• La restricción a Instagram entró en vigencia el lunes 14 de marzo. La medida del gobierno ruso de limitar las principales redes sociales como Twitter y Facebook evita que las personas en ese país puedan publicar cualquier tipo de contenido

El viernes 11 de marzo las autoridades rusas oficializaron la retirada de Instagram de Rusia: ahora está restringida. La medida buscó limitar comentarios adversos de los usuarios sobre la invasión a Ucrania. Con la misma, el país quedó sin las principales redes sociales, pues el regulador de las telecomunicaciones, Roskomnadzor, previamente suspendió Twitter y Facebook.

Con la retirada de las plataformas, también se cierran las oportunidades de trabajo para los influencers. La norma entró en vigencia el lunes 14 de marzo, cuando las personas que se dedicaban a trabajar con Instagram no podían acceder a la aplicación si no tenían VPN. El acceso limitado a ella impide que estas personas puedan ofrecer publicidad, vender o comunicarse con sus seguidores o clientes.

80 millones de personas, la cifra aproximada de afectados por las restricciones en Rusia según el jefe de Instagram, Adam Mosseri.

Entre lágrimas lamentaron la medida los influencers rusos, pues la restricción no solo impide que se hable sobre la guerra en Ucrania, sino también impide que se comparta cualquier tipo de contenido. “No tengo miedo a admitir que no quiero perderlos”, señaló Olga Buzova a su comunidad en su cuenta en Instagram. Ella es creadora de contenido y tiene 23,3 millones de seguidores.

Leer más  Publicaron lista de sustancias prohibidas en competiciones
Cómo viven los influencers rusos la retirada de Instagram en su país 

“Solo compartí mi vida, mi trabajo y mi alma. No hice todo esto como un trabajo para mí, esto es parte de mi alma. Se siente como una gran parte de mi corazón y me están quitando la vida”, completó Buzova en un video de 7 minutos, quien al igual que muchos otros, costeaba parte de su vida con lo que ganaba produciendo contenido para Instagram.

Las franquicias también se despiden de Rusia

Como medida de apoyo a Ucrania, distintas franquicias, marcas y empresas se han retirado de Rusia de manera parcial o momentánea. Entre algunas de ellas están: McDonalds, KFC, Apple, Starbucks, PayPal, Google, Microsoft, Visa, Mastercard, Zara, Addidas, Nike, Puma, Hu0026amp;M, Airbnb, Ford, General Motors, Coca-Cola, Pepsi y Shell.

Un futuro incierto para los influencers de Rusia

A diferencia de Olga Buzova, hay otras personas de las que sí dependen completamente de lo que crean en Instagram. Karina Nigay es una de ellas, y le dijo a sus 3 millones de seguidores que se encontraba “triste” por la restricción de Instagram en Rusia.

Este es mi trabajo. Imagina que te acaban de despedir por completo del trabajo y no recibes ningún ingreso, pero al mismo tiempo tienes gastos para tu familia, para tu equipo si tienes subordinados, y de repente no tienes nada que hacer”, expresó Nigay, quien dijo que se encontraba en una etapa de “resentimiento”.

Para otros influencers, Instagram era, no solo una plataforma para vender y entretenerse, era también su “alma” y su vida. Como método de evadir la censura, a los usuarios afectados por las restricciones en las redes sociales se les invitó a utilizar plataformas como Telegram o VK, que continúan funcionando.

Leer más  Ana Gabriel recordó durante un concierto que no volverá a Venezuela hasta que “Maduro se vaya”
Cómo viven los influencers rusos la retirada de Instagram en su país 
Karina Nigay, una de las influencers rusas afectadas por el cierre de Instagram

Valeria Chekalina, quien tiene más de 10,5 millones de seguidores en Instagram, fue una de las influencers que decidió migrar a Telegram para poder continuar con su labor de crear contenido. “Para mí, es toda la vida. Es mi alma. Es la única cosa con la que me despierto y me duermo”, dijo una influencer al medio ruso Nexta.

Restringir las redes sociales también afecta la manera en que se cubre el conflicto ruso ucraniano. A pesar de la situación que viven estos jóvenes, distintas personas en redes sociales los han criticado por quejarse en medio de la situación crítica que vive Ucrania, en la que más de 3 millones de personas han huido de la guerra y 690 civiles han muerto debido a la invasión de Rusia. 

Noticias relacionadas