• Un estudio realizado en Israel reveló que las personas que ya habían padecido el covid-19 y luego recibieron una o dos dosis de la vacuna contra el virus, tienen menor riesgo a reinfectarse

Dos estudios, publicados en la revista médica New England Journal of Medicine, revelaron que los pacientes que se han recuperado del covid-19 y reciben al menos una dosis de la vacuna de ARNm de Pfizer/BioNTech tienen un menor riesgo de volver a infectarse.

Las investigaciones amplían la información sobre el concepto de inmunidad híbrida, la cual es la combinación de la inmunidad natural y de la generada por la vacuna contra el covid-19.

Uno de los estudios encontró que las reinfecciones del virus eran cuatro veces más comunes en quienes no recibieron vacunas que en quienes sí lo hicieron después de la infección primaria. Se realizó con más de 149.000 personas con antecedentes de infección por covid-19.

Efectividad de la vacuna en recuperados

Del total de pacientes recuperados, el 56 % (83.356) recibieron la vacunación durante el periodo de estudio de 270 días, el cual inició entre el 1° de marzo de y el 26 de noviembre de 2021.

“La reinfección ocurrió en 354 de los pacientes vacunados (2,46 casos por 100.000 personas por día) y en 2.168 de 65.676 pacientes no vacunados (10,21 casos por 100.000 personas por día)”, detalla el estudio. 

La vacuna tuvo una efectividad del 82 % entre los pacientes de 16 a 64 años y un 60 % en personas mayores de 65 años.

Metodología de investigación

En el documento, los científicos detallan que en el estudio revisaron los registros médicos electrónicos de una organización de atención médica en Israel para evaluar las tasas de reinfección en pacientes que se habían recuperado de SARS-CoV-2 antes de cualquier vacunación contra covid-19.

En este sentido, compararon las tasas de reinfección entre los pacientes que recibieron posteriormente la vacuna BNT162b2 (Pfizer-BioNTech) y aquellos que no habían sido vacunados.

“Usamos un modelo de regresión de riesgos proporcionales de Cox con covariables dependientes del tiempo para estimar la asociación entre vacunación y reinfección después del ajuste por factores demográficos y enfermedades coexistentes”, explicaron.

Dosis necesarias para la inmunidad

Los científicos también revelaron que no se encontraron diferencias significativas en la efectividad de la vacuna si las personas previamente infectadas recibieron una o dos dosis. Esta afirmación respalda la evidencia de otros estudios que demostraron que una dosis era suficiente para proteger a las personas con infecciones previas del virus. 

De los 83.356 pacientes vacunados, 67.560 (81 %) recibieron una dosis de la vacuna contra el covid-19, 15.251 (18,3 %) recibieron dos y 545 (0,7 %) fueron tres veces inoculados.

“El cociente de riesgos instantáneos ajustado para la reinfección entre los pacientes que habían recibido una dosis de vacuna en comparación con los que habían recibido dos dosis fue de 0,98”, indicaron.

vacunas
Foto: Getty Images

Inmunidad más duradera en personas recuperadas de covid-19

El segundo estudio se realizó en el Reino Unido y demostró que la inmunidad es más duradera y prolongada en personas que se habían recuperado de la infección por covid-19 antes de recibir una vacuna de Pfizer/BioNTech.

Los investigadores detallaron que la duración y la eficacia de la inmunidad contra la infección y la vacunación contra el SARS-CoV-2 son relevantes para las intervenciones de políticas pandémicas.

Por ende, investigaron estos parámetros en trabajadores de la salud asintomáticos en el Reino Unido que se sometieron a pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) de rutina. 

Evaluación en más de 35.000 personas

Para el estudio se evaluó la eficacia de la vacuna (10 meses después de la primera dosis de la vacuna) y la inmunidad adquirida por infección comparando el tiempo hasta la reinfección confirmada por PCR en personas vacunadas con el de personas no vacunadas.

De los 35.768 participantes, el 27 % (9.488) tenía una infección previa por SARS-CoV-2. El estudio especifica que la cobertura vacunal fue alta: el 97 % de los participantes había recibido dos dosis.

El 78 % fue inoculado con la vacuna BNT162b2 (Pfizer–BioNTech) con un intervalo largo entre dosis, el 9 % con la misma vacuna pero con un intervalo corto entre dosis y el 8 % fue inmunizado con la AstraZeneca.

Protección superior al 90 % 

Entre los participantes que no estaban infectados previamente, dos dosis de la vacuna se asociaron con una reducción del 85 % en el riesgo de infección dos meses después de la vacunación. 

Sin embargo, ese número caía al 51 % seis meses después de la vacunación. Por el contrario, aquellos que se vacunaron después de recuperarse de covid-19 mantuvieron una protección superior al 90 % más de un año después de la infección primaria y más de seis meses después de la vacunación de una primera y segunda dosis.

“El uso estratégico de dosis de refuerzo de la vacuna para evitar la disminución de la protección (particularmente en personas previamente no infectadas con doble vacunación) puede reducir la infección y la transmisión en la respuesta en curso al covid-19”, concluyó el estudio.

Noticias relacionadas