• El economista asegura que existen muchas lagunas acerca de aspectos básicos de la ley lo que dificultará que tanto los comercios como los consumidores comprendan cómo se realizará el cobro

La implementación de la Ley de las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) a partir del lunes 28 de marzo plantea a pocas horas de su puesta en marcha un gran número de incógnitas tanto para los ciudadanos como para las empresas.

Asdrúbal Oliveros, economista y director de la firma Ecoanalítica, apunta a que aún no existe claridad acerca de muchos aspectos de la ley, lo que a su juicio, provocará un caos en los comercios a partir del 28 de marzo.

Por esta razón considera que es bastante factible que durante los primeros días la fiscalización del cumplimiento de este nuevo impuesto será flexible. Esto resultará importante tomando en cuenta que gran parte de los negocios no cuenta con máquinas fiscales que permitan realizar la adecuación al IGTF y por tanto deberán invertir en comprar equipos.

“Hay que tomar en cuenta que hay una gran problemática con el tema de las máquinas fiscales, porque una buena parte de ellas no soporta la actualización de software para incluir el cobro del IGTF. Muchos comercios van a tener que invertir en nuevas máquinas fiscales y los costos de la misma son bastante elevados de cerca de 1.000 dólares y hay comercios que no están en capacidad de hacerlo”, apuntó durante un Instagram Live realizado el viernes 25 de marzo.

https://www.instagram.com/p/CbiwEQYDzwZ/

El economista puso como ejemplo las grandes cadenas de supermercado, las cuales cuentan con un gran número de cajas. En su caso el gasto en comprar nuevos equipos supondrá una inversión que puede llegar a representar varias decenas o cientos de miles de dólares.

Dolarización. 56% de las transacciones en dólares son en efectivo.

Asimismo también se encuentra el problema de lo que califica como lagunas legales dentro de la propia ley. Explica que no existe información detallada acerca de qué ocurrirá con el cobro del impuesto en el caso de mecanismos de pago online como por ejemplo Zelle o PayPal. 

Leer más  La revista Time nombró a Volodímir Zelenski como persona del año

A esto se suma también el tema de los pagos multimoneda, es decir aquellos en los que los ciudadanos cancelan los bienes o servicios haciendo uso tanto de divisas como de bolívares.

“En Venezuela más del 70 % de las transacciones que se realizan se hacen con pagos híbridos dólar-bolívar. Las personas pagan una parte en bolívares y otra en dólares. Acá la pregunta es ¿se paga el impuesto sobre el total de la operación o solamente sobre el monto en dólares?”, cuestiona.

¿Qué tan grande será el impacto del IGFT?

Oliveros plantea que el impacto de la nueva carga tributaria no se sentirá de forma homogénea en todo el país. Argumenta que aquellas ciudades donde la penetración de la dolarización sea mayor, especialmente con transacciones en efectivo, percibirán en mayor medida el recargo en sus operaciones.nn“Las ciudades que se van a ver más afectadas por este impuesto son las que tienen una tasa más alta de uso del dólar. En la isla de Margarita por ejemplo casi 90 % de sus transacciones se realizan en dólares, Maracaibo también tiene unos niveles de dolarización bastante elevados”, indica.nnRecuerda que la ley está dirigida a todas aquellas transacciones realizadas en moneda extranjera por lo que ciudades fronterizas como San Cristóbal donde un gran porcentaje de los pagos se realiza en pesos colombiano también se verán afectadas en mayor medida.n

¿Cómo protegerse del impuesto?

dólares Argentina

Señala que los ciudadanos deben evaluar opciones financieras que los ayuden a minimizar el impacto del impuesto. Afirma que deben encontrar la fórmula de gestión financiera que más se adapte a su realidad y necesidades.

Leer más  Cavidea reportó crecimiento de la producción de 37 % entre enero y octubre

Indicó que una alternativa para evitar pagar el impuesto es recurrir a instrumentos financieros en dólares que al momento de utilizarlos impliquen un desembolso en bolívares. Un ejemplo de ello son las tarjetas internacionales las cuales al utilizarlas en un punto de venta nacional permiten realizar el pago en bolívares.

“Una opción es meter unos dólares en un banco y por esa vía convertirlos a bolívares para hacer los pagos más frecuentes. También pueden utilizar un aplicativo fintech y convertir sus dólares que tiene afuera para tenerlos en una tarjeta prepagada con la que pueda pagar en bolívares. Hay muchas opciones en el mercado”, asegura.

Cuentas en dólares. La banca nacional mantiene actualmente depósitos por unos 600 millones de dólaresn

Oliveros sostiene que las personas más afectadas con el IGTF son aquellas que por su actividad comercial perciben una gran cantidad de dólares en efectivo pues para estas resultará más complejo conseguir soluciones que les permitan colocar su dinero en uno de los instrumentos planteados anteriormente.

Leer más  Conindustria espera que el sector industrial crezca entre 5 % y 7 % en 2023

Comenta que una opción que puede resultar viable para gran parte de la población es realizar depósitos en dólares semanales a cuentas en la banca venezolana. Detalla que la frecuencia puede variar en función de los gastos que pueda tener la persona y aclara que lo más recomendable es no destinar todo el dinero que se tenga a una sola opción pues el mercado es muy volátil y hay que mantenerse protegido en la medida de los posible.

“Yo lo recomiendo semanal, pero a lo mejor a otros les resulta mejor hacerlo quincenal o mensual. Lo importante es tomar en cuenta la proyección de gastos para ir se moviendo sin problemas”, añade.

Recomendaciones

Consumidores

1. Utilizar instrumentos financieros en bolívares, 

2. Hacer uso de tarjetas internacionales al momento de efectuar pagos

3. Analizar cuál es la moneda de dominancia en su economía personal para buscar elementos de protección en caso de necesitarlos

Comerciantes

1. Apoyarse en las recomendaciones que reciban de sus contadores y asesores tributarios.

2. Hacer las adecuaciones necesarias para poder comenzar a cobrar el impuesto lo más pronto posible para evitar fiscalizaciones.

3. Evaluar cuán expuesto se encuentra el comercio para tomar las medidas de seguridad correspondientes

4. Buscar los mecanismos que ofrece la ley para disminuir el impacto del impuesto

Noticias relacionadas