• La Escuela de Ballet Nina Novak informó a través de Instagram sobre el fallecimiento de la fundadora y maestra de danza clásica 

La bailarina polaca Nina Novak murió el martes 15 de marzo a los 94 años de edad, tras dedicar su vida a la interpretación, coreografía y enseñanza del ballet clásico en Venezuela.

“La señora Nina se nos fue, pero siempre estará viva en nuestra memoria y en nuestros corazones. Pensábamos que era infinita y la verdad es que lo es, pues vive en cada salto, cada pirueta y en el pensamiento de todos nosotros”, escribió el personal de la Escuela de Ballet Nina Novak a través de Instagram. 

Novak nació en Varsovia (Polonia) en el año 1927. A temprana edad mostró interés por el ballet clásico y a los 8 años de edad fue admitida en la Escuela de Ballet de la Ópera de Varsovia. 

Foto: Nina Novak / Luisa Himiob

Su formación profesional fue interrumpida debido a los sucesos de la Segunda Guerra Mundial y a la invasión nazi en territorio polaco. La violencia de la guerra tuvo consecuencias fatales para la familia Novak y la artista se vio obligada a huir.

“El 1° de septiembre de 1939 los alemanes atacaron Polonia, Nina se encontraba en plena adolescencia y el nefasto evento marcaría el fin de una vida familiar feliz y productiva y el comiendo de la pesadilla que acabaría con la vida de dos Novak y dispersaba a los demás”, relató la biografa Luisa Himiob en su libro Nina Novak: el ballet, mi vida, mi pasión. 

La guerra 

Nina Novak contó en una de las entrevistas que tuvo con Himiob que estaba en una clase cuando el Ejército alemán comenzó a bombardear la ciudad de Varsovia. 

Leer más  Presentaron la nueva moneda con la imagen del rey Carlos III

“Al darnos cuenta de lo que estaba pasando salimos corriendo. En poco minutos la Ópera de Varsovia estaba en ruinas. No dejé de correr hasta llegar a mi casa”, dijo Novak para el libro. 

La bailarina narró que, en esos primeros días de invasión, las bombas caían día y noche. Aseguró que su hermana, Romana, cuidaba de los heridos que lograron sobrevivir a los ataques en esa parte de Varsovia. 

La familia Novak se escondió en una fábrica de cerveza, debido a que el edificio en el que vivían no tenía un tamaño tan grande para servir como refugio. Aclaró que ella y sus parientes hacían pequeños viajes hasta su hogar para buscar provisiones. 

Con los meses, los nazis tomaron mayor control en Polonia, construyeron los guetos a los que enviaban a la población judía y establecieron un toque de queda estricto en Varsovia. La familia Novak experimentó la primera pérdida entre 1940 y 1941. 

Un día llegó la gestapo a nuestra casa buscando a Józef Novak. Hubo cierta confusión ya que mi padre se llamaba igual que mi hermano aunque todos sabíamos que era a mi hermano a quien buscaban (…) Permaneció encarcelado con el resto de los estudiantes de su colegio hasta que fue deportado a Auschwitz”, recordó. 

Meses después la familia Novak recibió la noticia de que Józef murió en el campo de concentración. 

Leer más  Presentaron la nueva moneda con la imagen del rey Carlos III
Foto: Nina Novak / Luisa Himiob

En 1944 los alemanes evacuaron la ciudad de Varsovia y la familia Novak fue separada. El padre y los dos hermanos de Nina fueron enviados a campos de concentración. Mientras que Nina, su madre y su hermana, Kazimiera fueron trasladadas en varios trenes hasta un campo de trabajo para mujeres y niños en la ciudad de Jena, Alemania. 

Huir de los nazis 

Novak dijo en las entrevistas que mientras estaba en el campo recordó a una bailarina famosa que se interesó en ella antes de que comenzara la guerra. En esa oportunidad decidió escribirle una carta a Zizi Halama, hermana de la bailarina, en la que contó que estaba en un campo de trabajos forzados y creía poder sobrevivir. 

“Al cabo de unas semanas, una de las policías femeninas encargadas de nuestra custodia se acercó y me dijo que pronto quedaría en libertad y podría regresar a Polonia. La carta había llegado y de alguna manera se había negociado mi libertad”, agregó. 

Regresó a Varsovia y luego viajó  y vivió por unos años en Nueva York (Estados Unidos). En 1948 ingresó al Ballet Ruso de Montecarlo hasta que se desintegró en 1950. Cuatro años después la compañía fue recuperada y Novak regresó como solista hasta 1962. 

Foto: Nina Novak / Luisa Himiob

Participó en diversas compañías de ballet por invitaciones especiales y en 1963 se radicó en Venezuela. 

Su vida en Venezuela 

En Caracas se involucró en varias personas del medio cultural venezolano. Conoció a Anna Julia Rojas, quien era directora del Ateneo de Caracas en ese entonces y le cedió un salón para entrenar y progresivamente fundar su escuela de ballet. 

Arturo Uslar Pietri organizó un almuerzo en su casa a fin de presentarme a Lidja Franklin que tenía una prestigiosa escuela de ballet”, mencionó. 
Nina Novak, la bailarina que huyó de la Segunda Guerra Mundial y dejó su huella en Venezuela
Clases de ballet en el Ateneo de Caracas | Foto: Nina Novak / Luisa Himiob

Nina se despidió de los escenarios formalmente en 1984. Un año después, Vicente Nebrada la invitó a formar parte del Ballet Teresa Carreño como directora artística del repertorio clásico durante dos años. 

Leer más  Presentaron la nueva moneda con la imagen del rey Carlos III

Novak participó en la creación del Ballet Clásico de Cámara. Dio clases para la compañía del Ballet Teresa Carreño en varias ocasiones. También dirigió la Escuela de Ballet Nina Novak que pasó a llamarse Ballet de la Mar hasta este 2022 cuando retomó el nombre de su fundadora. 

Nina Novak, la bailarina que huyó de la Segunda Guerra Mundial y dejó su huella en Venezuela
Ballet Clásico de Cámara | Foto: Nina Novak / Luisa Himiob

Para 1993 el Teatro Teresa Carreño le rindió homenaje durante la presentación del ballet Romeo y Julieta. En la gala le entregaron la Orden Francisco de Miranda en su primera clase de parte de la Presidencia de Venezuela. 

En 2009 fue reconocida nuevamente por su labor formando jóvenes talentos en el ballet por la Asamblea Nacional y el Instituto de las Artes Escénicas y Musicales. Recibió el título de Mejor Maestra de Ballet Clásico de Venezuela. El fallecimiento de Novak representa una pérdida para el ámbito cultural venezolano y para el ballet clásico en el mundo. 

Noticias relacionadas