerdote exorcista y me he ido preparando arduamente”, afirmó.

Asociación Internacional de Exorcistas

La Asociación Internacional de Exorcistas es una organización católica fundada en 1993 por seis sacerdotes, incluido el padre Gabriele Amorth, un sacerdote italiano que ejerció como exorcista en la diócesis de Roma y se hizo popular por sus libros y conferencias sobre la materia.

El padre Amorth, quien fue presidente de la asociación hasta su muerte en 2016, creó la organización con la esperanza de aumentar el número de exorcistas oficiales en todo el mundo.

Aunque el número de miembros es limitado y exclusivo, para el año 2000 había más de 200 miembros en todo el mundo. La asociación envía un boletín de forma trimestral en el que los miembros pueden hablar de los casos especialmente difíciles o interesantes.

Regulaciones para ejercer el exorcismo

El presbítero aclaró que un sacerdote no puede ejercer el exorcismo individualmente, tiene que ser de la mano de lo que la Iglesia establece y bajo la orientación de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV)

Recordó que la Iglesia se regula por el Código de Derecho Canónico y detalló que en el canon 1172 se estipula que el obispo es quien elige al sacerdote y le da la autorización para luchar en nombre de Cristo contra el demonio. 

“Sin licencia peculiar y expresa del Ordinario del lugar, nadie puede realizar legítimamente exorcismos sobre los posesos. El Ordinario del lugar concederá esta licencia solamente a un presbítero piadoso, docto, prudente y con integridad de vida”, describe el canon.

Un exorcista debe tener una formación permanente

Sobre el tiempo de formación que requiere un sacerdote para poder realizar un exorcismo, García indicó que es impreciso debido a que el exorcista está llamado a una formación permanente, a realizar todos los días una profunda oración. 

“Prepararse para enfrentar al demonio no bastará con años, siempre hay que estar en constante aprendizaje. Estamos enfrentando a una entidad audaz, mentirosa, engañosa y autora del pecado, por lo tanto en cada exorcismo es una manifestación diferente”, reveló.

Destacó que la forma de actuar de la persona poseída dependerá del demonio y la jerarquía que ejerza. Por este motivo un sacerdote nunca debe dejar de prepararse.

Realizar exorcismos es peligroso si no se está preparado

El sacerdote comentó que la mayoría de los exorcistas no hablan sobre los casos que llevan. Esto debido a que están llamados a velar y garantizar la integridad de la persona, además de no exponerla. 

García describe al demonio como un ser sumamente engañoso y que, como conoce la realidad física del hombre, tiene la audacia de manipular y engañar para demostrar que tiene poder.

“Lo importante es conocer que el demonio no tiene más poder que Dios (…) El demonio no actúa más allá de los límites que Dios le permite en la humanidad”, puntualizó.

A su juicio, es muy peligroso realizar exorcismos sobre todo cuando el sacerdote no tiene la formación o la preparación, no cuenta con el equipo y no se apega a la normativa que establece la Iglesia y cuando no se cumple con los pasos establecidos previos para realizar un exorcismo. 

Realizar el rito no es fácil, las personas piensan que estos casos se presentan constantemente, pero no es así. De 100 casos podrá estar la probabilidad de uno que si se trate de una posesión”, resaltó.

Explicó que casos de posesión como tal han sido muy escasos; por lo general, se tratan de perturbaciones producto de algo secundario, como visitas a operadores del ocultismo (brujos, practicantes de magia negra, roja o blanca) o la superstición, “que también es una puerta de entrada fácil para el maligno”.

Estudios para corroborar que se trata de una posesión 

García precisó que siempre se debe mirar más allá. La persona a tratar debe pasar primero por exámenes médicos (físicos, psicológicos y psiquiátricos) para descartar algunas patologías. Luego de esto, el exorcista con discernimiento debe determinar si es una posesión, solicitar permiso al obispo y proceder a realizar el rito. 

De acuerdo con la página oficial del Vaticano, es importante asegurarse antes de celebrar el exorcismo que se trata de un presencia “del maligno” y no de una enfermedad.

Foto: Pixabay.

Principales objetivos de la Asamblea de Exorcistas en Venezuela

El sacerdote García señaló que uno de los objetivos del primer encuentro es promover la primera formación de base de todo sacerdote exorcista. Además, buscan organizar encuentros internacionales con otros religiosos dedicados al oficio. 

“Una de las metas es favorecer la inserción del ministerio del exorcismo en la dimensión comunitaria y en la pastoral ordinaria de la Iglesia. Esto para dar a conocer lo que es el rito y contrarrestar las creencias que existen en torno a este tema”, añadió.

Sostuvo que también se busca promover estudios sobre el exorcismo en sus aspectos bíblicos, litúrgicos, históricos, pastorales y espirituales en todas las diócesis del país. En este sentido, presentarán un proyecto para retomar en los seminarios e institutos religiosos el tema del exorcismo, la angelología y la demonología. 

Otras de las finalidades es fomentar la colaboración con médicos y psiquiatras; personas que sean al mismo tiempo conocedores de la realidad espiritual, a quienes se les ofrecerá una formación básica sobre el tema. 

Noticias relacionadas