• El rechazo internacional contra el ataque militar y las sanciones impuestas por Europa y Estados Unidos han llevado a varias compañías a desligarse del mercado ruso. Desde líneas de ropa y vehículos, hasta plataformas tecnológicas han cesado o limitado sus operaciones en ese país. Foto principal: Alexander Zemlianichenko/AP

El aislamiento internacional de Rusia tras su invasión a Ucrania sigue escalando, en la medida que se incorporan cada vez más actores. Desde eventos cancelados como la final de la Champions League en San Petersburgo, hasta la suspensión de Rusia del Festival de la Canción de Eurovisión, el país atraviesa un bloqueo en rechazo a las acciones del gobierno de Vladimir Putin. En el plano económico, han sido también varias las empresas multinacionales que han abandonado el mercado ruso, bien sea por decisión propia, o acatando las sanciones impuestas por Occidente.

Esto ha llevado a que, en poco más de una semana, varias compañías anunciaron que cesan sus operaciones comerciales, mientras otras han restringido el envío de productos o limitado el alcance de sus servicios. El impacto de esta situación repercute no solamente en las vitrinas vacías de las tiendas, sino también directamente en la economía rusa, al esperarse un rápido incremento de la inflación y el desempleo. Igualmente, el corte de suministros en algunos sectores claves afectará la cadena de producción de todas las industrias rusas.

Las empresas que se han retirado de Rusia tras la invasión a Ucrania
Fábrica de Nesté Rossiya en la ciudad de Perm, Rusia. Foto: Wikimedia Commons

Un ejemplo es la medida del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que obliga a las entidades financieras de ese país a cortar lazos con varios de los principales bancos rusos. Esto, sumado a su desconexión del sistema mundial de telecomunicaciones financieras SWIFT ha llevado a que otras empresas como Visa y Mastercard hayan bloqueado a estas instituciones de su red de pagos. En la parte de dinero electrónico, empresas como PayPal y Paysera bloquearon las cuentas y los pagos salientes de usuarios de ese país.

Leer más  Nueva York paga traslados voluntarios de migrantes venezolanos a Canadá

Otros sectores clave también se han visto comprometidos. La transnacional suiza de alimentos y bebidas Nestlé cerró esta semana sus seis fábricas en Rusia. Esto no solo afecta sus líneas de leche en polvo y fórmulas para bebés, sino también una multitud de marcas como Nescafé, Nesquik, Kit Kat, Maggi, Häagen-Dazs e incluso comida para mascotas como Purina y Friskas. La empresa también es accionista mayoritaria de otros rubros como los cereales Kelloggs o los cosméticos L’Oreal.

Tiendas cerradas

Las empresas que se han retirado de Rusia tras la invasión a Ucrania
Cientos de personas intentan comprar en una tienda Ikea de San Petersburgo antes de que cierre indefinidamente por las sanciones contra Rusia. Foto: EFE/Anatoly Maltsev

Una de las compañías textiles más grandes de España, Inditex, anunció el 4 de marzo de 2022 la suspensión de todas sus actividades en Rusia. Esto significa el cierre temporal de las 502 tiendas de su propiedad, a la que pertenecen marcas como Zara, Massimo Dutti, Pull & Bear, Bershka y Oysho. Es la tercera cadena de ropa española que toma esta medida, después de Mango y H&M.

Este 5 de marzo, la línea de ropa y calzado deportivo Puma anunció el cierre de sus tiendas, como días atrás hicieron también Nike y Adidas. Por su parte, en ciudades como Moscú y San Petersburgo se vieron largas colas frente a los locales de la cadena sueca de muebles y artículos de hogar Ikea, antes de bajar sus santamarías. La línea de juguetes Lego también cerró su tienda en la capital.

Transporte

Las empresas que se han retirado de Rusia tras la invasión a Ucrania
Foto: Cortesía

Varias empresas automotrices cesaron también sus operaciones en Rusia luego de las sanciones por parte de Occidente. La japonesa Toyota informó el despido de 2.600 trabajadores tras cerrar definitivamente sus fábricas, mientras que las estadounidenses Ford y General Motors (Chevrolet, Cadillac, Buick, entre otras) suspendieron sus exportaciones de vehículos. Otras marcas que también se fueron del país fueron Mitsubishi, Renault, Mercedes-Benz, Harley Davidson, Porsche y Jaguar.

Leer más  Capturaron a cuatro venezolanos señalados como presuntos miembros del Tren de Aragua en Cúcuta: lo que se sabe

Los fabricantes de vehículos aéreos también se sumaron al bloqueo. Con la prohibición por parte de la Unión Europa de vender y arrendar aviones a las aerolíneas rusas, Airbus y Boeing abandonaron el mercado y solicitaron la devolución de sus aviones. Ante esta situación el gobierno ruso ha amenazado con evaluar la posibilidad de nacionalizar la flota de más 400 aviones que ambas empresas poseen allí.

De igual modo, compañías dedicadas al transporte de encomiendas y mercancía como FedEx, Maersk suspendieron sus entregas en el país eslavo. Igualmente, el gigante de las ventas en línea Amazon vetó de su plataforma a todos los vendedores y minoristas rusos.

Tecnología

Las empresas que se han retirado de Rusia tras la invasión a Ucrania
Tienda autorizada de Apple en un centro comercial de Moscú. Foto: Cortesía

Un duro golpe para toda la industria rusa puede venir desde el apartado tecnológico. Microsoft suspendió la venta de sus servicios, lo dejará al país sin acceso a actualizaciones del sistema operativo Windows, así como de los servidores de videojuegos de Xbox. Igualmente, se anunció el bloqueo de los principales medios de comunicación rusos de su servicio de noticias.

Otro desarrollador de software que se va es Adobe. Esto deja afuera su paquete de programas Creative Cloud (Photoshop, Illustrator, InDesign, entre otros), o aplicaciones como Acrobat Reader. En el campo del hardware y la electrónica, desde el 1° de marzo ya no se pueden comprar en línea los productos de Apple, mientras que su plataforma de pagos Apple Pay tendrá limitaciones. Fabricantes como Lenovo y HP también cerraron sus operaciones, mientras que Intel prohibió la venta de sus microchips.

Medios y entretenimiento

Las empresas que se han retirado de Rusia tras la invasión a Ucrania
Foto: Cortesía

En medio del conflicto bélico en Ucrania, varias plataformas electrónicas han tomado medidas para combatir la desinformación y propaganda difundida por el gobierno ruso a través de sus medios de comunicación oficiales. Esto ha llevado a que portales como RT, Sputnik y otras agencias de noticias rusas hayan sido vetadas en plataformas como Twitter. A petición de Estados Unidos y la Unión Europea, la casa matriz Meta tomó medidas similares en Facebook, Instagram y WhatsApp. En represalia, las autoridades rusas bloquearon también el acceso a Twitter y Facebook en su territorio.

Leer más  Terremoto: más de 12.000 muertos en Turquía y Siria

Por su parte, Google también restringe la monetización tanto de estas páginas web, como de sus canales de YouTube. Aunque no los ha bloqueado de su buscador, sí anunció medidas para filtrar contenidos en el servicio de Google News.

Incluso la industria del entretenimiento se ha visto involucrada en las sanciones a Rusia. Uno de los mayores conglomerados mediáticos del mundo, Disney, anunció que no distribuirá en Rusia las próximas películas de su estudio. Esto se extiende también a los estrenos de sus franquicias como Pixar y su reciente obra Turning Red. Esta cinta tampoco estará disponible en el catálogo de Disney+ en ese país. Otras casas productoras como Sony Pictures y Paramount también tomaron medidas similares.

El portal para adultos PornHub fue uno de los primeros sitios web en sancionar al público ruso. Además de bloquear su contenido para ese país, colocó en su lugar un mensaje de apoyo a Ucrania. Por su parte, las plataformas de videojuegos de Playstation y Nintendo dejaron de aceptar el pago de sus servicios en rublos, al igual que Spotify. Otras aplicaciones como Snapchat también dejaron de funcionar en Rusia y Bielorrusia, e incluso la red social china Tik Tok informó que eliminará los videos de usuarios rusos que contengan mensajes de odio o fake news.

Noticias relacionadas