• El economista Asdrúbal Oliveros sostiene que la dependencia de la importación de trigo y maíz podría suponer un problema para el país, tomando en cuenta el conflicto que se desarrolla en Europa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó el informe Perspectivas de la Economía Global en el que abordan las proyecciones económicas para Latinoamérica durante lo que resta de año.

Entre las previsiones del organismo internacional se encuentra el hecho de que la región debería mantener la tendencia alcista en lo que a su producto interno bruto (PIB) se refiere. Esto si bien supone una noticia positiva para los mercados latinoamericanos, viene acompañada de unas proyecciones poco favorables en lo que a inflación se refiere. 

La razón de ello, según explican, viene dada por la guerra en Ucrania, la cual ha tenido un gran impacto en el precio de las materias primas.

En este sentido, el economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, planteó este miércoles 20 de abril que pese a que Venezuela se encuentra relativamente desvinculada de los mercados internacionales, estos efectos se sentirán en la economía nacional, incluida la Canasta Básica.

“En estos últimos años por la imposición de sanciones Venezuela ha quedado de alguna manera aislada de las dinámicas internacionales de las que hablan organismos como el FMI”, indicó.

Durante una entrevista ofrecida al Circuito Éxitos, Oliveros apuntó que un sector donde el aumento de precios debería ser más evidente es el de alimentos. La razón de ello es la gran cantidad de productos de este rubro que importa el país y que forman parte de la Canasta Básica.

Leer más  Descubrieron 76 nuevas tumbas de niños sacrificados por una cultura antigua en Perú

“Venezuela tiene una dependencia importante ligada a la importación de alimentos como trigo o maíz y eso va a tener un impacto en los precios de rubros importantes en la Canasta Básica”, detalló.

Este aumento de precios podría sentirse con mayor fuerza aún debido a que desde hace meses el rubro de alimentos es uno de los que ha experimentado mayor variación.

Oliveros puso como ejemplo de esta situación las estadísticas correspondientes al año 2021, cuando el costo de los alimentos, y de la Canasta Básica, en dólares se incrementó aproximadamente en un 50 %.

Fallas eléctricas

Oliveros comentó que una razón que podría explicar las más recientes fallas eléctricas registradas en el país durante las últimas semanas podrían estar vinculadas con un aumento de la demanda.nnEl motivo de ello sería el mayor dinamismo de la economía, el cual pone una mayor presión sobre el destruido sistema eléctrico nacional que a duras penas puede hacer frente a los requerimientos energéticos del país.n

Servicios Públicos 

Canasta Básica invasión en Ucrania
Foto: EFE

El experto fue cauto con respecto a la situación de los servicios públicos en Venezuela y una posible privatización que permita realizar las inversiones necesarias para recuperar sectores como el de la generación eléctrica.

Leer más  Frontera entre Colombia y Venezuela: los puentes que habilitarán para el paso de vehículos de carga

Explicó que es sumamente complejo que alguna empresa privada o grupo empresarial asuma el control de un servicio público debido a los tiempos que se necesitarían para poder ver un rendimiento de esa inversión.

“Un privado lo que va a pensar es ¿es atractivo el sector eléctrico venezolano? perfecto, yo entro y lo tomo pero ¿cuánto tiempo va a ser necesario para ver el retorno de esa inversión y cuánto tendrían que aumentar las tarifas? La misma lógica se aplica también al agua, el metro, o incluso el servicio de aseo público”, afirmó el economista.

Es por esta razón que expresó que la recuperación de los servicios públicos requiere que se produzca una sinergia entre el sector público y privado. 

Inversión internacional

Canasta Básica venezolana podría registrar incremento de precios como consecuencia de la invasión en Ucrania
Foto cortesía

Oliveros planteó que para que se produzca el trabajo mancomunado entre el sector público y privado es necesario que previamente se logre resolver el problema político que existe en el país actualmente.

Esto, a su juicio, permitirá que Venezuela pueda tener acceso a mecanismos de financiamiento internacional a través de los cuales obtener recursos para poder asumir la tarea de reconstruir el país.

“La capacidad que tenga Venezuela para reconstruir y acceder a fondos internacionales para mejorar la calidad de vida y los servicios públicos dependerá de resolver la crisis política a través de acuerdos”, afirmó.

Latinoamérica

Inversiones en Latinoamérica
Foto cortesía

El informe del FMI proyecta que Latinoamérica al cierre de 2022 experimentará un crecimiento de 2,5 %, cifra que prevén se repita durante el año 2023. Sostienen que los efectos económicos negativos generados por la guerra en Ucrania tendrán un mayor impacto en países con bajos ingresos como Suramérica.

Leer más  Twitch reducirá las comisiones de los creadores de contenido: ¿a qué se debe la medida?

“El encarecimiento de las materias primas provocado por la guerra y la ampliación de las presiones de precios se han traducido en una inflación proyectada para 2022 de 5,7 % en las economías avanzadas y de 8,7 % en las economías de mercados emergentes y en desarrollo; o sea, 1,8 % y 2,8 % más que lo proyectado en enero”, refiere el informe del FMI.

Destacan que comparativamente las últimas proyecciones son significativamente menos alentadoras que las últimas publicadas el pasado mes de enero, cuando no se vislumbraba un conflicto armado en Ucrania como el que se está registrando hoy en día.

Afirman que la economía mundial se encontraba en una ruta que permitiría en poco tiempo dejar atrás los problemas causados por la pandemia de covid-19, sin embargo, lo ocurrido en Ucrania, en conjunto con los continuos confinamientos ordenados por China han generado que la recuperación se paralice.

“La guerra se suma a la serie de shocks de oferta que sacudieron a la economía mundial en el curso de la pandemia, contribuyendo a situaciones de escasez más allá del sector energético y el agrícola”, concluyen desde el organismo internacional.

Noticias relacionadas