• El hacinamiento, las deficiencias en la infraestructura y la proliferación de enfermedades como tuberculosis y desnutrición en los calabozos policiales y militares fueron registradas por la ONG Una Ventana a la Libertad durante el año 2021

Los calabozos policiales en Venezuela no cuentan con condiciones óptimas para resguardar a los reclusos. Este miércoles 9 de marzo, la Organización Una Ventana a la Libertad (UVL) anunció que durante 2021 murieron al menos 123 personas que se encontraban detenidas en 302 Centros de Detención Preventiva (CDP).

La principal causa de muerte entre los detenidos fueron enfermedades, pues la ONG denunció 95 casos de personas que fallecieron a causa de complicaciones de salud. Otros 15 reclusos perdieron la vida durante enfrentamientos con funcionarios policiales, cuando intentaban capturar a fugados.

Además, cinco detenidos en los centros transitorios murieron a causa de riñas, cuatro en motines, tres por abusos de funcionarios y una persona se suicidó. Las causas de muerte se complementan con el hacinamiento que ocurre en los CDP, pues colabora a que se propaguen enfermedades o que los funcionarios policiales no puedan controlar el recinto por la cantidad de detenidos.

En 2021 hubo un 160 % de hacinamiento en los centros de detención preventiva en Venezuela
Foto: Archivo / Agencia Anadolu.

El total de hacinamiento es de 160,96 %, pues de los 10.310 cupos disponibles en los centros de detención hubo un total de 14.948 hombres y 1.359 mujeres. Desnutrición, tuberculosis y dolores abdominales fueron algunas de las enfermedades registradas durante el primer semestre de 2021, y durante el segundo, se observaron otros ocho tipos distintos de enfermedades. Algunos reclusos tuvieron varias al mismo tiempo, informa la ONG.

“Este informe tiene un punto a destacar, por primera vez el régimen de Maduro aceptó el desastre que se vivía en los centros de detención preventiva y eso lo lleva a crear el 21 de junio de 2021, una comisión para solucionar el problema de caos de los centros de detención preventiva”, señaló el coordinador general de Una Ventana a la Libertad, Carlos Nieto Palma.

El hacinamiento en los centros de detención continúa siendo un problema

UVL reseñó en su informe de este miércoles que, aunque el régimen de Nicolás Maduro ordenó la creación de una Comisión de la Revolución Policial, el hacinamiento sigue siendo uno de los principales problemas en los centros de detención preventiva. Acabar con el hacinamiento era una orden que debía cumplirse en 60 días, pero no fue así de acuerdo con el registro de la ONG.

Leer más  Inflación en junio es la más alta registrada en lo que va del año 2022

“De acuerdo con el subregistro de UVL, 16.595 reclusos están distribuídos en espacios que tienen capacidad para albergar a 10.310 personas por lapsos de 48 horas. Estas cifras demuestran que, hasta el cierre de 2021, el hacinamiento era de 161 %”, se puede leer en el informe.

En 2021 hubo un 160 % de hacinamiento en los centros de detención preventiva en Venezuela
Foto: Cortesía.

La organización agregó que aunque los investigadores de UVL, ubicados en toda Venezuela, confirmaron que con el plan del régimen se lograron liberaciones y traslados a cárceles en algunos calabozos policiales, el hacinamiento sigue siendo un problema debido a la “improvisación”, que sigue sin ser atendido por voceros de Maduro o el ministerio para el régimen Penitenciario.

“La comisión para la reforma del Poder Judicial tampoco pudo, como era de esperar, resolverlo en 6 meses -de junio a diciembre de 2021- y menos aún en los supuestos 60 días en los cuales debía lograrse el fin del hacinamiento en los CDP”, subraya el documento.

¿Cómo viven los reclusos en los centros de detención preventiva?

Además de exponer las cifras, la organización explicó que los centros de detención preventiva viven en una “situación sanitaria repugnante”, en la que los detenidos conviven en espacios mínimos con más de cinco personas, sin ventilación y son mal alimentados. Para UVL las condiciones colaboran para que se propaguen distintas enfermedades y virus, incluyendo el covid-19.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Martes 5 de julio

“La convivencia en estos pequeños espacios mantiene a las personas detenidas enfermas en estrecha cercanía con los sanos. Esto sucede en 66,56 % de los CDP monitoreados y, es también una razón que nos hace preguntarnos si la baja incidencia del covid-19 es real”, reporta la ONG en su 16° informe.

En 2021 hubo un 160 % de hacinamiento en los centros de detención preventiva en Venezuela

De los centros monitoreados, tanto en instituciones policiales como militares, solo 13 calabozos tienen personal médico y 8 tienen personal de enfermería. El estudio que realizó UVL en todo el país registró que 92 % de los reclusos son hombres y 8 % son mujeres. En el informe también se señala que durante 2021 se fugaron 177 personas de CDP, de las cuales solo 45 fueron recapturadas.

Hasta diciembre de 2021, la Comisión Especial para la Reforma del Poder Judicial liberó a 8.591 detenidos y trasladó a centros penitenciarios a 1.858 personas. Es un incremento considerable, tomando en cuenta el antecedente del Plan Cayapa, proyecto con el que se liberó a 518 detenidos y 225 trasladados a otras cárceles hasta el primer trimestre de 2021.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Martes 5 de julio

Los organismos internacionales que se han pronunciado sobre la situación de los calabozos

Distintos organismos se han pronunciado sobre la situación de los CDP. La alta comisionada para los derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, en su informe sobre Venezuela de septiembre de 2021, comentó que su oficina trabajó en la asistencia al Estado para ofrecer recomendaciones asociadas al “hacinamiento y las demoras judiciales”.

En 2021 hubo un 160 % de hacinamiento en los centros de detención preventiva en Venezuela

En el informe de la Comisión de Verificación de los Hechos de la ONU también se estudió el estado del sistema de justicia, en el que trabajan principalmente personas asociadas al régimen. La situación en ese ámbito se extiende en la investigación que lleva a cabo la Corte Penal Internacional (CPI) sobre Venezuela.

Otras de las cifras que reflejan el estado actual de los CDP es el número de extorsiones, que es de 229, el 75,83 % de los calabozos monitoreados. De los centros de detención estudiados, solo 798 detenidos participaron en jornadas de salud.

Una Ventana a la Libertad invitó a las autoridades a atender la situación del hacinamiento y las condiciones de los calabozos, pues no solo influye en los reclusos, sino en el personal que trabaja en los centros transitorios, así como las familias.

Noticias relacionadas