• La FDA aseguró que la evidencia científica sugiere  que existe cierta disminución de la protección de la vacuna contra el covid-19 con el paso del tiempo, por lo que un segundo refuerzo ayudaría a aumentar los niveles de protección. Foto principal: EFE

La Agencia de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó la aplicación de una cuarta dosis de las vacunas contra el covid-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna para personas mayores de 50 años. 

La FDA anunció a través de un comunicado publicado el 29 de marzo que autorizó la aplicación de una cuarta dosis. Esto debido a que existe evidencia de que una inyección de refuerzo adicional, aplicada cuatro meses después de la última, mejoró la protección contra el covid-19 grave y no se asoció con nuevos problemas de seguridad.

La decisión se concentra principalmente en los beneficios para las personas inmunocomprometidas. La FDA autorizó el segundo refuerzo de Pfizer para los mayores de 12 años que se hayan sometido a un trasplante de órganos y la de Moderna para los mayores de 18 años con el mismo nivel de inmunodepresión.

Vacuna Pfizer | Foto: EFE

Además,  las personas inmunocomprometidas que ya recibieron la cuarta dosis, con la última hace al menos cuatro meses, pueden aplicarse una quinta inyección.

El ente regulador aseguró que la evidencia científica sugiere que  existe cierta disminución de la protección de la vacuna con el paso del tiempo por lo que un segundo refuerzo ayudaría a aumentar los niveles de protección de las personas de mayor riesgo como las personas mayores y los inmunodeprimidos.

Los efectos de una cuarta dosis, administrada después de cuatro meses después de la tercera, se estudiaron en Israel en 700.000 personas. El estudio reveló que la inyección es segura y no existe riesgo.

Tope de respuesta inmune

Un estudio publicado por investigadores israelíes en el New England Journal of Medicine reveló que tres dosis de vacunas de ARN mensajero de la generación actual llegaron al tope en respuesta inmune generada en la población. 

El 15 de marzo, Pfizer y BioNTech solicitaron a la FDA que autorice una dosis de refuerzo adicional. 

Las compañías farmacéuticas presentaron resultados de un estudio realizado en Israel cuando la variante ómicron circulaba ampliamente. 

En el comunicado, las farmacéuticas aseguraron que: “una dosis de refuerzo adicional de la vacuna de ARN mensajero aumenta la inmunogenicidad (la capacidad de provocar una respuesta inmunitaria) y reduce las tasas de infecciones confirmadas y de enfermedades graves”.

Situación en Venezuela

En Venezuela solo se aplican las vacunas rusas Sputnik V y las chinas Sinopharm y Sinovac, además de ensayos con las vacunas cubanas Abdala y Soberana. 

Recientemente, Nicolás Maduro recomendó a la población venezolana aplicarse la vacuna de forma cuatrimestral.  Maduro indicó que una vez completadas las tres primeras dosis del esquema de vacunación, la población deberá aplicarse la vacuna nuevamente cada cuatro meses.

“De ahora en adelante, hasta nuevo aviso, que se descubran medicinas que curen, o hasta que se produzca una vacuna que de inmunidad total al cuerpo por largo tiempo, vamos a tener que vacunarnos cada cuatro meses. Toda la población debe ponerse el refuerzo para seguir con nuestra actividad social y económica”, dijo Maduro durante una jornada en el Palacio de Miraflores el 15 de marzo. 

Foto cortesía

Sin embargo, esto ha sido rechazado por la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) debido a la falta de evidencia científica sobre la efectividad de vacunas recurrentes cada cuatro meses. 

Consideramos que para la fecha no existe suficiente evidencia científica para recomendar, de manera rutinaria, una cuarta o quinta dosis de vacunas en la población. Es inadecuado proponer o establecer una vacunación indefinida de refuerzo cada cuatro meses, sin contar con el correspondiente aval científico o desconociendo la futura necesidad epidemiológica”, señaló en un comunicado de prensa.
Noticias relacionadas