• El dirigente estudiantil opinó para El Diario que la negociación en México entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición “es la mejor oportunidad para que podamos lograr un cambio político en Venezuela”

La última vez que el nombre de David Sosa sonó con fuerza en Venezuela fue el 13 de julio de 2021. Ese día, Jorge Rodríguez, uno de los jerarcas del chavismo, lo involucró en un supuesto plan para generar hechos de violencia en el oeste de Caracas a través del financiamiento de grupos paramilitares apoyados por el gobierno de Colombia. Él, al igual que el resto del país, se enteró por televisión de su presunta relación con esos grupos.

Las pruebas de Rodríguez fueron solo unas capturas de pantalla de supuestas conversaciones de WhastApp, suficientes como para pedirle a la Fiscalía General de la República que emitiera órdenes de capturas en contra de Emilio Graterón, Hasler Iglesias, Gilber Caro y Luis Somaza, todos integrantes de Voluntad Popular (VP) y quienes según la versión de Rodríguez participaron en el plan. Desde entonces, Sosa, presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV), desapareció del mapa público para resguardar su seguridad. Ocho meses después de aquella acusación, el dirigente estudiantil vuelve al ruedo político.

“Rechazo categóricamente cualquier relación con ese caso. En mi vida he conocido a las personas vinculadas a eso. Y, por supuesto, jamás creería que los compañeros de Voluntad Popular están relacionados a una acción de ese tipo”, dice Sosa para El Diario desde la Plaza Bolívar de Chacao, en Caracas. Sobre su ausencia durante estos meses, explica: “Consideré como lo mejor para mí era ser un poco más reservado en mi activismo político. A partir de ahora espero poder seguir activándome políticamente por la democracia y la libertad de mi país”.

Pero más allá de su resguardo de la vida pública, desde aquel 13 de julio varias cosas han cambiado para el dirigente estudiantil. Para empezar, ya no pertenece a VP, luego de que se uniera a otro grupo de más de 100 dirigentes que han renunciado al partido naranja esgrimiendo “un régimen sistemático de faltas y malas prácticas” sin espacios para el debate, el reclamo y la rectificación interna.

David Sosa FCU UCV Federación de Centros Universitarios Voluntad Popular Político El Diario by José Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

—¿Y qué cambió en el país para que decidieras salir? El régimen sigue siendo el mismo.

—Ya he sufrido tres detenciones arbitrarias. Eso es una muestra de que en cualquier momento le puede pasar eso a cualquiera en Venezuela. Sin embargo, creo que se abre una nueva oportunidad de construir espacios de incidencia pública o de unirnos a algún otro espacio que ya esté presente y nuestra perspectiva, de las personas que me acompañaron en la renuncia a Voluntad Popular, es de construcción a largo plazo.

—¿Pero a qué crees que se deben esos nuevos espacios que se abren? ¿Es que el régimen ha cambiado su cara más represiva con los dirigentes políticos?

—Yo no creo realmente que el riesgo de volver a la actividad política haya disminuido. Creo que vuelve a aumentar los riesgos, pero a veces hay que asumirlos si vale la pena. Y yo creo que en este momento vale la pena la posibilidad de discutir en profundidad la política que queremos, los objetivos, los principios y los valores que nos identifican, para poder construir el cambio democrático en nuestro país. 

Leer más  #TeExplicamosLaSemana | Domingo 22 de mayo

—Entonces seguirás en Venezuela.

—Absolutamente. Yo estoy comprometido con este país y voy a seguir acá en los procesos de construcción, de debate y de lucha por la libertad de nuestro país, las veces que sea necesario.

Cambio de partido

Antes de esta entrevista, Sosa había conversado con El Diario en una ocasión: en febrero de 2021, para la entrega de Voluntad Popular de “Los líderes del mañana”, un seriado en el que este medio debatió con los dirigentes juveniles de los principales partidos políticos de Venezuela. Como una de las promesas de VP, Sosa explicó que pertenecía al partido porque “se creó para transformar a Venezuela”. Solo un año después, todo parece haber cambiado.

El martes 22 de marzo, Sosa hizo pública su renuncia en un comunicado conjunto con otros 40 dirigentes juveniles, en la que justifican: “No se puede pretender rescatar las instituciones de Venezuela cuando no cultivas y respetas los mecanismos institucionales dentro de tu propia organización”. Antes de eso, en el mes de febrero, un centenar de militantes de VP en Caracas había renunciado con los mismos argumentos. De hecho, de los ochos jóvenes de VP entrevistados por El Diario para “Los líderes del mañana”, cuatro se fueron del partido.

Desde la dirección juvenil de VP insisten en que es un “pequeño grupo” que dejaron de sentirse identificados con el partido debido a “razones personales”.

David Sosa FCU UCV Federación de Centros Universitarios Voluntad Popular Político El Diario by José Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

“En el partido hace falta mucha más deliberación política sobre los problemas internos y sobre los problemas hacia el país. Y eso es, en mi opinión, algo grave, porque precisamente un partido político funge como una organización interlocutora entre la sociedad y el Estado, y si no hay debate, ¿cómo tú puedes ejercer esa función?”, argumenta Sosa sobre su renuncia. Y agrega: “También ha pasado que se ha alcahueteado fallas menores dentro del partido, pero que deben ser atendidas y no se atienden”.

Aunque crítico, Sosa evita hacer comentarios contra algún dirigente en particular y su discurso dista de ser incendiario. “Los órganos de funcionamiento del partido se han ido deteriorando por muchas razones: tanto por desidia a la hora de responder muchos problemas, como también por la acción directa del régimen”, dice. “Para nadie es un secreto que Voluntad Popular ha sido el enemigo número uno del régimen y es el partido que ha tenido más detenciones arbitrarias”.

—La mayoría de quienes se han ido son jóvenes o personas que vienen de gremios. Es curioso, porque en los años de las protestas quizás eran el valor más importante del partido. ¿Ya no son funcionales para la dirección de Voluntad Popular ahora que no hay manifestaciones?

—No, no lo creo así. Creo que todos los partidos políticos buscan de alguna manera incidir en la sociedad en general y en sus distintas manifestaciones, como lo pueden ser gremios, sindicatos, entre otros. A veces incluso se extralimitan y generan que la sociedad civil tenga un rechazo hacia la participación e intervención de los partidos. Creo que ellos siempre van a querer hacerlo, pero simplemente hay desgaste y el hecho de que un presidente de la FCU como yo, o el compañero Terry Villanueva, que es presidente del centro de estudiantes de la Universidad Alejandro de Humbolt, muestran o evidencian un desgaste hacia su política.

Leer más  Regularización de venezolanos en Colombia: ¿cuándo vence el plazo y cómo registrarse? 

—¿Los veremos en una nueva organización política o crearán alguna plataforma juvenil?

No descarto nada. Vamos a iniciar un proceso de discusión. Lo que sí sabemos es que queremos luchar por la democracia en nuestro país. Queremos construir a largo plazo. Somos jóvenes y sabemos que esto no va a durar para siempre y que en algún momento vamos a poder ser parte de la reconstrucción de nuestro país.

Pero más allá de VP, considera que estas renuncias deben ser una oportunidad para el resto de partidos se renueven profundamente y no solo relegitimen a sus autoridades. En ese sentido, considera que las organizaciones políticas deben abrirse a elecciones internas con distintas candidaturas. «Mientras que las organizaciones políticas no entiedan esto, es muy probable que no vaya a haber libre competencia de ideas y por lo tanto, quizás no solamente queden los mismos que han estado todo este tiempo, sino que quizás incluso las mismas ideas».

Presidencia de la FCU-UCV

Luego de su renuncia a Voluntad Popular, el grupo Viva la UCV emplazó a Sosa a través de Twitter a renunciar a la presidencia de la FCU-UCV. Al respecto, el dirigente estudiantil aseguró que espera incorporarse a sus funciones nuevamente, y que respalda la convocatoria de elecciones para el próximo 25 de mayo.

“Estoy profundamente comprometido con la renovación y la democracia en la UCV. Como presidente de la FCU apoyo y respaldo la convocatoria de elecciones que se dio y que se va a dar para el 25 de mayo de este año. Ya se convocaron, espero que ese sea un proceso que ayude a que el movimiento estudiantil se revitalice. Por supuesto, el presidente de la Federación que salga de esa elección contará con mi apoyo, como lo ha contado cualquier otro presidente de la universidad que promueva una universidad libre, plural y democrática”, dijo.

La partidización del movimiento estudiantil

Contrario a lo que pudiera llegar a pensarse de un dirigente universitario, el discurso de Sosa se aleja de esa llama acaso incendiaria y confrontativa que en algún momento caracterizó al movimiento estudiantil venezolano, protagonista de las multitudinarias manifestaciones de los años 2014, 2017 y 2019.

David Sosa FCU UCV Federación de Centros Universitarios Voluntad Popular Político El Diario by José Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

Como los partidos políticos, la narrativa de buena parte del movimiento estudiantil ha virado hacia la necesidad buscar una salida del conflicto político venezolano a través de un proceso de negociación con el régimen de Nicolás Maduro. En el caso de la lucha estudiantil, ese discurso ha mermado notablemente en las convocatorias a manifestaciones o protestas de calle, ahora prácticamente inexistentes.

“Creo que la mejor oportunidad para que nosotros podamos lograr un cambio político en Venezuela es, sin dudas, la negociación. Toda la academia dice que las transiciones a la democracia más estables y duraderas, y eso es algo que debemos tener claro, han sido producto de procesos de negociación. La mejor oportunidad que tenemos para eso es el proceso de México”, dice.

No obstante, considera que esta debe incluir la inclusión de sectores estudiantiles, gremiales y sociales. Con matices, todavía considera que  se ejerce presión política nacional e internacional para llevar al régimen a ceder en aspectos clave. “Eso no se está haciendo”, asegura.

—¿Por presión interna te refieres a retomar las convocatorias de calle?

—Considero que hay muchos métodos para generarla. La protesta pacífica es uno de ellos. Lo importante es que tiene que haber una estrategia que seleccione los mejores métodos y lo articule con los distintos sectores de la sociedad civil democrática y los partidos políticos, para en conjunto elevar la presión y la inestabilidad del régimen de Nicolás Maduro, obligándolo de esa forma a negociar. Eso también consiste en negociar con sectores moderados de la coalición dominante para planificar una transición a la democracia que contemple costos de salida reducidos, es decir, concesiones a algunos de ellos a cambio de que colaboren con el inicio de esa transición.

—¿No crees que esa etapa de protesta ya se cerró para la mayoría de los venezolanos? En 2014, 2017 y 2019 hubo mucha represión, muchos muertos.

Leer más  Cómo solicitar por primera vez el servicio de Internet ABA de CANTV

—No creo que esa etapa se haya cerrado. Pero tampoco me refiero a ese tipo de protestas. Los posibles movimientos de protesta no violenta que puedan surgir en el futuro, por supuesto tendrán sus características propias. Es cuestión de creatividad y de organización de los distintos sectores para que puedan actuar de manera consensuada. No debe ser diferente en sus parámetros generales: la organización, la unión y la disciplina absoluta de la no violencia. Lo que no podemos hacer es quedarnos de brazos cruzados y no hacer uso de esa herramienta tan necesaria. En ese caso, estaríamos en presencia de un estado generalizado de claudicación.

David Sosa FCU UCV Federación de Centros Universitarios Voluntad Popular Político El Diario by José Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

Con respecto a la desmovilización de la lucha estudiantil en particular, la pandemia del covid-19 ha sido un factor considerable, dice Sosa. “La pandemia asesinó la planificación”, comenta el presidente de la FCU-UCV. Pero los problemas del movimiento estudiantil parecen ser más de fondo que por la pandemia. De hecho, en junio de 2021 la Confederación de Estudiantes de Venezuela (Confev), que preside Sosa, organizó una caminata hacia Caracas desde distintos puntos del país. Aunque se realizó, estuvo lejos de ser una convocatoria multitudinaria como la de años anteriores.

Para Sosa, son dos los motivos que inciden en la desmovilización de la lucha estudiantil con respecto a las generaciones pasadas: la exposición ante los medios de comunicación masivos que el régimen chavista censuró y la falta de autonomía de las universidades. “Para el año 2009, aproximadamente, empieza la política de asfixia presupuestaria a la universidad para disminuir la capacidad de incidencia del movimiento estudiantil en los espacios públicos”, argumenta.

—¿La desmovilización se debe acaso a que la dirigencia política cambió el rumbo y abandonaron la calle? Pareciera que los partidos políticos absorbieron por completo la lucha estudiantil y que no hay agendas separadas.

—Por supuesto ha habido un cambio en la política porque los contextos son muy distintos. La politización de los sectores es natural. El movimiento estudiantil es profundamente político. Lo que no necesariamente debe ser es partidista. Es responsabilidad del movimiento estudiantil saber poner límites.

Yo creo que los partidos políticos deben reflexionar muchas cosas. Tienen que cambiar la manera como se relacionan con la sociedad, incluido los gremios y los sectores estudiantiles. Pero sí creo que los partidos políticos son necesarios, son importantes, hay que fortalecerlos, y espero que este sea un momento para la reflexión. Ojalá con nuestra renuncia se pueda ver reflejado los distintos partidos y pueda haber una oportunidad para ver en qué pueden mejorar.

—¿Entonces sí crees que parte de esa desmovilización se debe a la partidización?

—Pudiera ser una parte de las razones.

Noticias relacionadas