• Olaf Scholz, canciller de Alemania, admitió que actualmente una cuarta parte del suministro energético de Alemania está basado en el consumo de gas y matizó que de él solo la mitad procede de Rusia. Foto: Europa Press

El canciller alemán, Olaf Scholz, anunció el martes 22 de febrero el bloqueo de la certificación del importante gasoducto Nord Stream 2 como respuesta a la iniciativa del presidente ruso, Vladímir Putin, de reconocer a los territorios separatistas prorrusos de Ucrania.

“En el contexto de la escalada del conflicto entre Rusia y Ucrania, el gobierno alemán detiene el proceso de aprobación del gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 hasta nuevo aviso”, afirmó el canciller alemán.

“No puede haber certificación” de esa infraestructura, afirmó Scholz en una comparecencia ante la prensa en Berlín. Aseguró que “la situación ha cambiado” tras el reconocimiento por parte de Moscú de las autoproclamadas repúblicas prorrusas del Donbás.

Scholz dijo que el gobierno alemán y sus socios de la Unión Europea anunciarán “de manera coordinada” durante el martes 22 de febrero las sanciones que impondrán a Rusia. Por lo que denominó una “ruptura” de Rusia de los acuerdos internacionales firmados por Moscú en las últimas décadas.

Leer más  Tiroteo en un centro comercial de Copenhague: la policía confirmó tres muertes

El canciller admitió que actualmente una cuarta parte del suministro energético de Alemania está basado en el consumo de gas y matizó que de él solo la mitad procede de Rusia; reconoció además que la decisión de impedir la entrada en funcionamiento de Nord Stream 2 tendrá consecuencias para el abastecimiento del país.

Sin embargo, Scholz agregó que ya se ha comenzado a abordar la cuestión de la “diversificación” de las fuentes de aprovisionamiento energético en el país. Aseveró que esa iniciativa se enmarca dentro de una “tarea europea” en vista de la nueva situación creada por la actitud de Rusia en relación con Ucrania.

Alemania responde a Putin y detiene la aprobación de importante gasoducto para Rusia
Olaf Scholz, canciller de Alemania. Foto: EPA-EFE

Diversificación

Scholz aludió a que Alemania ya ha comenzado a diversificar su mix energético. Aumentará la importancia de la procedencia de la energía generada por fuentes renovables, como la eólica, solar y el hidrógeno. Por lo tanto aseguró que el peso del gas se reducirá de todos modos.

En relación con la certificación del gasoducto explicó que, conjuntamente con el ministro de Economía, Robert Habeck, procederán ahora a valorar la situación creada por el cambio de la situación de la seguridad del aprovisionamiento energético y que a luz de ello se valorará la certificación de la infraestructura.

El gasoducto controlado por el gigante energético ruso Gazprom, ya terminado y construido con participación de empresas alemanas, está destinado a transportar directamente gas desde Rusia al oeste de la Unión Europea con entrada por territorio de Alemania y evita así el tránsito a través de Ucrania.

Leer más  Tiroteo en un centro comercial de Copenhague: la policía confirmó tres muertes

El canciller Scholz solo en los últimos días abrió la posibilidad de incluir esa infraestructura en la consideración para la eventual respuesta a una invasión de Ucrania por parte de Rusia, aunque no había expresamente aludido a la suspensión de su certificación.

Su ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, habló durante la Conferencia de Seguridad de Múnich de esa posibilidad y dijo que Alemania estaba dispuesta a pagar “un alto precio” en la defensa de los valores que el gobierno ruso pone en peligro con la amenaza a Ucrania.

La Agencia Federal de Redes de Alemania anunció hace varias semanas que quedaba suspendido el proceso de certificación del gasoducto de forma provisional. Esto hasta que se cumplieran todos los trámites exigidos por las leyes alemanas y no se preveía contar con un permiso al menos durante el primer semestre de 2022.

Con información de EFE

Noticias relacionadas