• La medida del retorno a clases presenciales al 100% ya se venía aplicando desde hace meses en colegios privados. Los públicos esperan ir incorporando a toda su matrícula escolar la próxima semana o luego de Semana Santa | Foto: Abrahan Moncada

La decisión del Ejecutivo Nacional de normalizar las clases presenciales en Venezuela no marcha a la misma velocidad en todo el sistema escolar. En el sector privado, por ejemplo, la medida llega tarde, pues desde hace meses trabajan con la matrícula completa. Mientras que en el sector público el panorama es otro, aunque con renuencia en algunos casos, los planteles esperaban el regreso definitivo a las aulas para después de Semana Santa (14 y 15 de abril).

Pese a lo diverso de este retorno, la información oficial desde el Ministerio de Educación, encabezado por Yelitze Santaella, es que el lunes 28 de marzo, 29.103 instituciones en el territorio nacional (entre nacionales, estadales, privadas y municipales) se sumaron de lleno a las clases presenciales diarias. Detrás de estas cifras hay una realidad distinta.

No todos se sumaron

En el Colegio Fe y Alegría Las Mayas el anuncio de Nicolás Maduro de normalizar las clases presenciales fue sorpresivo. Así que el 28 de marzo, aunque fue el día establecido por el Ejecutivo para cumplir con esta medida, el plantel decidió mantener su método y dividir los grupos. La directora de la institución, Lisseth Rojas, comentó que la normalización de las clases será progresiva. Planean empezar esta semana con todos los turnos de preescolar y primer grado para luego ir avanzando hasta tener a toda la matrícula completa en clases (alrededor de 1.300 alumnos entre los dos turnos).

“Ya nosotros hemos estado trabajando en jornadas completas; y tuvimos pruebas piloto con todo el estudiantado en eventos previos, sin descuidar las medidas de bioseguridad”, explicó en entrevista para El Diario.

Para Rojas, la única dificultad de este retorno absoluto, es la adecuación de la atención alimentaria que ofrecen en el colegio y que antes estaba dirigida solo para unos 500 niños y niñas por día, ahora será el doble, por ende habrá un trabajo mayor detrás para el que confiesa, no estaban preparados.

Foto: Abrahan Moncada

Sobre el resto de la dinámica escolar pospandemia, han logrado un avance: permiten los recesos, las clases de Educación Física y en todo el plantel hay un trabajo informativo masivo para que se cumplan las medidas de bioseguridad. De hecho, los alumnos continúan desayunando en sus salones para evitar aglomeraciones sin mascarillas.

El tema de la vacunación contra el covid-19 a los niños es un ítem que, al menos en el Colegio Las Mayas, está pendiente. La directora Rojas reconoce que hay una resistencia por parte de padres y representantes en inmunizar a los más pequeños pese a que ya las autoridades nacionales lo aprobaron.

“Yo siento que la escuela se ha manejado bien con los recursos que tiene, por eso estamos encaminados para ese retorno completo”. dijo.

Foto: Abrahan Moncada

100% presencialidad: una ruta que siguen desde hace meses los colegios privados

En el sector privado este retorno absoluto a clases presenciales llega a destiempo. Desde hace meses ya muchos colegios venían aplicándolo en aras de mejorar los procesos pedagógicos y sociales, tan necesarios para niños niñas y adolescentes.

Clases presenciales
Foto: Abrahan Moncada

El Colegio Integral El Ávila es uno de ellos. Normalizaron la presencialidad hace ya un tiempo. Lo único que agregaron recientemente es la extensión de los horarios hasta las 3:00 pm (anteriormente se mantenía hasta la 1:00 pm). Carlos Cedeño, director de la institución, confiesa que esta decisión demoró por el temor de habilitar el comedor. “No queríamos dar ese paso del almuerzo porque deben quitarse el tapabocas, pero ya decimos darlo, eso sí, con orden y cumpliendo protocolos”, explica.

Clases presenciales
Foto: Abrahan Moncada

En esta institución la matrícula es de 600 estudiantes y el trabajo en pro de lograr mantener a los niños a salvo en medio de la pandemia ha sido “titánico”, según su propio director. Incluso mucho antes de regresar a clases presenciales en octubre de 2021.

Nosotros estamos trabajando con grupos completos desde hace meses. Era insostenible ese modelo (clases online y semipresenciales), le estábamos haciendo mucho daño a nuestros niños. Inicialmente lo hicimos con una jornada escalonada dos días a la semana) teníamos burbujas muy controladas. Eso nos permitió hacer una convocatoria razonable y también aprender nosotros a cómo tratar con los niños en plena pandemia. Para volver 100% hubo toda una historia por detrás que suena fácil pero no lo fue. Tiene un trabajo de fondo titánico”, afirmó.

En las escuelas de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) el regreso total a la presencialidad también se dio con anterioridad. En entrevista previa para El Diario, Fausto Romeo, presidente de la organización, comentó que en muchas de sus instituciones se había dado ese retorno.

Incluso, en el 20% de las instituciones de Fe y Alegría el retorno a la presencialidad absoluta ya era un hecho antes del anuncio del Ejecutivo, esto de acuerdo con Noelbis Aguilar, directora del Programa Escuela de Fe y Alegría, en entrevista para El Diario.

Clases presenciales
Foto: Abrahan Moncada

“Nosotros progresivamente vamos visitando escuelas y evaluando si es factible en algún plantel o si no lo es en otro. Estamos convencidos que es necesario volver a un regreso a clases presenciales seguro. Además estamos enfocados en el tema de la nivelación para lograr que los jóvenes recuperen aprendizaje”, sostuvo.

Deficiencias persisten

No todos los centros educativos optaron por esperar más tiempo antes de decidir sumarse a las indicaciones oficiales. En el liceo La Rinconada, también perteneciente a la red de escuelas de Fe y Alegría, la normalización de la presencialidad comenzó a hacerse efectiva este mismo lunes 28 de marzo, aún en medio de las deficiencias que se escapan de las manos de su directiva.

Clases presenciales

Gioconda Laurens Graffe, directora de la institución, confesó que desde hace meses se estaban preparando para el regreso a clases presenciales diarias. Hasta el 24 de marzo pensaron que la medida se haría efectiva después de Semana Santa, pero luego del anuncio de Nicolás Maduro los planes cambiaron. El 28 de marzo comenzaron todas las secciones de primer, segundo y tercer año de bachillerato. Este martes se integrarán cuarto y quinto año para completar así el regreso absoluto de toda su matrícula (1.200 estudiantes entre los dos turnos)

La UDSE: presencialidad al 100% no es factible

Dentro del sistema escolar público, algunos docentes no recibieron con agrado el retorno absoluto de la presencialidad en las aulas hasta tanto no haya soluciones a las exigencias que han hecho desde hace años (mejores salarios, arreglo de infraestructura escolar, dotación de material de bioseguridad, servicios básicos estables).

Desde la Unidad Democrática del Sector Educativo (UDSE) creen que este llamado clases presenciales diarias es una política de apariencia por parte de la Administración de Maduro para hacer ver que Venezuela normalizó el proceso de enseñanza, aún en pandemia.

“La crisis educativa perdura, no ha habido una política eficaz de financiamiento y recursos a la educación. Así que aún no es factible ese regreso a clases porque las condiciones adversas continúan”, aseguró su coordinadora nacional. Raquel Figuerora en entrevista para El Diario.

Con este retorno completo el liceo dio por terminado la opción de clases online. De acuerdo con la directora del plantel, el trabajo que vendrá ahora estará orientado en la adaptación de los adolescentes a esta etapa definitiva, que además marca el fin de los diversos procesos que vivió el estudiantado con la confirmación de los primeros casos de covid-19 en Venezuela hace dos años.

96% de los planteles sin agua: En una encuesta de la USDE en el arranque de clases presenciales en octubre de 2021, el 96% de las instituciones presentaba fallas con el sumnistro de agua.

“Desde Fe y Alegría el comunicado era comenzar todo el grupo si tenían las condiciones dadas para hacerlo. Nosotros realmente veníamos preparándonos desde hace muchísimo tiempo, solo estábamos esperando que nos cayera la pelota. Ya con la orden decidimos iniciar hoy (28 de marzo) completos”, afirma Laurens Graffe.

Sin embargo, esas condiciones a las que hace referencia Fe y Alegría no están en capacidad de resolverlas a plenitud los planteles, el tema de los servicios básicos es un buen ejemplo. En el liceo La Rinconada falla frecuentemente el servicio eléctrico; por ende también la conexión a Internet, además tres veces por semana no cuentan con agua, deben hacer uso del tanque.

Ahora, con el regreso de todos los alumnos a diario, la duda de Graffe es si el tanque alcanzará para 1.200 estudiantes durante tres días. Esta semana la incógnita es peor: el lunes el plantel quedó sin el servicio. Así que por lo pronto, lo único que es un hecho es el regreso diario del estudiantado a las aulas, no así el suministro regular de agua.

Noticias relacionadas