• El ataque al centro de salud se produjo durante un alto al fuego acordado entre Rusia y Ucrania para permitir la apertura de corredores humanitarios

Un total de tres personas muertas y 17 heridos dejó el bombardeo ruso a un hospital en Mariúpol, Ucrania, una ciudad que se ha convertido en blanco de los ataques de Rusia durante la segunda semana de invasión. 

El hecho ha sido considerado como un crimen de guerra y el gobierno de Ucrania aseguró que la avanzada militar rusa ha generado un desastre humanitario en el país. 

Las imágenes de mujeres embarazadas heridas siendo rescatadas por los socorristas han recorrido las redes sociales el miércoles 9 de marzo. Debajo de los escombros también había víctimas del bombardeo que fueron rescatadas por los bomberos. 

Este ataque ocurrió el día en que las delegaciones de negociación de Ucrania y Rusia acordaron un alto al fuego para que entraran en funcionamiento seis corredores humanitarios. Con ello se busca la evacuación de algunas ciudades ucranianas, en medio de la invasión.

El gobierno de la ciudad confirmó el jueves 10 de marzo la muerte de tres personas, incluyendo una niña, durante el bombardeo. 

Reacciones de los gobiernos de Ucrania y Rusia

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, calificó el hecho como una “atrocidad”. 

Leer más  Cuatro países crearán un grupo de trabajo para luchar contra el tráfico de personas en la frontera de México y EE UU

“Hay niños, personas bajo los escombros. ¿Hasta cuándo el mundo será cómplice ignorando el terror? ¡Europeos! No podrán decir que no vieron lo que les pasó a los ucranios, a los residentes de Mariúpol”, dijo el jueves el mandatario a través de sus redes sociales. 

Ante esto, el gobierno de Rusia justificó el ataque al hospital y calificó las denuncias de víctimas civiles muertas y heridas como “chillidos patéticos”. 

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró, sin mostrar pruebas, que el hospital de Mariúpol había sido tomado por militantes radicales ucranianos de extrema derecha y que lo utilizaban como base.

Canciller de Rusia, Sergei Lavrov | EFE

“El edificio había sido tomado desde hace tiempo por el batallón Azov y otros radicales. Todas las mujeres en trabajo de parto, las enfermeras y el personal de apoyo había sido retirado”, dijo Lavrov. 

Repercusión internacional

A pesar de las justificaciones de Rusia, el ataque al hospital de Mariúpol ha sido calificado internacionalmente como un crimen de guerra y ha generado el repudio de la comunidad internacional.

El ministro de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, James Heappey, dijo que el bombardeo en el hospital fue un crimen de guerra, sin importar si fue un objetivo deliberado o un ataque indiscriminado contra una zona urbanizada. 

Leer más  Mataron a un soldado colombiano en una zona fronteriza con Venezuela

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, respaldó que se lleve a cabo una investigación internacional sobre todos los crímenes de guerra ocurridos en la invasión de Rusia a Ucrania. “Los ojos del mundo están puestos en esta guerra y en lo que Rusia ha hecho en términos de esta agresión y estas atrocidades”, dijo Harris desde Polonia. 

El ataque al hospital de Mariúpol no ha sido el único durante la invasión a Ucrania. La Organización Mundial de la Salud (OMS)  ha verificado 26 ataques contra centros sanitarios en Ucrania.

Estos ataques, ocurridos entre el 24 de febrero y el 9 de marzo, han provocado al menos 12 muertos y 34 heridos, según la OMS. 

“La OMS condena enérgicamente estos ataques. Los ataques a la asistencia sanitaria violan el derecho internacional y ponen en peligro vidas. Incluso en tiempos de conflicto, debemos proteger la inviolabilidad y la seguridad de la atención sanitaria, un derecho humano fundamental”, aseveró la organización. 

El portavoz del gobierno de Francia, Gabriel Attal, condenó el 10 de marzo el ataque contra el hospital de Mariúpol como “inhumano e injustificable”. 

“Quiero decir en nombre del gobierno francés que el ataque de Rusia contra el hospital pediátrico de Mariúpol fue inhumano y cobarde. Son mujeres, niños y personal sanitario los que han sido atacados, es injustificable”, dijo en una entrevista con la emisora de radio francesa RTL.

Leer más  Gobierno de Ecuador llegó a un acuerdo con los indígenas para poner fin a las protestas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó que estaba haciendo seguimiento a los “impactantes informes”. 

Foto Cortesía

Desde que inició el asedio en Mariúpol se han registrado 1. 200 habitantes muertos. “Las tropas rusas destruyen deliberadamente y despiadadamente la población civil de Mariúpol”, denunció el gobierno municipal. 

“El bombardeo ruso a un hospital pediátrico es un odioso crimen de guerra”, dijo el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en Twitter.

Ataque a un hospital psiquiátrico

 Las autoridades de la ciudad de Jarkov, en el noreste de Ucrania, denunciaron un ataque contra un hospital psiquiátrico en el que se encontraban pacientes y personal. Así lo aseguró el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tarik Jasarevic, el 11 de marzo. 

“Si esto resultara cierto sería otro ataque contra la sanidad en Ucrania, según estas autoridades. En este lugar concreto había 300 personas, de las cuales unas cincuenta no pueden moverse”, dijo Jasarevic en una comunicación por videollamada desde Leopolis, en el oeste de Ucrania.

Noticias relacionadas