• Las arbitrariedades cometidas por funcionarios han sido denunciadas en instancias internacionales y, en algunos casos, calificadas como violaciones de derechos humanos. Foto: Remigio Ceballos

Habitantes del barrio José Félix Ribas de Petare, Miranda, y de Las Tejerías, Aragua, denunciaron que varias familias fueron víctimas de abusos policiales por parte de los funcionarios que realizaron operativos en esas zonas en las últimas semanas. 

Comisiones mixtas se desplegaron desde el 31 de enero hasta el 3 de febrero en José Felix Ribas. Luego volvieron a hacerlo el sábado 5 de febrero para intentar localizar a miembros de la banda de Wilexis Acevedo. 

Por otra parte, el domingo 6 de febrero inició la operación Guaicaipuro II, en la que diversos cuerpos de seguridad tomaron la zona de Las Tejerías tras presentarse un enfrentamiento entre bandas criminales y organismos policiales. 

El operativo, de acuerdo con lo que informaron periodistas de sucesos, intentaba localizar a los integrantes de las bandas que controlaban el sector. No obstante, luego se conoció sobre una posible alianza entre el delincuente Carlos Revette, alias El Koki, y los grupos criminales de la entidad. 

Además, lidiar con el miedo producto de los enfrentamientos y de las posibles represalias de los delincuentes, los habitantes de estos sectores también han presenciado acciones arbitrarias cometidas por los funcionarios. 

Denuncias de abusos policiales en Petare 

Tras los dos recientes operativos en Petare, los vecinos de José Felix Ribas organizaron el lunes 7 de febrero un cacerolazo en contra de los abusos por parte de los funcionarios que mantienen custodiada la zona. 

En varios de los videos publicados en Twitter el 7 de febrero, se comenta que los agentes habrían efectuado disparos, allanado casas sin orden y robado las pertenencias de los vecinos. 

Durante los operativos que iniciaron el 31 de enero se contabilizaron 11 muertos: 10 hombres y una mujer. Sin embargo, no existe información confirmada de que todas las víctimas fueran delincuentes. 

El Monitor de Victimas reseñó el caso de José Luis Nieto Suárez, uno de los fallecidos, quien se dedicaba a vender chucherías en la estación Petare del Metro de Caracas. Carol González, pareja de la víctima, dijo al medio que a José Luis lo asesinaron mientras dormía. 

“Él no se enfrentó a nada, no era malandro, no tenía pistola; era una persona sana, dedicada a nosotros: su hijo de cuatro meses de nacido, su mamá y yo. No pueden venir a decir que él se cayó a tiros porque es mentira”, señaló.

González comentó que el día del operativo su pareja decidió quedarse en casa debido al incremento de contagios de covid-19 en Petare. Además, señaló que ella salió a hacer compras y al volver a su casa encontró que los funcionarios lo habían herido. 

Los familiares de José Manuel Suárez y Romer Alejandro Echenique también denunciaron a Monitor de Víctimas que ambos fueron asesinados dentro de sus respectivas viviendas por policías. 

Las versiones de los parientes coinciden en que ninguno estaba armado y señalan estos casos como presuntas ejecuciones extrajudiciales. 

Allanamientos sin orden judicial en las Tejerías 

En el contexto de la Operación Guaicaipuro II también se denunciaron abusos policiales. En redes sociales fue publicado un video de cómo quedó la vivienda de dos personas mayores tras un allanamiento sin orden judicial. 

La publicación señala que en la casa 40 de callejón Uruguay, en el sector Las Veras de Las Tejerías, residen una persona de 72 años de edad y otra de 80 años de edad. Ambos habrían denunciado que los funcionarios les robaron pertenencias luego de allanar el lugar. 

Este operativo ha sido uno de los más notorios en lo que va del año 2022. La Operación Guaicaipuro II contó con la presencia de múltiples organismos policiales y militares, debido a la gravedad de los enfrentamientos y la extensión de terreno, controlado por grupos delictivos del sector.

Antecedentes de estos abusos en operativos policiales 

Organizaciones defensoras y promotoras de derechos humanos han denunciado en distintas instancias los abusos por parte de los organismos policiales venezolanos. Los casos más graves sacados a la luz son las ejecuciones extrajudiciales a civiles. 

Muchos de estos hechos comparten un patrón de discriminación, al menos eso lo señala la organización no gubernamental Programa de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea). En sus investigaciones han determinado que la mayoría de las víctimas son hombres de entre 18 y 30 años de edad residentes de zonas populares. 

Provea documentó que 2.853 personas fueron asesinadas por grupos policiales o militares en el año 2020. La ONG señaló que el organismo más letal ese año fueron las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). 

El Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) estimó que en el país hubo un promedio de seis muertes diarias por resistencia a la autoridad durante el año 2021. De acuerdo con el Comité de Familiares de Víctimas Sucesos de Febrero-Marzo de 1989 (Cofavic), entre el año 2016 y el año 2021, hubo un total de 9.211 ejecuciones extrajudiciales. 

Operativos Petare Las Tejerías
Foto: EFE

En las denuncias y documentos que reflejan las arbitrariedades cometidas por los organismos de seguridad en los últimos años también se exponen situaciones como abuso de la fuerza, amenazas, torturas, allanamientos sin orden judicial y robos de pertenencias a civiles principalmente en las zonas populares de Venezuela. 

Noticias relacionadas