• El equipo femenil estadounidense luchó durante varios años para conseguir derechos iguales a la categoría masculina

La selección femenina de fútbol de Estados Unidos dio un paso más por la igualdad. Finalmente logró que su salario se iguale al de la categoría masculina, una medida por la que habían luchado durante años tras la demanda a la US Soccer (USSF por sus siglas en inglés).

Además de eso, consiguió el pago de 24 millones de dólares por sueldos atrasados por lo que a partir del próximo contrato salarial ambos equipos percibirán la misma cantidad de dinero.

“Nos complace anunciar que, dependiendo de la negociación de un nuevo contrato colectivo de trabajo, hemos resuelto nuestra larga disputa sobre la igualdad salarial y estamos orgullosos de unirnos en este compromiso compartido para promover la igualdad en el fútbol”, indicaron ambas partes en un comunicado conjunto.

Una lucha de tres años

La selección femenina de EE UU consiguió pagos igualitarios: así fue el camino para lograrlo
Foto: EFE

Esta lucha inició en 2019, cuando el equipo femenino demandó a la US Soccer previo a disputar la Copa del Mundo de 2019 en Francia. La medida fue firmada por las 28 jugadoras que integraron el plantel y lo llevaron a una corte en Los Angeles.

Leer más  Piden ayuda para localizar a dos migrantes venezolanos que naufragaron cuando viajaban en una lancha hacia Nicaragua 

“A pesar del hecho de que estos jugadores femeninos y masculinos deben realizar las mismas tareas y tienen las mismas responsabilidades para su único empleador común, la USSF, las jugadoras han recibido constantemente menos dinero que sus contrapartes masculinas”, expresó la demanda.

Una de los motivos por los que se generó la demanda fue que la categoría femenil ha ganado el Campeonato Mundial en cuatro ocasiones: en 1991, 1999, 2015 y 2019. Mientras que los hombres solo pudieron obtener un tercer lugar en el Mundial de 1930, e incluso no pudieron clasificar a Rusia 2018.

“Llegar a este día no ha sido fácil. Las jugadoras de la selección femenina de Estados Unidos han logrado un éxito sin precedentes mientras trabajaban para conseguir la igualdad salarial para ellas y para las futuras deportistas”, expresó el comunicado del equipo tras la decisión.

Diferencias de salarios

La selección femenina estadounidense desde 2015 hasta 2019 había jugado 111 partidos y además dos títulos de la Copa del Mundo. El equipo masculino jugó 87 encuentros y no clasificó al Mundial de 2018. 

Leer más  Piden ayuda para localizar a dos migrantes venezolanos que naufragaron cuando viajaban en una lancha hacia Nicaragua 

En ese lapso, la categoría femenil obtuvo 24,4 millones de dólares, y la masculina 18,5 millones . Por lo que había una gran diferencia en cuanto a trofeos y cantidad de partidos jugados, lo que representaba una desigualdad notoria.

Un ejemplo de la brecha salarial es que la selección masculina de Francia, que ganó el Mundial de Rusia de 2018, obtuvo 38 millones de dólares por ese título, como beneficio de los premios que otorga la FIFA. La selección femenina de EE UU ganó solo cuatro millones de dólares en la Copa del Mundo de 2019.

El contrato colectivo finalizará el próximo 31 de marzo, a partir de esa fecha ambas partes llegarán a un nuevo acuerdo que otorgará la justicia que buscan las jugadoras estadounidenses desde hace varios años.

Las figuras que levantaron su voz para exigir igualdad

Foto: EFE

Megan Rapinoe, quien ganó el Balón de Oro de en 2019, fue una de las líderes junto a la delantera Alex Morgan. Ambas jugadoras han formado parte del equipo que ha conseguido el título en los dos últimos campeonatos del mundo.

Leer más  Piden ayuda para localizar a dos migrantes venezolanos que naufragaron cuando viajaban en una lancha hacia Nicaragua 

“Para nuestra generación, saber que vamos a dejar este deporte exponencialmente en un mejor lugar respecto al que lo encontramos es todo”, manifestó Rapinoe.

Alex Morgan, nombrada Mejor Jugadora de Estados Unidos en 2018, Mejor Atleta femenina en 2019 y jugadora del 11 inicial de la FIFA en 2019 y 2022, ha sido una de las futbolistas mejores pagadas, pero no por su salario como deportista sino por sus patrocinios. Ahora forma parte de la justicia que consiguió con el equipo nacional.

“Esto es un monumental paso adelante para sentirse valorada, sentirse respetada. No solo veo esto como una victoria para nuestro equipo o el deporte femenino, sino para las mujeres en general”, expresó Alex Morgan.

Este anuncio representa un primer paso para que haya más igualdad en el deporte, y que más selecciones puedan cerrar las diferencias en cuanto a los ingresos para las dos categorías.

Noticias relacionadas